Casas de estilo  de Célia Orlandi por Ato em Arte

Una casita en el campo que a todos nos gustaría tener

homify.es homify.es
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

¿Quién no ha soñado alguna vez, o muchas veces, con ser el o la propietaria de una casita de campo donde pasar los fines de semana y desconectar del día a día? Este libro de ideas se lo dedicamos a todos aquellos soñadores deseosos de tener una casa de campo encantadora y perfecta como la que os mostraremos a continuación.

Se trata de una vivienda localizada en las afueras de Sao Paulo, en Brasil. Los arquitectos Celia Orlandi Por Ato em Arte fueron los responsables de diseñarla y crear un hogar en su interior. El resultado es una casita de una sola planta con todo lo necesario para relajarse de manera cómoda y en pleno contacto con la naturaleza. ¡Vamos a verla!

Una casa bonita y muy bien rodeada

La casita de campo aparece rodeada de naturaleza en esta primera fotografía. Sus dimensiones no son muy grandes, sin embargo, su forma y los detalles como el porche acristalado crean un lugar encantador. Rodeada de arbustos, de árboles y con una fabulosa vista al mar, este proyecto tenía el objetivo de crear un diseño cómodo en el interior pero sin descuidar el exterior. Sus inquilinos disfrutarán al máximo del paisaje.

Una combinación de colores encantadora

La fachada principal parece sacada de un cuento y nos transmite cierto aire colonial en Brasil: superficies de ladrillo de color terracota, tejado a dos aguas cubierto de tejas de barro, carpinterías y contraventanas de madera, y una combinación de colores encantadora. Con esta fotografía nos hacemos una idea del encanto que se esconde detrás. Vamos a descubrirlo poco a poco…

Espacios exteriores

A un lado de la puerta principal se encuentra el porche cubierto y terraza abierta al exterior. Este espacio exterior fue diseñado para disfrutar del hermoso paisaje natural que rodea la casita de campo. Ladrillo, madera, piedra, metal y cristal son los principales elementos de la construcción. En cuanto a los colores, encontramos el terracota, el blanco y el azul también en este espacio. 

¡Por fin dentro!

El porche acristalado del que os venimos hablando en las primeras fotografías, es en realidad el espacio que acoge el comedor y la cocina. La amplia cristalera conforma las ventanas y las paredes de esta estancia. Estos muros de vidrio introducen luz natural en el interior de la vivienda consiguiendo una mayor amplitud. Además consiguen que el diálogo entre el exterior y el interior sea continuo. 

El salón

De la cocina-comedor pasamos al salón en el que nos encontramos este coqueto rincón con una chimenea. , donde vemos un rincóncito muy agradable y acogedor. Las paredes en tonos crema han sido pintadas con cierto efecto de raspado. Una gran puerta de cristal permite el paso de la luz natural, al mismo tiempo que permite, desde el interior, disfrutar el hermoso paisaje exterior. Mobiliario y objetos decorativos de estilo rústico generan encanto y romanticismo a esta estancia. Sin duda, un lugar ideal para disfrutar no solo durante el verano, sino también en las noches de invierno.

¡Esta casita lo tiene todo!

¿Cómo puede entrar tanto en tan poco espacio? ¡Esta casita lo tiene todo! En una de las estancias se ha diseñado esta bonita zona de lectura con una mesa redonda y rodeada por sillas de madera. Cabe mencionar que esta ventana no existía, fueron los arquitectos los que la crearon para dotar a la estancia de aire fresco y luz natural.  

Colorín colorado

El interior de la casita de campo está inundada de color. En la cocina por ejemplo vemos una fabulosa mezcla de colores calientes combinados con el azul, creando así un maravilloso contraste que se ve aumentado al llegar el negro de las carpinterías. El bambú es el material elegido para la cubierta. Este toque natural casa a la perfección con el estilo elegido para la decoración y es genial para una casa de campo. 

Una habitación acogedora, fresca y romántica

Los diseñadores decidieron crear ambientes llenos de encanto que transmitieran armonía y en el que sus inquilinos pudieran relajarse. En la zona privada: dormitorios y cuartos de baño, se decidió añadir un toque romántico, ¿cómo? con el uso de objetos decorativos de estilo clásico e inspiración campestre, además de colores neutros y tonos pastel. En esta fotografía, apreciamos uno de los dormitorios. Paredes en color naranja suave, carpinterías de color blanco, un pavimento muy rústico revestido de piedra. 

Espacios encantadores

Regresamos al exterior de la casa para ver de cerca los espacios exterior diseñados para disfrutar la vida al aire libre. Aquí os mostramos un detalle de la terraza con una espectacular vista hacia la montaña y hacia el agua. El pavimento del dormitorio llega hasta aquí y encaja perfectamente con el mobiliario de madera. 

La guinda del pastel

Además de las vistas privilegiadas del entorno natural, los inquilinos y sus visitas pueden también disfrutar del placer de bañarse en la piscina al aire libre. Solo le faltaba la piscina para ser perfecta, y como habéis comprobado tiene una, y además es maravillosa. 

Y a ti, ¿qué te ha parecido esta casita?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!