Baños de estilo moderno de Danhaus GmbH

8 consejos para que compartir con tu pareja el baño no sea un martirio

Jose María Salas Vallejo Jose María Salas Vallejo
Loading admin actions …

Vamos a ver 8 ideas para que el compartir un espacio tan inicialmente privado como es el baño, se pueda convertir en algo que puedas usar cómodamente al mismo tiempo que tu pareja por razones varias, entre ellas la más común será la de tener horarios similares de entrada a los trabajos de cada uno, con organización y un poco de paciencia se puede convertir en algo razonablemente placentero. ¿Quieres saber cómo mejorar tu convivencia con tu pareja? ¡Sigue leyendo!

1. Dos lavabos sobre encimera

El baño es un espacio tan inicialmente privado, que el compartirlo aunque sea con tu pareja, necesita además de desprendernos de complejos o de ideas preconcebidas de que te tienes que cerrar a cal y canto en el mismo, necesita que situemos como en el diseño de la imagen dos lavabos sobre una encimera, con sus dos espejos y con una iluminación adecuada sobre los mismos.

El tener estos dos lavabos elimina de raíz muchas pequeñas desavenencias, que si no dispones de ellos se te van a dar en el día a día, de tal forma que tener horarios similares de entrada a los trabajos de cada uno y por tanto coincidir en el baño al mismo tiempo, sea hasta una forma de disfrute de la presencia de uno al lado del otro, en un espacio singular, con lo cual gana la convivencia.

2. Que la ducha tenga amplitud para dos personas

Otra de las soluciones para la coincidencia con tu pareja a la hora de ducharse es simplemente que la ducha tenga amplitud para dos personas y que si es posible disponga de dos alcachofas de ducha.

En la imagen vemos que el espacio de la ducha es un cubo acristalado, con un área central de los acristalamientos en los cuales se ha colocado un vinilo para que aparte de servir como elemento que al ser translúcido aporta intimidad en su uso, sirva para visualizar mejor la existencia del acristalamiento y evitar golpes contra él.

3. Organización para no perder los objetos de aseo

En un baño compartido con tu pareja es de vital importancia que la organización para no perder los objetos de aseo o tener que emplear mucho tiempo para encontrarlos, no se convierta en una pérdida de tiempo en el día a día para lo cual hay que abordar las soluciones que eliminen esa problemática. 

Una solución muy fácil es la de situar debajo de la encimera como en la imagen, cestos o cajas que cada uno de los miembros de la pareja utilicen individualmente, de esta forma que la localización de los objetos que cada uno tenga en ellos sea mucho más rápida.

4. Espacio intimo

Si deseamos darnos una ducha pero preferimos que sea en un espacio intimo, la solución es la que se ve en la imagen, en el acristalamiento de la ducha se ha colocado un vinilo translúcido, que deja pasar la luz pero no se ven nítidamente los objetos que hay detrás de él, con lo cual se asegura la intimidad total.

Al lado del cubo acristalado de la ducha se ha situado una bañera exenta, con esta solución la pareja no se interfiere visualmente si se produce la coincidencia de uso de ambos aparatos sanitarios, la ducha y la bañera.

5. Decoración a gusto de ambos

Para conseguir que tu baño sea el apropiado para compartir con tu pareja, una de las premisas que debe de cumplir es que la decoración se elija a gusto de ambos y que el orden sea el mayor posible para que no haya desavenencias por pequeñas cosas, pero que cuando el tiempo es escaso se suelen magnificar.

En la imagen vemos dos lavabos sobre una gran encimera y sobre esta un espejo corrido. Debajo de la encimera tenemos un mueble colgado que sirve para guardar los objetos de aseo de cada uno y se complementa con la toalla y la alfombrilla para uso individualizado de la pareja, con lo cual gana la convivencia.

6. Dimensiones cómodas para dos

Si tu baño es pequeño y no tiene dimensiones cómodas para dos, va ha ser muy difícil el que se pueda usar en pareja sin que se produzcan interferencias, con lo cual será vital el uso secuenciado del inodoro, lavabo y ducha, que son los aparatos sanitarios que demandamos normalmente recién levantados.

Una solución muy sencilla es que por un tiempo alternadamente, uno de los miembros de la pareja se levante un cuarto de hora antes que el otro.

7. ​Un inodoro o más

La pieza sanitaria más demandada puntualmente es el inodoro, porque suele ser pieza única en los baños. Aunque hay que aceptar por la experiencia que muchas veces se echa en falta el tener un segundo inodoro.

8. Un baño anexo a la habitación

Lo deseable cuando se convive en pareja es que dispongamos de un baño anexo a la habitación, de tal forma que la distancia a recorrer sea la mínima y que además esté situada en el espacio de la habitación, esto posibilita que te puedas dirigir al baño casi con los ojos cerrados, cuando lo necesites durante la noche.

En el baño de la imagen se ve que se ha diseñado una puerta corredera de dos hojas de vidrio, con lo cual el hueco de paso al baño es muy amplio, con lo que se consigue que haya una cierta unificación del espacio de la habitación y el baño. Te recomendado que si quieres más información sobre baños leas este artículo: 21 baños modernos ¡y maravillosos!.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!