Pros Y Contras De Los Jardines Pequeños

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Jardin del estanque, La Paisajista - Jardines con Alma La Paisajista - Jardines con Alma Jardines de estilo mediterráneo
Loading admin actions …

Los espacios exteriores son al hogar, lo que los complementos a un buen outfit. No es imprescindible, pero su presencia supone un valor añadido para cualquier combinación. Hay quienes creen que el espacio puede suponer un problema y, aunque a priori pudiera parecer que sí, lo cierto es que los jardines pequeños también tienen sus ventajas.

¿Estás pensando en diseñar el tuyo pero no tienes claro si merece o no la pena acondicionarlo como tal? En este libro de ideas arrojamos algo de luz sobre la cuestión contándote todos loos pros y contras de los jardines pequeños. ¡Echa un vistazo!

1. Menos espacios, menos mantenimiento

Empecemos por las ventajas. El espacio limitado es una de las señas de identidad de los jardines pequeños pero lejos de constituir un hándicap, para muchos es una ventaja. ¿El motivo? Sencillo. A menor superficie, menores necesidades de mantenimiento o, lo que es lo mismo, menos atenciones a dedicar para que tus exteriores estén siempre perfectos.

2. Menos mantenimiento, menos gasto

Reducir al mínimo las tareas de mantenimiento también implica una reducción notable del gasto. No solo cuestiones como el riego o el acondicionamiento de la superficie pueden verse afectadas, también los tiempos lo que, en esencia, te permitirá disfrutar más tiempo de tu pequeño jardín con menos esfuerzos.

3. Intimidad garantizada

Disfrutar del aire libre sin salir del hogar es una de las bondades de tener jardín. Pero es que, además, tratándose de un jardín pequeño será mucho más sencillo mantener la privacidad de lo que ocurra en su interior.

4. Aptos también en interiores

Pero si hay una ventaja de los jardines pequeños que destaca sobre todas las demás es su versatilidad. Su capacidad para adaptarse a todo tipo de escenarios los convierte en un recurso de decoración apto también en interiores. Un pequeño patio, un jardín japonés en el baño, una zona reservada en el salón… Cualquier rincón de la casa puede albergar este espacio de naturaleza.

5. Un reto para la creatividad

Donde unos encuentran un hándicap para otros hay una oportunidad fantástica para poner a prueba su creatividad. La necesidad agudiza el ingenio y, si se trata de señalar pros y contras de los jardines pequeños, la falta de espacio puede motivar la activación de la imaginación para buscar soluciones que den respuesta a las especiales condiciones de tu jardín haciendo que tenga una personalidad única.

6. No permiten tanta variedad

Viviendo Unifamiliar Aravaca, TecGarden TecGarden Jardines de estilo mediterráneo Planta,Lámina,Madera,Césped,Rectángulo,Superficie de la carretera,Cobertura del suelo,Gas,Compost,Paisaje

Pero no todo son ventajas. Si bien es cierto que hay cuestiones que pueden salvarse a golpe de imaginación, los límites físicos imponen restricciones difícilmente salvables. Una de ellas es, por ejemplo que, dadas las limitaciones espaciales, también serán más limitadas las opciones a la hora de incorporar distintos tipos de plantas o, incluso, de crear un pequeño huerto.

7. Más limitados en cuanto a los usos

La falta de espacio también supone un límite en lo que a usos se refiere. La arquitectura del paisaje cambia y con ella la funcionalidad. No es lo mismo tener unos exteriores amplios en los que poder plantear un diseño al que no falte de nada, que tener que diseñar un espacio reducido en el que cada centímetro es un tesoro. Probablemente tendrás que elegir aunque, para algunos, eso formará parte de su encanto.

8. Funcionalidad limitada

Las limitaciones espaciales son todo un reto para la optimización del jardín y es que, más allá del uso que quieras darle, lo cierto es que dependiendo de la superficie disponible pueden tener una funcionalidad limitada. Esa es una de sus principales desventajas aunque tener claras sus posibilidades evitará muchos planes frustrados.

9. Quiero y no puedo

Este es, quizás, el mantra que mejor resume las desventajas de los jardines pequeños y es que, si bien son escenarios al aire libre en los que cualquiera se sentiría tentado de disfrutar, sus dimensiones limitan en muchos casos sus posibilidades. En algunos casos, hay quienes prefieren incorporarlos como porches cerrados o colocar algún tipo de caseta de jardín para optimizar sus opciones aunque sacrifiquen ese espacio al aire libre.

10. Diseño más complejo

Poner a prueba tu creatividad a la hora de diseñar un jardín pequeño puede ser una ventaja pero si no estás demasiado familiarizado con la composición de escenarios, puede convertirse en la peor de las desventajas. La falta de espacio reduce las opciones aunque siempre hay soluciones. Contar con el asesoramiento de un experto será la mejor de las garantías para sacar el máximo partido a tus exteriores.

¿Qué otros pros y contras de los jardines pequeños añadirías?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!