Déjate seducir por el diseño de estas mesas de escritorio

Karen Ayerve Karen Ayerve
Loading admin actions …

Es el mueble estrella de cualquier zona de trabajo y casi un insustituible para quienes demandamos una zona al servicio del estudio. Hablamos por supuesto de la mesa de escritorio. En casa o en el trabajo, es el mueble con el que más horas pasamos conectamos durante todo el día, por lo que vale la pena dedicarle especial atención a nuestra elección. Para empezar, un escritorio debe ser ante todo funcional y práctico: ¿somos de los que hacemos de nuestra mesa, un triángulo de las bermudas entre tanto papel y pluma? O, de lo contrario, ¿preferimos un espacio pequeño pero lo suficientemente cómodo para instalar nuestro portátil? Una vez decidido el uso que le vamos a dar, llegó la hora de fijarse en el diseño. Y aquí, como no podía ser de otra manera, la regla de oro reza que no debe desentonar con el resto de decoración que se ha elegido para el espacio. 

Sean cuáles sean tus necesidades, en homify hemos encontrado 10 diseños que se adaptan a la estética de cualquier habitación y a los gustos personales. Porque podremos prescindir de una estantería decorativa, pero jamás de un escritorio.

Ahora escritorio, ahora tocador

BATIK: Estudio de estilo  de Versat
Versat

BATIK

Versat

Empezamos nuestro recorrido con un funcional diseño firmado por la casa española Versat. Las líneas rectas y discretas de su estructura son toda una declaración de intenciones al más puro estilo minimalista. Y es que ese tablero en madera lacada está para lo que está: sostener objetos y trabajar en la función que le hemos adjudicado. Ahora bien, su intención de pasar desapercibido se desvanece cuando prestamos atención a la forma en cruz en la que acaban sus patas. Una estructura fuera de lo común que nos permite transformar esta aparente mesa de escritorio, en un improvisado tocador, según se tercie.

Almacenando una pequeña papelería

Más allá de cumplir con sus esenciales, el diseño de un escritorio también puede incluir ciertos detalles que lo conviertan en una pieza más funcional aún si cabe. Por ejemplo, incorporando una zona extra de almacenamiento justo donde acaba la mesa, tal y como hace el diseño de la fotografía. Muy práctico si eres de los que tiende a acumular post-its como quien acumula los apuntes de tareas pasadas, o simplemente si eres de los que prefiere montarse su propia papelería alrededor del escritorio. En cualquier caso, hablamos de un diseño que materializa la elegancia y confort en un solo mueble. 

Algo más que diseño

Project: Estudio de estilo  de ANGEL CERDA

Que la madera haya sido siempre la gran protagonista en el diseño de muebles, no significa que con ella se agoten todas las combinaciones posibles. Y como ejemplo, nuestra siguiente propuesta, en la que se combina la madera chapada con laterales de cristal templado y dos tableros lacados en blanco. Aquí los detalles no se dejan al servicio de la improvisación, sino más bien actúan para mantener el equilibrio estético en este diseño, que mire por donde se mire, desprende sofisticación.

Un toque ecológico

Troy: Estudio de estilo  de Marta Conde

Y como en el mundo del diseño existen propuestas para todos los gustos, no podía falta una dedicada a los amantes de los productos reciclados. Éste, en concreto, está fabricado con madera de arce 100% reciclada a la que se le ha añadido, a modo de contraste, un tablero liso en color blanco. Un diseño de aspecto nórdico, que juega con la sutileza y delicadeza de sus formas para romper las reglas del escritorio clásico de piernas rectas. Una alternativa original que aportará ese toque fresco e innovador dentro de tu habitación. 

Escritorios en crudo

Conseguir que la madera quedé bien allí donde se la coloque no ocurre por arte de magia, sino más bien por el arte del diseño. O dicho de otra manera, a la madera hay que saber utilizarla y decorarla de tal forma que entre en armonía con el resto de elementos decorativos. Por ejemplo, si los colores predominantes son los tonos pasteles y el estilo sigue una la línea shabby chic, la madera en crudo puede ser una buena opción para nuestros muebles. Nada de recargar espacios visualmente, así que un tablero y un par de cajoneras a los extremos del escritorio es todo lo que necesitamos para amueblar nuestro espacio de trabajo.

Diseños que ante todo, son funcionales

Como bien dijimos al principio de nuestro post, la estructura de un escritorio está estrechamente relacionada con el lugar donde pensamos colocarlo así como la complejidad de las tareas que vayamos a realizar sobre él. Por ejemplo, para un dormitorio de dimensiones algo reducidas, es preferible elegir un escritorio de líneas sencillas, una mesa donde colocar tu portátil y organizar en pequeños cajones lo que necesites a mano. Aquí prima la funcionalidad, por encima de cualquier otro aspecto.

Volviendo a los orígenes

Pero volvamos a lo más tradicional, al diseño de escritorios que siempre suman un par de cajoneras para quienes buscan la funcionalidad de este mueble sin necesidad de arriesgar. Una opción apta para todo tipo de bolsillos y divertida, ya que podemos elegir añadirles color a nuestro gusto. Este tipo de estructuras permiten además aprovechar como zona de apoyo el travesaño que atraviesa las dos patas libres, en caso de que la silla -o taburete- que elijamos no incluya uno en su diseño.

Escritorios plegables

Estudio de estilo  de mebel4u
mebel4u

Biurko ruchome składane do komody MARCO

mebel4u

La idea del clásico escritorio con un tablero y cuatro patas, se ha reinventado a sí misma para dar resultados tan singulares como el diseño de la fotografía. En este nuevo concepto vanguardista la mesa del escritorio se convierte en toda una pieza versátil ajustable a las necesidades de quien trabaje a su vera. Y para cuando el espacio del tablero se nos quede algo pequeño, contamos con una práctica cajonera-aparador en la que organizar nuestra particular librería. ¿Se puede pedir más?

Tablero en media luna

Estudio de estilo  de Rupert Bevan Ltd
Rupert Bevan Ltd

Art Deco Vellum Desk

Rupert Bevan Ltd

A veces, introducir pequeños cambios en el diseño convencional de un escritorio es todo lo que necesitamos para hacer de él una pieza llena de carácter. El de la imagen está inspirado en la cara más seria del Art Decó, dejando de lado cualquier excentricidad con la que se suele asociar este estilo. Y para organizar todas tus notas y herramientas de trabajo, incorpora cajones por partida doble en ambos extremos del escritorio. Su tablero de media luna, lo convierte en una opción elegante para despachos o zonas de trabajo donde este mueble no deba ir necesariamente junto a la pared. 

La delicadeza de las curvas

Estudio de estilo  de dammuebles
dammuebles

Escritorio modelo GOOGLE

dammuebles

Y ya puestos a incluir formas redondas, entonces hacerlo a lo grande. El diseño de nuestra última sugerencia es en sí un homenaje a estas líneas delicadas y sutiles, que en esta ocasión se presentan en forma de un diseño futurista. Las cajoneras en madera son el único detalle que se atreve a destacar a modo de contraste, y en la misma línea, la pequeña intersección circular en el centro inferior del escritorio se convierte en una fuente de almacenamiento extra. Un diseño que hace del escritorio algo más que un mueble sobre el que colocar objetos.

Casi tan importante como elegir nuestra mesa de escritorio, es acertar con el diseño de la silla. El zipi y zape de la decoración van de la mano cuando queremos lograr un espacio de trabajo agradable, y sobre todo cómodo. Aquí podrás encontrar algunas de las propuestas que nuestros expertos nos traen.

¿Qué mesa se adapta mejor a tu espacio de trabajo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!