Spa de estilo ecléctico de SAFRANOW

Sauna

Sauna

Encuentra las mejores ideas de diseño y decoración para tu sauna. Inspírate con imágenes de baños turcos y saunas finlandesas y contacta al mejor experto según tus necesidades y presupuesto.
Encuentra las mejores ideas de diseño y decoración para tu sauna. Inspírate con imágenes de baños turcos y saunas finlandesas y contacta al mejor experto según tus necesidades y presupuesto.

Hasta hace poco, para poder disfrutar de los beneficios de una sauna había que desplazarse a un centro de spa o a un gimnasio; no obstante, en la actualidad cada vez más propietarios se lanzan a instalar este pequeño espacio en sus viviendas con el fin de sacarle el máximo provecho desde la comodidad del hogar. Si te gustaría incluir una sauna en el proyecto de construcción de tu casa, añadirla a tu propiedad ya construida o renovar parte de tu espacio para convertirlo en una, a continuación te ofrecemos información que puede ayudarte.

¿Qué tipos de sauna existen?

La primera decisión que tendrás que tomar es respecto al tipo de sauna que vas a instalar en tu hogar. En principio, puede ser de tres tipos: 

Finlandesa: un sistema de resistencias eléctricas calienta las piedras, que desprenden calor seco. La temperatura alcanza los 80ºC o 90ºC y se genera una humedad relativa inferior al 20%. 

Húmeda o baño turco: se vierte el agua mediante un calderín y sale en forma de vapor. La temperatura puede alcanzar los 70ºC con una humedad relativa del 90%. 

Por infrarrojos: las resistencias eléctricas producen rayos por infrarrojos que calientan los tejidos del cuerpo con un calor totalmente seco; se trata de una sensación muy similar a la finlandesa, aunque solo se alcanzan hasta 50ºC.

Asimismo, las cabinas de sauna tienen distintas formas entre las que tendrás que elegir en función del espacio en el que las instales y el número de personas que vaya a utilizarla: pueden ser cuadradas, octogonales, rectangulares o construidas a medida.

¿Dónde puedo instalar una sauna en casa?

Si dispones de una buena amplitud de espacios en tu propiedad, no te resultará difícil encontrar un buen sitio. Si tienes una piscina climatizada, puedes colocar la cabina en el mismo recinto, junto con unas tumbonas y unas mesitas bajas para relajarse entre el baño y la sesión de calor. Por otro lado, el jardín o el patio también resultan un buen lugar, sobre todo si añades cristaleras a la cabina y puedes disfrutar de las vistas exteriores mientras te relajas en la sauna. También puedes ubicarla en la terraza junto a un jacuzzi.

¿Cuáles son los beneficios de la sauna?

Esta te ofrece una serie de beneficios saludables y estéticos: abre los poros y limpia las impurezas de la piel, alivia dolores de las articulaciones y problemas respiratorios, ayuda a recuperar los músculos tras el ejercicio intenso, facilita la sudoración y la pérdida de grasa… ¡y todo esto desde la comodidad de tu casa!

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!