Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

10 colores que harán que tu fachada sea moderna

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

Si llevas demasiado tiempo fijándote en el aspecto de tu fachada, quizás sea el indicio de que hay algo que cambiar. Como todo, con el tiempo acabamos por aburrirnos de las mismas cosas y de vez en cuando nos apetece cambiar y renovar. Puede que con las fachadas suceda algo parecido, bien por monotonía o porque al ser un elemento exterior se deteriora más rápidamente, nos pide a gritos un lavado de cara. Hoy no vamos a entrar en grandes obras y reformas costosas, simplemente te proponemos un cambio de tono ofreciéndote 10 ejemplos en los que el color ha cambiado completamente la fisonomía de la fachada. Estamos encantados de inspirarte nuevas ideas, porque la vocación de homify es ayudarte a encuentrar aquello que va con tu estilo. ¿Nos acompañas?

1. Colores tierra

A la hora de pintar una fachada la predilección suelen ser los tonos naturales próximos a la tierra y el color del ladrillo porque se integran a las mil maravillas en el territorio edificado, además de ser elegantes, cálidos y muy versátiles. Por este último motivo, aconsejamos combinarlos con diferentes tonalidades para evitar la monotonía y crear mayor dinamismo. 

2. El carácter del azul índigo

Una fachada es la protección del interior frente al exterior. Cuanto mayor sea su carácter mayor será la sensación de protección dentro. Hay colores que por su enorme fuerza y carácter marcan claramente la distancia ofreciendo además un estilo moderno y elegante que combina perfectamente con las líneas arquitectónicas del edificio. Muro teñido de azul oscuro sobresale del resto de elementos y contrasta con el blanco y la madera en un enfoque moderno y refinado.

3. El rosa mexicano

Para los más atrevidos y sin prejuicios, el color rosa mexicano podría representar una apuesta un tanto arriesgada, pero a la vez marcará con un sello muy particular el estilo de la vivienda. Este color ha sido utilizado por arquitectos mexicanos muy renombrados, convirtiéndose en un aspecto muy diferenciador de sus proyectos. Combinado con la vegetación, resulta suave y sutil.

4. El gris con personalidad

Casas de estilo  de arQing
arQing

Casa residencial en Medellín de Bravo, Veracruz, Mex.

arQing

Aunque el gris es un color con connotaciones a medio camino entre la pureza del blanco y la contundencia del negro, aplicado en amplias superficies es distinguido y resulta una apuesta segura para la fachada. Combinado en varios tonos se genera profundidad, como en este diseño, en el que la puerta es más oscura que los muros, logrando que la entrada se apropie del protagonismo de la fachada. La vegetación siempre dará un toque de vida excepcional.

5. Combinaciones con buenas vibraciones

Si lo que buscas es darle un toque poderoso, lleno de energía a la fachada de tu casa, elige un color vibrante y aplícalo en zonas muy concretas, combinado con otros colores neutros y revestimientos naturales como la madera, equilibrarás la composición de la fachada obteniendo como resultado efecto impactante y sobresaliente.

6. En blanco y negro

Una de las combinaciones más clásicas en diseño: es elegante, sencilla y atemporal; crea un contraste refinado y es perfecta para una casa de líneas puras como las que representan el estilo moderno. Con esta combinación, puedes enfatizar los accesos, las alturas y los detalles de la fachada de manera espectacular.

7. Sin miedo al amarillo

Muchas casas que se encuentran adosadas unas a otras necesitan mantenerse en armonía con el entorno y el resto de casas adyacentes. Son urbanizaciones con unos patrones determinados a los que hay que atenerse sin romper demasiado la estética general. Aquí los tonos apagados son ideales, por su naturalidad y neutralidad.

8. El juego de varios colores

Casas de estilo  de Estudio Meraki
Estudio Meraki

Fachada Principal

Estudio Meraki

Para enfatizar la fachada y crear dinamismo a través de ella, juega con diferentes colores y tonalidades; lograrás que los puntos de interés de la fachada sobresalgan de forma original. Aquí debes andarte con cuidado y elegir colores neutros para que la paleta final no resulte caótica o estridente. Grises, blancos y azules son una combinación refinada, sobria y moderna que puede funcionar perfectamente en el exterior.

9. Tonos crudos

La decoración de una fachada implica tener en cuenta a todos sus elementos, así que si tienes, por ejemplo, una puerta sensacional, deberás buscar tonos que ayuden a resaltar su protagonismo. La mejor apuesta serán los tonos crudos, como este blanco roto que permite que la madera de la puerta sea el centro de las miradas logrando una fachada elegante y a la vez discreta.

10. Para casas pequeñas, ¡blanco a tope!

Si la casa es pequeña o buscas un estilo minimalista y brillante, el blanco es sin duda la mejor opción. La fachada lucirá limpia, luminosa y dependiendo de las líneas de su estructura podrás lograr incluso un efecto de mayor amplitud y expansión. Sin duda, darás en el blanco.

Aunque lo importante es la vida interior, la fachada también hay que mantenerla. En este enlace encontrarás otras ideas sorprendentes.

¿Y tú? ¿Qué color eliges para tu fachada?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!