10 Claves Para Diseñar Con Éxito Jardines Con Menos de 3 Metros Cuadrados

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Umbrías urbanas, Fernando Najera Paisajista Fernando Najera Paisajista Jardines de estilo clásico
Loading admin actions …

Dicen que el tamaño importa pero, cuando de lo que se trata es de disfrutar al aire libre sin salir de casa, tener un jardín, por pequeño que sea, es todo un regalo. Es cierto que la superficie disponible puede suponer un hándicap importante si te planteas hacer de él una auténtica réplica del Amazonas y apenas tienes unos metros disponibles.

Sin embargo, siendo conscientes de las limitaciones pero explorando todas sus posibilidades es posible dar vida a diseños realmente sorprendentes y en este libro de ideas te damos todas las claves para sacar el máximo partido a jardines con menos de 3 metros cuadrados. Saca papel y lápiz ¡y toma nota!

1. Elige el estilo

Tener un jardín pequeño no tiene por qué suponer renunciar a imprimirle un carácter propio. Elegir el estilo que quieres para tus exteriores es clave para crear un diseño que te haga caer rendido a sus encantos, además de ser el primer paso para poner a punto este espacio de la casa.

2. El césped nunca falla

En la decoración de todo jardín hay recursos que nunca fallan y el césped es uno de ellos. Su presencia denota frescura y hay pocas sensaciones capaces de competir con la de pisarlo recién cortado. Eso sí, si no quieres complicarte demasiado con su mantenimiento, siempre puedes apostar por instalar césped artificial.

3. Aprovecha el espacio en vertical

Los jardines de menos de 3 metros cuadrados pueden suponer un auténtico reto para incluir en ellos distintos usos y recursos decorativos. Por eso, una buena manera de sacarles el máximo partido es aprovechar el espacio en altura. ¿Qué tal añadir un jardín vertical con el que introducir la vegetación liberando así la superficie para otros usos?

4. Añade un toque refrescante

Más allá de las plantas hay un amplio elenco de detalles que puedes incorporar a tu jardín pequeño para que resulte realmente atractivo. Piscinas y estanques suelen ser complementos ideales cuando la superficie es generosa pero, si hablamos de jardines con menos de tres metros cuadrados, las fuentes pueden ser una gran alternativa.

5. Distintos materiales

Otra de las fórmulas que puedes poner en práctica para decorar el jardín sin renunciar a un solo centímetro de superficie es mezclar diferentes materiales. Piedras de distinta envergadura, traviesas de madera para crear senderos… Además de césped, hay otras muchas opciones para imprimir a tus exteriores un encanto insuperable ¡vistiendo sus suelos!

6. Plantas trepadoras

Y si de lo que se trata es de vestir las paredes, nada como las plantas trepadoras como opción principal en jardines de menos de tres metros cuadrados. Como en el caso de los jardines verticales, son ideales en diseños cuya superficie es especialmente limitada.

7. Apuesta por las macetas

La manera en la que integres la vegetación en tu jardín pequeño es, como veíamos líneas atrás, una de las cuestiones más determinantes cuando la superficie es reducida. En todo caso, combinar macetas de distintos tamaños, a diferentes alturas, crear parterres o colocar jardineras te ayudará a imprimir a tus exteriores el estilo que deseas.

8. Plantas autóctonas

Como podrás imaginar, las plantas son un elemento esencial en la decoración de todo jardín, con independencia de si se trata de un espacio amplio o hablamos de jardines de menos de 3 metros cuadrados. Pero para que su aportación se mantenga en el tiempo sin tener que dedicarles demasiadas atenciones, nada como apostar por plantas autóctonas para las que la climatología o el tipo de tierra no supongan una amenaza.

9. No olvides el mobiliario

Por pequeños que sean, siempre hay espacio para algún que otro mueble en jardines de menos de 3 metros cuadrados. Llegados a este punto, eso sí, es interesante pensar qué uso vas a darle y es que, aunque tengas espacio para alguna que otra pieza, lo ideal es no sobrecargar el espacio.

10. Haz que brille con luz propia

La última de las recomendaciones para jardines de menos de tres metros cuadrados y, en general, de cualquier superficie, es que prestes atención al capítulo de la iluminación. Añadir una o varias lámparas, antorchas solares, luces de verbena y hasta guirnaldas no solo te permitirán utilizar tu jardín más allá de la caída del sol sino que ¡harán que brille con luz propia!

¿Se te ocurren otras fórmulas para sacar partido a jardines con menos de tres metros cuadrados?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!