Tienda > Muebles > Salones >
Sofás
Tienda > Muebles > Salones >
Sofás
sofá terciopelo Rocco
Tiendas On
sofá terciopelo Rocco
623,00 €
sofá 3 plazas Milchbar
Tiendas On
sofá 3 plazas Milchbar
1.759,00 €
Sofa estilo escandinavo Danubio 2 plazas tela roja
Menzzo
Sofa estilo escandinavo Danubio 2 plazas tela roja
295,00 €
Sofa estilo escandinavo Danubio 2 plazas tela turquesa
Menzzo
Sofa estilo escandinavo Danubio 2 plazas tela turquesa
295,00 €
Sofa Chaise longue cama nordico Vanny, tela beige
Menzzo
Sofa Chaise longue cama nordico Vanny, tela beige
399,00 €
Sofa Chaise longue cama nordico Vanny, tela gris
Menzzo
Sofa Chaise longue cama nordico Vanny, tela gris
399,00 €
vidaXL Sofá gris claro 3 plazas de tela
vidaXL
vidaXL Sofá gris claro 3 plazas de tela
223,99 €
sofá  Vinny vintage
Tiendas On
sofá Vinny vintage
629,40 €
sofá cama terciopelo Splitback
Tiendas On
sofá cama terciopelo Splitback
1.400,40 €
sofá cama Dublexo
Tiendas On
sofá cama Dublexo
1.059,30 €
sofá cama Frigga
Tiendas On
sofá cama Frigga
1.138,50 €
sofá Rox blue
Tiendas On
sofá Rox blue
2.199,00 €

El sofá es, desde luego, una de las partes más importantes de nuestro salón. Es un lugar de descanso y reflexión, donde poder leer el periódico o sentar a las visitas que recibimos. Sin embargo, no es siempre fácil elegir el correcto, muchas veces nos parece una misión imposible.  ¡Hay tanto donde escoger!

La comodidad es sin duda el factor más importante a la hora de tomar la decisión, pero estéticamente también nos tiene que convencer. En homify te ayudamos en tu búsqueda.

Tipos de sofás

En L

Los sofás en L son la mejor opción para los salones cuadrados, puesto que hacen que el espacio fluya mejor.

Rinconeros

Son parecidos a los de en forma de L, pero esta es una versión más pequeña, por lo que será perfecta si tienes poco espacio. Si tienes familia numerosa no te preocupes, las rinconeras también puedes sentar a bastantes personas.

Ergonómico

Esta es la mejor opción si lo que buscas es comodidad, tanto si lo necesitas por tu salud o por si te gustan.

Si tienes problemas de espalda o tienes que pasar mucho tiempo sentado estos sofás te darán la comodidad que necesitas. Se pueden reclinar, deslizar y podrás encontrarlos en diferentes formas.

Chaise Lounge

Es una mezcla entre sofá y cama, con él podrás recostarte fácilmente. Muchos sofás en L tienen chaise lounge en una parte.

En línea

Este modelo es el básico, puedes encontrarlo de dos o tres plazas. Es el tipo más común, por lo que encontrarás infinidad de tejidos y estampados.

¿Cómo elegir mi sofá ideal?

Lo primero que debes hacer antes de comprar tu sofá es tener tres datos necesarios: cuántas personas lo usarán diariamente, cuánto mide tu salón y cómo está distribuido.

Si tienes una gran familia o muchos amigos a los que quieres invitar a casa lo mejor es un sofá que tenga un fácil mantenimiento, como de algodón o piel. Si no tienes mucho espacio en el salón lo mejor es uno en forma de L colocado en la pared. Por el contrario, si tienes un espacio más grande puedes colocarlos en U o paralelos.

Debes también tener en cuenta el largo; para calcularlo mide la pared en la que lo quieres poner y resta 90 cm, así te asegurarás de poder poner una mesita de centro y que no quede muy apretado. En el caso de que tengas muy poco espacio puedes decantarte por uno de dos plazas o un chaise longue porque, si no, sobrecargararás demasiado tu salón.

Un sofá de dos plazas mide entre 1,50 m a 1,90 m y uno de tres plazas de 2 m a 2,50 m. De cuatro o cinco plazas solo los recomendamos si tienes un salón muy amplio de más de 40 metros cuadrados.

El estilo del sofá que elijas, deberá ajustarse con la decoración de esa estancia. Si no te quieres arriesgar, el estilo convencional y clásico no pasará nunca de moda, pero si te atreves con algo más moderno existen miles de opciones que pueden gustarte.

Variedad de materiales a elegir

Piel

Aporta elegancia al ambiente y calidez. Si estás decorando una zona de lectura o una sala de reuniones esta será sin duda la mejor elección. Otro punto a favor, es que es fácil de limpiar simplemente con un paño con agua, por lo que su duración en el tiempo será mayor.  

Aunque suelen ser muy cómodos, es un material que no transpira bien por lo si vives en una zona cálida esta no sería la mejor opción. Además, tendrías que tener especial cuidado con el mantenimiento, pues la luz del sol puede dañarlo. Por último, la piel es uno de los materiales más caros. Sin embargo, si buscas ese toque de elegancia y te lo puedes permitir deberás contar con tejido sin dudarlo.

Polipiel

Es sintético al 100% y aunque imita a la piel no nos ofrece sus prestaciones. Se utiliza mucho debido a su precio y al principio ofrece una buena apariencia, que sin embargo va perdiendo con el tiempo.

Chenilla

Este tejido es una mezcla de poliéster, algodón y acrílicos. Tiene un tacto muy agradable, gracias a su acabado aterciopelado. Además, al estar compuesto por fibras sintéticas y naturales se arruga menos.  Por su fantástica relación calidad precio es actualmente una de las telas más demandadas y populares.

Algodón

Es un tejido natural muy elástico que no se deforma con facilidad. Aportará a tu salón un look fresco y natural. Otra ventaja es que encontrarás toda clase de colores y estampados por lo que podrás elegir el que más se adapte a tu estilo y decoración. Es una tela perfecta para zonas cálidas. Uno de los pocos inconvenientes que tiene es que es un tejido que tiende a arrugarse, pero esto aportará naturalidad.

¿En qué lugar de mi salón debo colocar el sofá?

Lo ideal es apoyarlo en una de las paredes desde donde se vea todo el salón. La distribución de los muebles es imprescindible para poder disfrutar de la estancia y siempre las mayores dudas son al colocar la televisión y el sofá y uno está relacionado con el otro. Para la televisión hay que buscar un lugar que no haya mucha claridad, es siempre mejor a contraluz. Si tu salón es grande, no lo coloques a más de 1,5 metros de la televisión.

Sofás-cama: un ejemplo de funcionalidad

Con ellos puedes ahorrar dinero y espacio (a partir de 200 euros puedes conseguir uno) y estar siempre preparado por si te surgen invitados inesperados.

Los modelos han mejorado mucho (ahora se abren fácilmente) y existen una gran variedad de colores y de estilos por lo que podrás encontrar el mejor para ti. En algunos de ellos incluso puedes elegir el tipo de colchón para conseguir una mayor comodidad.

Puedes encontrarlos con espacio de almacenaje incorporado, que será perfecto para que guardes la ropa de cama. Esta es la mejor opción también si tienes un estudio y no quieres que la cama se vea o porque no tienes espacio suficiente.