Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

homify 360°: un loft moderno

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

La vida en un loft es maravillosa. Espacios abiertos, miradas que cruzan espacios sin ser interrumpidas por tabiques y sorpresas arquitectónicas capaces de hacer nuestra vida más cómoda y sencilla. Todo esto es lo que nos hemos encontrado en el loft PX, proyectado y construido por el estudio DESNIVEL arquitectos en una parcela entre medianeras de 200 metros cuadrados de superficie. 

Hoy cruzamos el Atlántico y aterrizamos en Mérida, Yucatán, México, para recorrer exterior e interiormente esta casa de estilo moderno e inspiración tropical. 

Antes de comenzar, tenemos que apuntar las dos limitaciones con las que arrancó este proyecto. En primer lugar, los 5 metros de ancho del terreno y en segundo lugar, su orientación oriente-poniente. Dos características poco favorables en las que había que trabajar para paliarlas. Es este su punto de partida y su resultado podéis verlo a continuación. 

El concepto

9 veces más larga que ancha es la parcela donde tiene lugar la vivienda frente a la cual nos encontramos. Puede sonar problemático y ciertamente lo es, pero tiene solución: construir un patio en cada uno de los extremos. El primero de ellos, el de acceso, nos solo se construye como un preámbulo a la privacidad, sino también da respuerta a una de las necesidades del programa: un estacionamiento para dos vehículos. El segundo de ellos podemos verlo en esta fotografía. Se sitúa en la parte opuesta y dota a esta vivienda de una zona exterior ajardinada de carácter privado: un espacio que cobra especial importancia teniendo en cuenta los casi 26°C de media que hacen durante todo el año. 

Además, esta estrategia separa a los espacios interiores de la vivienda de los límites de la parcela, permitiendo que respiren e iluminen de manera natural y cruzada. 

Se construyen dos alturas, planta baja y planta alta. Esta última sobresale, creando un espacio exterior y cubierto en cada uno de los patios y a su vez protegiendo del sol a los cerramientos de vidrio.  Arriba el sol se filtra de una manera diferente. Se construye una segunda fachada, sobre la primera de vidrio, mediante lamas de madera y jardineras. Así se mitigan los rayos del sol y se refresca el ambiente. 

El interior

En planta baja se construyen la cocina, un baño de invitados, un área de servicio y un gran salón comedor. En esta imagen, no solo podemos admirar la elegancia de los materiales, que explicaremos más adelante, sino también la calidad espacial de los interiores. Se obvian particiones interiores innecesarias y techos donde no se necesitan y se apuesta por la fluidez y la continuidad tanto en horizontal como en vertical. De esta manera, se comparten usos de manera respetuosa y se trabaja la vivienda como un todo, y no como un agregado de partes. 

La cocina

Nos llama especialmente la atención la manera en la que la presencia o la ausencia de techo (doble o simple altura) es capaz de distribuir los usos. Así, en doble altura se construye la cocina con una gran isla de acero inoxidable situada en medio de la estancia. Su posición central, su aire industrial y la importancia que cobra convierten a este espacio en el corazón de la casa, en el índice a través del cual se podrá acceder a los demás lugares. Le acompaña un jardín verde interior, que refresca, separa zonas y sirve de decoración natural. 

La escalera

El elemento de comunicación vertical no podría haberse construido de otra manera. Elegante, sencillo y delicado, un tramo de peldaños volados se apoya en uno de los altos y desnudos muros de cemento pulido. Se construye de madera, creando un contraste visual y sensitivo: calidez contra frío. 

Su iluminación resulta especialmente útil y además proyecta un juego de sombras fugadas, decorando el muro. No se necesitan cuadros ni objetos, tan solo el brillo propio de la sinceridad constructiva y la belleza propia de los materiales. 

Los materiales

Subiendo la escalera, la madera iba anunciando la estética de la nueva planta: la calidez. Aquí encontramos la habitación principal con vistas al jardín y dotado de baño y vestidor propios, un espacio abierto para descansar o leer y el cuarto de invitados, también con baño y armario. El programa es corto, pero nos permite liberar el máximo espacio en dobles alturas. 

La sala para el arte podemos verla a la derecha de la imagen. En ella, un muro se vuelve transparente y crea la sensación de estar flotando en el espacio: un buen lugar para experimentar y plasmar nuestras sensaciones sobre un lienzo. 

Lo íntimo

Nos despedimos con la estancia más íntima de todas: el dormitorio. También aquí se mantiene la misma estética: sencillez y modernidad. Los colores, los materiales y la concepción de este proyecto buscan lo simple, pero se alejan de definiciones minimalistas y estéticas en blanco. 

Se busca y se encuentra la calidez, la familiaridad, lo exclusivo e identificativo, aunando calidad, exquisitez y belleza. 

Si te ha gustado este proyecto, aquí tenemos otro que te volverá loco: el loft de un fotógrafo en Barcelona

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!