bellafilarquitectes

bellafilarquitectes

bellafilarquitectes
bellafilarquitectes
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

Casa S1

El año 2011 recibimos el encargo de proyectar una residencia de verano en Camallera (Girona) con un extenso programa habitacional que debía permitir la cohabitación de tres generaciones de una misma familia: La madre y promotora, sus cuatro hijos y sus parejas y los nietos habidos y por haber.

Nos emplazamos a las afueras del pueblo, en una vasta parcela rústica  de 1 ha. coronada por una franja arbolada que separa el camino de acceso del interior de la finca. Ésta se ve flanqueada por canales de riego que definen los límites del terreno y que discurren por una suave pendiente descendente y que durante años han dado sustento a varios robles centenarios que  ofrecen lugares de recogimiento y sombra en al prado que rodea la vivienda. 

Con una normativa muy restrictiva en cuanto a volumen edificable y que condiciona sustancialmente el carácter formal de la casa (fachadas de piedra, cubierta inclinada a dos aguas acabada con teja árabe, edificación en planta baja con un máximo de 250m2 y un aprovechamiento  bajocubierta de hasta 50m2),  planteamos una estructura dividida en dos zonas unidas por un porche cerrado donde está el comedor y que se erige como  principal espacio de relación de la vivienda.  Esta zonificación responde a dos programas diferentes y complementarios.

A un lado, en planta baja, el dormitorio que contiene las habitaciones y baños de los hijos y nietos y que se abre por sectores a medida que se ocupa la casa. Al otro la casa-madre, con la cubierta a una agua, que gana altura hasta generar una segunda planta que contiene el estudio y un mirador, único lugar que permite ver más allá de la propia finca. En la planta baja se concreta el resto del programa colectivo con la cocina, el salón, la sala de juegos y un dormitorio con baño. Éste cuerpo puede ser ocupado dejando el resto de la casa cerrada y racionalizando el uso del conjunto de la  vivienda que por sus características programáticas debe poder adaptarse al número de ocupantes y optimizar su mantenimiento para ser sostenible. 

La sala comedor, ademas de unir las dos partes de la casa, relaciona los dos espacios exteriores intra-muros que completan el conjunto edificado:

El patio norte, se cierra con una tapia de 2m de altura que protege la cocina y el comedor de la tramuntana, viento dominante en l'Empordà y otro, la terraza que acompaña en paralelo la fachada sur,  permitiendo a los dormitorios gozar de vistas sobre la propia finca a la vez que genera un espacio de seguridad respecto del entorno ya que se encuentra ligeramente elevado gracias al desnivel que propicia la ligera pendiente del terreno.

Al sur de la casa se encuentra la piscina sobre una plataforma de piedra calcarea que subralla la vista hacia el prado que se aleja entre encinas y tilos.

Admin-Area