Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

El antes y el después de una casa rural

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Al emprender la rehabilitación de una vivienda rural siempre se pretende guardar y conservar lo mejor de las tradiciones constructivas locales, pero al mismo tiempo integrarlas y adaptarlas a los modos de vida de hoy en día. Que sea una vivienda útil para el siglo XXI y también tenga un gusto contemporáneo.

Pues bien, sin duda eso es lo que se ha conseguido en esta casa rural portuguesa,  donde el arquitecto  desarrolló este proyecto del cual os mostramos el antes y el después. Esperamos que os inspire.

​La casa antes

Como otras muchas casas rurales de la zona, se trataba de una casona antigua con una poderosa fachada de piedra dividida en dos pisos. Y también siguiendo la tradición, esas dos plantas se correspondían con una zona de comercio en el piso bajo, y la vivienda en la superior, teniendo ambos entradas distintas y a diferentes niveles.

En esa disposición en altura también llaman la atención los volúmenes de las mansardas rústicas que se relacionan con la zona de desván.

Ahora comparad todo esto, con la transformación posterior.

​La casa después

El cambio es total, pero amparándose en el concepto tradicional de la fachada de piedra. El aspecto es completamente distinto y sin embargo la fachada pétrea o la distribución de puertas y ventanas (evidentemente renovadas) son iguales. La gran diferencia consiste en esa tercera altura que ha sustituido al tejado original y al desván bajo cubierto. Ahora se ha transformado en un volumen muy moderno, con balcones corridos, y con un material y un color blanco que contrasta y combina con la rusticidad de la piedra inferior.

​La fachada trasera antes

El inmueble comunica con dos calles en distintas alturas. La más alta en la zona trasera, donde un pequeño patio ya estaba ocupado por la vegetación. Vista desde este punto se repetía la arquitectura pétrea y el tejado a cuatro aguas con buhardillas en el edificio principal, y otro tejado a doble vertiente asimétrica en esta zona trasera y auxiliar.

​La fachada trasera después

Lo primero que llama la atención es la limpieza, ya que se ha repicado toda la fachada trasera para que luzca la piedra con un ancho rejuntado. Pero además, la línea de tejados se ha igualado y simplificado. Así como el viejo patio se ha cerrado íntegramente, lo cual desde luego colaborar a un mejor aislamiento térmico de la vivienda.

​El cuarto de estar

Pese a la profunda remodelación de la vivienda, el mantenimiento del recurso tradicional y ancestral de la piedra se mantiene incluso en el interior de la casa. Y desde luego la rusticidad y el señorío que aporta esa piedra se ha integrado en la modernidad del mobiliario. Uno muebles del salón, donde los decoradores de interiores han optado por un mobiliario sencillo, sin estridencias y donde todo invita a un confortable relax, lo cual cuadra mucho con la idea de una casa rural.

​El comedor

El comedor se ha concebido como complemento del mencionado espacio de salón. Y como en el caso anterior, se ha optado por un mobiliario de comedor moderno y funcional. Eso sí se han marcado los diferentes usos con un recurso muy interesante, ya que aquí las paredes ya son de yeso y pintadas de blanco, lo cual todavía da más protagonismo a la idea de sentarse a comer, porque tanto la mesa como las sillas tienen un presencia rotunda al ser de madera oscura.

​Con vistas al puente

Esta casa tiene la fortuna de estar relativamente cercana al río y de hecho es visible desde una de las ventanas del salón. Esas vistas al puente se han tenido muy en cuenta, convirtiendo así esa ventana es una especie de cuadro vivo que anima y localiza a este salón.

​El dormitorio

Con la reforma emprendida, lo que anteriormente serían angostos dormitorios abuhardillados, ahora son habitaciones amplias, luminosas y muy cómodas. Sobre todo cómodas, ya que tal y como hemos visto en todo este libro de ideas, aquí todo está pensado para pasar unos días lo más tranquilos y confortables posibles, de ahí que el mobiliario de esta habitación prácticamente se reduzca a una enorme cama, el mayor símbolo del descanso.

¿Qué te parece esta reforma?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!