10 mejoras en el hogar que no necesitan permiso de construcción

Sílvia Cardoso – homify Sílvia Cardoso – homify
Templewood Avenue, NW3, XUL Architecture XUL Architecture Casas de estilo clásico
Loading admin actions …

¿Sueñas con reformar, remodelar o ampliar tu casa, pero no estás seguro de si necesitas una licencia para realizar el trámite? Existen intervenciones con mayor o menor impacto, las primeras menudo requieren el consentimiento de una autoridad local, ya que influyen en la reorganización de los espacios al aire libre y otros.

En este libro de ideas abordaremos el tema opuesto y te contaremos 10 mejoras que puedes hacer en tu hogar y cómo debes proceder legalmente.

Nota de homify: no hagas nada sin consultar primero con un arquitecto y las autoridades locales. Las obras sin licencia pueden estar sujetas a fuertes multas.

1. Ampliación de una sola planta

Podrás ampliar tu casa sin pedir permiso si la altura del nuevo volumen/anexo no supera los 2,2 m o, alternativamente, y según la ley, hasta la planta baja del edificio principal con una superficie igual o inferior a 10 m² y que no limiten la vía pública. Esta ley se aplica a cualquier bien, siempre y cuando no esté clasificado o esté en proceso de clasificación. Además, el terreno no puede ser parte de una subdivisión, ya que puede no cumplir con sus reglas.

2. Renovación del interior de la casa

Si el proyecto se refiere al interior de la casa, las limitaciones serán menores o inexistentes. Las obras de conservación y reforma del interior de los edificios o de sus unidades autónomas se consideran de escasa relevancia urbanística y, por tanto, no requieren licencia. Actualmente, el proceso de realización de obras en el interior de la vivienda, sin alterar la estructura del edificio, es mucho más ágil.

3. Cambiar el tamaño de puertas y ventanas.

No necesitas una licencia para cambiar el tamaño de una ventana o puerta. En situaciones en las que es necesario contar con una licencia, la conexión entre el solicitante y la autoridad municipal se realiza a través de un gestor de trámites.

En un edificio tus ventanas y puertas deben ser las mismas que las de tus vecinos, de lo contrario se alterará la armonía de la fachada.

4. Transformar un espacio interior en un garaje

Si quieres transformar una zona interior de tu hogar en un garaje, puedes hacerlo. Si el garaje resulta de una ampliación que supera los límites impuestos, 10 m² de superficie y 2,20 de altura, deberás solicitar permiso.

5. Cerrar el balcón

Si cierras tu balcón, es decir, lo transformas en una carpa, correspondiente a su ampliación, basta con la comunicación previa. La comunicación previa consiste en una información resumida sobre la naturaleza del trabajo, el plazo y las partes involucradas. En el caso de un condominio, esta obra solo podrá realizarse si la asamblea de condóminos así lo consiente (requiere la aprobación de 2/3 del valor total del edificio).

6. Crea un espacio tipo loft

Si realizas obras en el interior de tu casa, convirtiéndola en loft, no necesitas licencia, salvo que la altura supere la permitida. La única legislación que necesariamente se debe cumplir es la relativa al confort y la estabilidad térmica y acústica, como ocurre con cualquier otro proyecto.

Aquí te dejo un artículo relacionado que te podría dar algunas ideas: Reimaginando espacios: la rehabilitación de tu hogar con garlic arquitectos.

7. Agregar segundo piso

Antes de agregar un segundo piso, se debe consultar el PDM (Plan Maestro Municipal) que brinda pautas sobre límites máximos. Sin embargo, todavía existen planes detallados o unidades operativas que pueden añadir más especificaciones a un área determinada. Además, todo depende del tipo de construcción, que podría ser un terreno o un edificio en el centro histórico.

En términos generales, te aconsejamos que recojas los trámites del registro de la propiedad y acudas al Ayuntamiento para saber en qué zona se encuentra el terreno/edificio o solar. A partir de ahí existen muchos caminos. Es posible que tengas que contactar con otras entidades antes de iniciar el proyecto o puedes iniciar el proyecto para presentarlo a la Cámara sin tener que pasar por otras entidades.

Y si necesitas la ayuda de nuestros expertos constructores, no dudes en ponerte en contacto.

8. Conservatorios

Siguen la misma legislación que las ampliaciones de una sola planta (ver primera imagen).

9. Construcción de una dependencia

Puedes reorganizar el espacio exterior sin ninguna autorización. Las dependencias anexas, así como los porches, se consideran intervenciones de escaso impacto urbanístico, por lo que no requieren licencia. Aquí se aplica la misma lógica que en el garaje. Eso sí, no olvides los límites estipulados: 10 m² de superficie y 2,20 de altura.

10. Convierte dos casas en una

Al adquirir dos viviendas, se deben realizar dos escrituras de compra. Luego, en finanzas, hay que solicitar un cambio en el registro de la propiedad presentando el nuevo proyecto de reconstrucción, preferiblemente realizado por un arquitecto, aprobado por el ayuntamiento.

11. Trabaja en casa

De vez en cuando es necesario realizar reformas en nuestras viviendas, algunas más complejas que otras. En este artículo hemos reunido diez ejemplos de mejoras que no requieren licencia de obra.



¿Qué te han parecido estos ejemplos?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

Destacados de nuestra revista