La Mano Derecha estudio

Blau, cafe i habitaciones

Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire gamberro, sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

Dimensiones totales
280 m² (Área)
Lugar
Cullera
Precio total
1 €
  • acceso La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    acceso

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • fachada La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    fachada

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • cafeteria La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    cafeteria

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • mobiliario La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    mobiliario

    Libros de ideas del editor con esta foto
    Libros de ideas: 2
    ["ES"] [Published] 20 ideas para actualizar la decoración de tus paredes con cuadros
    ["ES"] [Published] Cómo conseguir una decoración de interiores vintage en 15 pasos

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • vista La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    vista

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • zona de asientos La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    zona de asientos

    Libros de ideas del editor con esta foto
    Libros de ideas: 1
    ["ES"] [Published] 20 ideas para actualizar la decoración de tus paredes con cuadros

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.

  • zona modernista La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    zona modernista

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.​

  • acceso La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    acceso

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.​

  • acceso La Mano Derecha estudio Bares y clubs de estilo ecléctico

    acceso

    Ubicado en el Paseo principal de la ciudad de Cullera, la distribución de la cafetería se dispuso de tal forma que los asientos formasen una extensión de éste, como cuando la gente de los pueblos sacaba las sillas a la calle y veía a sus vecinos pasar, produciendo así una especie de pasarela para ver y ser visto.​El espacio dividido visualmente en dos zonas, una primera, en el acceso, conservaría ese sabor burgués de una época anterior, respetando la pre-existencia del edificio e incorporando nuevos elementos de diseño muy sutiles como son los asientos, en convivencia con otros elementos recuperados, como la antigua barandilla de la escalera, ahora situada en el frontal de la barra, el piano o las bombillas Edison en suspensión por todo el espacio. Para la segunda zona proyectamos un cierto aire "gamberro", sus paredes se revistieron de una piel de ladrillo de barro de factura artesanal empolvado de blanco, para conseguir como si hubiera estado ahí siempre. Enfrentada a ésta, la partición de la zona de servicio a la zona pública se dejó sin enlucir y pintada de blanco en la cual se tatuó un grafitti. La entrada de luz cenital durante el día, se consiguió a través de la construcción de un lucernario a mitad de esta zona, inundando el espacio de luz. Esta extraña mezcla de revestimientos y detalles constructivos junto con una muy pensada selección de mobiliario, asientos, textiles y cuadros, produce la sensación de un cajón de sastre donde la calidez y la sorpresa te invaden continuamente.​

Admin-Area