Ventanas de aluminio y ventanas de PVC de Central Multiservicios | homify
Central Multiservicios

Central Multiservicios

Central Multiservicios
Central Multiservicios
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

Ventanas de aluminio y ventanas de PVC

Cuando vamos a instalar ventanas, una de las principales dudas es si colocamos las ventanas de Aluminio o las ventanas de PVC en casa. Este es uno de los eternos dilemas que se tienen en muchos lugares. Durante mucho tiempo, se pensó que la mejor opción era el aluminio y casi todo se llevaba a cabo en este tipo de material, sin embargo, hoy en día no se podría decir a ciencia cierta que opción es la mejor.

Si nos remontamos 10 años atrás podremos recordar la leyenda de que el PVC era tóxico o que incluso no era una buena opción porque con el paso de los años se volvía mucho más amarillo o se decoloraba con el sol.

A dia de hoy, ya se sabe que esto no era cierto y que en realidad, el PVC es uno de los mejores materiales del mercado en lo que se refiere a las ventanas. Ventajas de la carpintería de PVC Gracias al PVC, se mejoran las prestaciones de aislamiento y se ahorra mucho más en todo lo relacionado con la calefacción. Además, garantiza de forma completa el aislamiento de las zonas. No genera condensación y tampoco da sensación de frio cuando se produce contacto, como si pasa con otros materiales como el aluminio. El PVC es 3 veces más aislante que el aluminio y además, permite la insonorización al reducir la contaminación acústica que se genera por el ruido ambiental. Este material es muy resistente al frío, por lo que se vuelve un material perfecto para las zonas frías, pero en climas demasiado extremos, pueden llegar a verse algunas deformaciones. El PVC cuenta con un mantenimiento muy fácil y dura muchos años. Además, no necesita ningún tipo de tratamiento para poder preservarlo y solamente se debe lavar con agua y jabón para evitar que se pueda estropear de alguna manera. EL PVC se puede conseguir en una amplia gama de colores, pero los más utilizados son el blanco y el beige. Hoy en día, el PVC se recicla y en caso de que se cree un incendio se extingue hasta que se acaba la fuente de calor. Sin embargo, uno de los principales problemas con el PVC es su precio, ya que es más caro, sin embargo, a la larga sale más baratos.

Empresa de reformas Málaga

Admin-Area