De casa cutre a vivienda de diseño

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Seguro que a ti también te ha pasado: irte de fin de semana a una casa rural y encontrarte con una vivienda que parece sacada de la máquina del tiempo. Muebles desfasados, alicatados cutres y cierto aire kitsch que ninguno desearía para su vivienda. En casos como este, fines de semana en la que salimos con los amigos a respirar un poco de aire puro, seguro que no le habéis dado más importancia al asunto de la decoración. Pero, ¿te imaginas que esa fuera tu casa? Requeriría, sin más preámbulos, una buena reforma integral. 

Pues bien, esto es exactamente lo que ocurrió con la casa cuya reforma vamos a mostrarte ahora mismo. Una casa unifamiliar de los años treinta cuya decoración y distribución se había quedado anclada en el pasado. ¡Descubramos el cambio!

Antes: una cocina sin gracia

Convencional a más no poder, esta cocina cumple punto a punto el decálogo de decoración setentera a la que ya no estamos acostumbrados en esta habitación. Contrachapado forrando el mobiliario, encimera de aluminio, vulgar alicatado blanco, electrodomésticos de la época de maricastaña y un pequeño office funcional pero sin gracia. ¿En qué se convertirá esto?

Ahora: una cocina de diseño

Es imposible reconocer ni uno solo de los rasgos de la vieja cocina en esta habitación moderna, luminosa y con mucho estilo. La cocina ha dejado de ser una habitación pequeña y cutre para convertirse en el alma de la casa gracias especialmente a la impresionante isla de cocina que preside la habitación y que se convierte en el punto focal al que dirigimos nuestras miradas. De línea minimalista y diseño funcional, la cocina se ha transformado de patito feo a cisne. Ni huella de todo lo que nos horrorizaba de antes. 

Antes: un comedor con aire kitsch

Volvemos a nuestra máquina del tiempo y descubrimos un comedor al que, si bien no se le puede negar cierto aire hogareño y cálido, está repleto de detalles que parecen sacados de una película de terror. Las tres brujas que cuelgan sobre la mesa -¡con lo bien que quedaría ahí una lámpara!-, el desfasado papel de pared o ese mobiliario en madera de pino, que alguna vez estuvo de moda, tienen que desaparecer. 

Ahora: comedor integrado en la cocina

La reforma integral de la vivienda proyectó una distribución muy diferente, más acorde a los tiempos modernos y a la manera que tenemos de habitar las casas. De esta forma, la cocina no se concibió como un ente separado, sino como parte de la zona de día, la que incluye las habitaciones que crean el hogar: cocina, salón y comedor. Este se ha unido a las líneas modernas de la cocina, pero, eso sí, aportando una nota de color a través de las sillas que arropan una mesa de madera lo suficientemente grande para las celebraciones importantes.

Antes: unas escaleras oscuras

La escalera se ha concebido durante mucho tiempo como una mera herramienta de comunicación entre plantas. De ahí que no siempre se le prestara la atención suficiente. Es quizá lo que ha ocurrido aquí, donde se eligió una madera oscura, que además se complementa con el borde negro de los escalones, sin percatarse de que el conjunto quedaría oscuro y tenebroso.

Ahora: a la búsqueda de la luz

Pasillos y vestíbulos de estilo  de Beat Nievergelt GmbH Architekt
Beat Nievergelt GmbH Architekt

Neue Treppe über der bestehenden und sanierten Treppe

Beat Nievergelt GmbH Architekt

Aunque sigue encajonada en el mismo lugar, esta escalera no tiene nada que ver con la anterior. Para empezar, el pavimento elegido es mucho más claro. Coincide, y no por casualidad, con el usado en el resto de la vivienda, consiguiendo así crear una sensación de continuidad e integrando a la escalera en el conjunto. El tono claro y la sutil barandilla de metal, consigue también un efecto más luminoso y agradable.

Antes: el sótano de los horrores

Por último, bajamos a la última planta de la casa para descubrir un sótano muy poco acogedor. Tubos por todas partes, maquinaria e instalaciones que no quieren pasar desapercibidas y un colorido pavimento que podría tener cierto encanto en otro lugar, pero que aquí es la gota que colma el vaso. Y en todo este ambiente, una bicicleta estática. Si habitualmente ya supone un esfuerzo pedalear para no moverse del sitio, ¿quién va a ponerse a utilizarla en una habitación de la que te gustaría salir huyendo?

Ahora: un lugar muy agradable

El sótano se ha convertido en una habitación agradable y útil. Los armarios esconden todo lo que antes estaba a la vista y un falso techo ha ocultado las tuberías que antes formaban un artesonado de dudoso gusto. Además se ha buscado crear un estilo similar al de las plantas superiores, con el pavimento laminado y los tonos claros. 

Tenemos muchas más reformas sorprendentes en nuestra revista. Te recomendamos que le eches un vistazo al artículo 33 metros cuadrados llenos de luz.

¿Qué te parece la transformación de la cocina?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!