Tendencias: Decoración en negro para la cocina

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Hablamos hoy de una de las últimas tendencias en diseño de cocinas. Se trata de la utilización del negro en mobiliario, revestimientos u otros elementos de decoración. Hablar de color negro es hacerlo de elegancia y sofisticación, pero también muchos de nosotros asociamos el uso de este color en los interiores con oscuridad y espacios visualmente cargados. Aunque es posible que si abusamos del negro podamos tener la sensación de que el color se come la habitación, lo cierto es que utilizar el negro en la cocina es una opción cargada de clase y que está cada vez más de moda. Las cocinas minimalistas, e incluso las de estilo industrial, han sabido como nadie sacar partido al negro, pero no son las únicas. Este color es tan versátil que se adapta a numerosos tipos y estilos de decoración de interiores.

En homify hemos decidido bucear entre las cocinas de nuestros expertos para descubrir algunos ejemplos de lo que el negro puede hacer por nuestras cocinas. Estos proyectos nos darán ideas para darle un toque de elegancia a cualquier cocina, así como para ofrecer algunos consejos que pueden ayudarnos a la hora de diseñar una cocina en la que el negro tenga un papel importante. 

Elegante y sobrio

Cocinas de estilo minimalista de homify

Empezamos nuestro artículo de cocinas con un toque negro por todo lo grande. Lo que vemos aquí es un diseño atrevido de cocina en negro que fue presentado en el Festival de Diseño de Londres 2014. En esta cocina, los muebles parecen haberse vestido de gala, tal es la elegancia que desbordan. Se trata de una decoración sencilla y ordenada donde todas las miradas se centran en la isla. El espacio diáfano, el orden y la sobriedad son, sin embargo, una verdadera visión del lujo y la sofisticación de este diseño. Pero aunque es evidente que aquí no se han tenido reparos en elegir el negro como el color estrella, el ambiente no es en absoluto oscuro, sino todo lo contrario, lo que nos demuestra, una vez más, la versatilidad de este color y como es necesario saber usarlo para acabar con muchos de los tópicos que le rodean.   

Una regla no escrita en el diseño de interiores indica que sólo debe haber un acento de color en el mismo espacio. Sin embargo, esta regla no se aplica a los colores neutros como el negro, el blanco o los tonos naturales que se pueden combinar de cualquier manera para crear un conjunto rico y coherente.

Formas orgánicas

En esta nueva era del diseño de interiores, las cocinas dejaron de ser espacios donde se primaba la comodidad y la funcionalidad por encima del estilo. Hoy en día, la cocina se da tantos aires de grandeza como el salón y por eso cuidar su diseño es tan importante. La cocina va más allá de la comida y la inspiración también. De la historia del arte a elementos de la naturaleza o nuevas tecnologías, los diseñadores contemporáneos buscan introducir elementos diferentes en sus diseños. Un buen ejemplo lo vemos en esta cocina con comedor incorporado. Se trata de un interior del diseñador francés Philippe Conzade, proyectado para un lujoso apartamento parisino. Aquí todos los muebles y superficies de la cocina han sido recubiertos con una impresión digital que nos recuerdan formas orgánicas. Los colores con los que se juegan son una mezcla de verde y negro que consiguen un ambiente con cierto aire retro y elegante.  La inspiración natural se hace más palpable en el diseño de la pared de cristal que encontramos en la parte izquierda de la imagen. 

Nos damos cuenta, a través de este proyecto, del fabuloso potencial del color negro, que se combina con otros colores y que a pesar de tratarse de un diseño muy moderno, no está exento de cierto aire amable y acogedor, solo que con un estilo muy diferente a las cocinas de antaño. 

Minimalismo

Las cocinas más modernas se parecen muy poco a los modelos tradicionales: espacios repletos de muebles de almacenajes, con encimeras repletas de utensilios. No es que ahora necesitemos menos herramientas o cocinemos menos, simplemente ha cambiado el concepto de almacenamiento. El minimalismo es la regla de las cocinas más modernas. Se trata de buscar espacios diáfanos, donde todo el almacenaje queda escondido en muebles que por no tener, no tienen ni tiradores. Si nuestra cocina es grande, lo más de lo más es hacernos con una isla donde instalar los fuegos, la pila y la zona de trabajo. Es en este tipo de cocinas los tonos oscuros son los auténticos protagonistas. El ejemplo que vemos aquí es una  cocina de la empresa italiana Doimo Cucine, que ha sustituido el color negro por tonalidades grises y marrones oscuros que sin embargo cumplen la misma función que el negro, dándole un toque de elegancia y modernidad al espacio. 

