de estilo  de Domenico Lupariello Architetto

Una casa pequeña con techo bajo la reformaron ¡y ahora es fabulosa!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Las soluciones para casas con techos bajos e inclinados suelen ser complicadas. Hace falta mucha creatividad e imaginación para alcanzar soluciones prácticas y a la vez confortables para el usuario. Precisamente en esta circunstancia se encontró el arquitecto Domenico Lupariello cuando le encargaron el proyecto de reformar una casa con estas características para sacarle el mayor partido. ¿Queréis saber cómo lo consiguió? Este libro de ideas es casi un catálogo de prácticas y buenas ideas para viviendas como esta.

Primera fase de obra

Al empezar una obra lo primero que hay que hacer es el replanteo. Es decir, se dibuja en el suelo lo que pone en los planos: dónde van los tabiques, las puertas, dónde hay una esquina etc. Es decir, se dibuja a escala real todo el proyecto. Por eso si aquí hay un error en esta fase, ese suele ser importante, porque supone que toda la obra arrastre un fallo grave de diseño.

Techos muy bajos

Siguiendo con imágenes anteriores a la reforma, os presentamos esta, en la que se aprecia el techo inclinado de la casa y su cota más baja. Antes había justo en este punto una puerta, que francamente, era completamente inútil. Así que el nuevo diseño tenía que jugar con estos condicionantes y saber aprovechar este techo para sacarle el mayor partido.

Paredes que llaman la atención

En el diseño no suele haber nada puesto de forma arbitraria. Todo tiene su explicación. Y las palmeras de las paredes, en este caso, también la tienen. Podrían haber sido otros dibujos, sí, pero el hecho de introducir unos motivos tan llamativos y alargados en las paredes se hace para desviar la mirada del bajo techo así como para alargar la pared. La luz indirecta y empotrada en el techo contribuye a aumentar la altura del espacio.

También los revestimientos de vidrio tienen su función. Las puertas de cristal se usan para permitir que la luz circule de habitación en habitación y la sensación de agobio por el techo, se reduzca. Los marcos de estas puertas de metal con un tono dorado contribuyen a generar esos brillos tan buscados.

Cocina abierta al salón

Siempre con el objetivo de luchar contra los techos bajos y la sensación de espacios pequeños, se optó por el diseño de una cocina prácticamente independiente, pero que a la vez está vinculada al salón y al comedor. Esto es posible gracias a un tabique, igualmente revestido con esos motivos de palmeras y fondo tostado, que no llega a cerrar por completo la estancia, sino que permite visualizar las zonas contiguas y que la luz le llegue desde otros lugares.

Muebles empotrados

La que os presentamos ahora puede ser una buena solución para salvar la altura más baja de un techo inclinado. Se trata de construir en la zona de menor altura un mueble empotrado que sirva para albergar la televisión y demás espacios de almacenamiento y decoración, como algunos nichos o baldas. Así, se aprovecha este espacio normalmente abandonado, y se disimula la altura.

Mucho espacio para guardar

Siguiendo con la estrategia que mostrábamos en la imagen anterior, os enseñamos este otro mueble, igualmente empotrado, ahora en la pared lateral que ha usado un color gris de manera que contrasta con la madera del apartamento. Aquí hay espacio suficiente para el almacenaje, incluso puede servir como despensa.

Trucos en el dormitorio

Aunque no lo parezca, este dormitorio es algo más bajo de lo habitual. Sin embargo, el arquitecto ha usado algunos trucos que nos hacen pensar que su altura es normal, incluso bastante alta. Uno de ellos es la elección de una cama muy baja. Y otro, el empotrar la cortina en el techo, subiéndola respecto al falso techo y aumentando la sensación de altura.

Armario con puertas de cristal

 de estilo  de Domenico Lupariello Architetto
Domenico Lupariello Architetto

Camera da letto – cabina armadio

Domenico Lupariello Architetto

Seguimos en el dormitorio y ahora prestamos atención a su armario. Cuesta trabajo concentrarse y pensar que esas puertas no son un espejo. Y todo es intencionado para que al entrar en esta habitación pensemos que el espacio se duplica y gane en profundidad.

Una isla en el baño

No nos podíamos ir sin conocer la solución en el cuarto de baño. Ya es conocido que el uso de los colores claros y los espejos aumentan la sensación de espacio haciéndolo más amplio. Pero además, la ausencia de particiones que no cierran -como este que no llega al techo- genera divisiones en una misma habitación sin poner barreras a la luz. Así que, en cuartos de baño pequeños, una isla como esta puede ser una gran opción.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!