Revestimientos metálicos en fachadas

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Cuando hablamos de revestimiento nos referimos a la aplicación de un material sobre otro, ya sea por motivos técnicos y aislantes, ya sea simplemente con fines estéticos. Las opciones de revestimiento son muy variadas, pero de los muchos materiales de construcción que pueden ser utilizados para este fin hoy vamos a centrarnos en uno en particular: el revestimiento de metal para el exterior. Su uso en cualquier tipo de edificio, pero en particular para el hogar, puede parecer sorprendente de primeras, pero en realidad tiene muchos beneficios. Estéticamente este revestimiento se usa especialmente en los edificios de estilo industrial, una tendencia en auge en el interior que ahora también podemos encontrar en el exterior. Además el uso de materiales industriales como hormigón, el ladrillo y nuestro protagonista de hoy, el metal tiene también sus ventajas funcionales. Original y llamativo, aquellos propiestarios que se decidan a revestir las fachadas de sus casas con metal conseguirán un efecto sorprendente y acabarán siendo la envidia del vecindario. 

Un revestimiento de metal es fácil de instalar sobre casi cualquier superficie, incluyendo ladrillos, hormigón, estuco o incluso otro tipo de metal. Además, siguiendo criterios económicos el metal es una buena elección. Un revestimiento en metal nos asegura un buen aislamiento, lo que a medio y largo plazo puede suponernos un interesante ahorro de energía, y por tanto económico.  

En homify apostamos por el metal y por eso hemos buscado algunos ejemplos para explicar mejor por qué creemos que el metal es una opción óptima para el revestimiento exterior de nuestro hogar.

1. Belleza

habitación con vistas: Casas de estilo industrial de hollegha arquitectos
hollegha arquitectos

habitación con vistas

hollegha arquitectos

Si algo nos enseñó el Museo Guggenheim de Bilbao es que el metal puede ser increíblemente bello. En la fachada de este monumento el titanio crea formas imposibles y los reflejos de la luz sobre el metal producen tonalidades espectaculares. Pero no hace falta visitar un museo para comprobar que la moldeabilidad del metal y su textura lo convierten en un material atractivo y exhuberante para las fachadas de los edificios. Un ejemplo lo encontramos en esta llamativa fachada ha sido recubierta por una chapa ondulada de zinc que crea un efecto sorprendente. Un edificio que dificilmente pasará desapercibido. 

2. Coste

Ya hemos dicho antes que utilizar un revestimiento de metal es una forma segura de ahorrar dinero a medio y a largo plazo. El motivo es su gran capacidad aislante. El metal en la fachada conseguirá mantener la casa fresquita durante los meses en los que apriete más el calor. Al mismo tiempo, su capacidad aislante nos permitirá ahorrar mucho en calefacción, puesto que la mantendrá caliente durante el frío invierno. Así que aunque en un principio elegir un revestimiento de metal para la fachada puede ser un poco costoso, hay que verlo como una inversión, puesto que nos mantendrá bien aislada la casa durante toda la vida. 

3. Sostenibilidad

habitación con vistas: Casas de estilo moderno de hollegha arquitectos
hollegha arquitectos

habitación con vistas

hollegha arquitectos

En un tiempo en el que se le da tanto valor a la sostenibilidad de los materiales y los diseños y en el que se busca minimizar el impacto medioambiental de las construcciones, decantarse por un revestimiento de metal para nuestra casa es una elección acorde con los valores medioambientales y una gran ventaja con respecto a otros materiales. Para empezar el metal es un material reciclable, es decir,podemos aprovechar un metal que ya fue usado para otra función para el revestimiento de nuestra casa, y este, en el futuro, también puede volver a reutilizarse. Pero además, tal y como decíamos en el punto anterior, al ser un material aislante nos ayuda a utilizar menos energía para calentar o enfriar su casa.

4. Mil y una opciones

Cuando hablamos de metal en realidad hablamos de nuy diversas cosas: acero, zinc, titanio, etc. Además el metal puede ser muy moldeable y permite muchos acabados. Un color amarillo brillante, como el que vemos en la fotografía le da una vuelta de tuerca a la imagen que tenemos de las casas con revestimientos de metal. Un tono alegre que nos recuerda que el metal no tiene nada de la tristeza del gris. 

Si quieres seguir leyendo sobre fachadas fuera de lo común no te pierdas el libro de ideas 5 fachadas con color.

¿Qué tipo de revestimiento tiene tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!