Para los menos atrevidos

Si no estamos muy convencidos de cuál puede ser el efecto que el negro puede darle a nuestra cocina, la solución es empezar con pocos elementos oscuros. De hecho, recuerda que el diseño de interiores es un conjunto de armonías y contrastes que crean un universo dinámico. En este ejemplo del español Carlos Garrigues se ha mezclado el blanco, elemento principal de esta cocina de líneas minimalistas, con algunos toques en negro, como la campana que cuelga sobre la isla de cocina blanca. Además se ha usado el color negro para revestir una parte de la pared frontal, creando un efecto atrevido, pero al mismo tiempo discreto. En cualquier caso, siempre hay muchos aparatos electrodomésticos que son de color negro y que se pueden integrar armoniosamente en la cocina. En este ejemplo, otro elemento son las banquetas de la zona de comedor. Y es que el negro es tan versátil que, aunque de primeras le pongamos pegas, sin querer lo acabaremos encontrando por todos los rincones de nuestra cocina. 

Resaltar los colores

Uno de los beneficios de los revestimientos negros es su capacidad de resaltar el resto de colores y elementos. Usado con inteligencia, el negro puede pasar desapercibido y ceder el protagonismo a otros elementos de la cocina, consiguiendo un efecto más impactante. Al menos es lo que ocurre en este interior del Studio Guilherme Torres, el techo blanco y el piso de hormigón pulido acogen una impresionante estantería de pared de color negro. Aunque el impacto visual es obvio, también es cierto que en cada estante la vajilla blanca o las copas de cristal consiguen realzarse mucho más, haciendo que nuestras miradas se dirijan hacia ellas. Por otro lado, se ha aprovechado el uso del negro para hacerlo contrastar con el mostrador color mostaza de la cocina, que le da un punto excéntrico y moderno a la decoración. 

Toque cálido

Cocinas de estilo moderno de La Cornue
La Cornue

Ilot La Cornue W.

La Cornue

Esta cocina quiere crear un ambiente oscuro e íntimo, algo evidente por el uso de lámparas colgantes que pueden bajarse según nuestra conveniencia para crear uno u otro ambiente. Lejos del minimalismo de la mayoría de cocinas que hemos mostrado aquí, este ejemplo tiene ciertos aire rústicos:  la utilización de la madera como elemento clave, tanto en los muebles de almacenamiento de la pared como en el suelo, con tablones de pino que muestran orgullosos su veta. Pero aquí lo más original es, sin duda, la isla de cocina diseñada por la empresa francesa La Cornue W, y que combina la zona de trabajo con una mesa comedor funcional y elegante. 

Recapitulando

Para terminar, hemos escogido este diseño de la compañía italiana Studio Versuro. Se trata del proyecto Cucina Nera 2.0 y con él como modelo vamos a intentar resumir algunos de los puntos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de decidirnos por la introducción de elementos negros en la decoración de la cocina. 

En primer lugar, hay que decidir la dosis, es decir cuánto negro queremos en nuestra cocina: ¿solo algunos sutiles detalles en negro o buscamos una decoración más monocromática? 

En segundo lugar, tanto si queremos apostar fuerte por el negro, como en este ejemplo, como si nos decantamos por algo más discreto, lo mejor es optar por formas simples que destaquen y hagan justicia al efecto visual y estético de este color. También presta especial atención a los materiales de los acabados: mucho mejor si utilizamos materiales naturales y nobles, pero también debemos decidir si queremos un toque brillante o mate para ellos. Los acabados brillantes consiguen un efecto más lujoso y son ideales para entornos iluminados. Los acabados mate, sin embargo, proporcionan un efecto más bruto y contemporáneo. 

Por último, decidido qué elementos van a ir en negro y que acabados tendrán, es hora de pensar en el resto de complementos de la cocina: materiales, colores, acabados. Se trata de una cuestión de gustos, pero también de armonías, así que seleccionemos aquello que no solo nos guste, sino que resalte los muebles que más nos interesen. En este ejemplo, las superficies de madera natural y los recubrimientos blancos crean un efecto lujoso y mágico, que le da un toque de glamour a la cocina y que además permiten respirar al contundente mobiliario. 

Por último, aunque no por ello menos importante, recordemos que el color es, por supuesto, una cuestión de gusto. Es cierto que la utilización del negro en la decoración es una de las tendencias más en boga entre los diseñadores de cocinas, pero sigue siendo una preferencia personal, así que no nos ceguemos por las modas, puesto que al final lo más importante es que nos encontremos a gusto en nuestra cocina. 

Por eso, no hay que cerrarse a otras tendencias y colores. Te recomendamos que eches un vistazo al libro de ideas Cómo poner color a nuestras cocinas.

Y tú, ¿te atreverías a utilizar el negro en tu cocina?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!