Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Los típicos errores que debes evitar al decorar tu casa

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

Una de nuestras primeras ilusiones es conseguir algún día la casa de nuestros sueños. Y una vez conseguida, aunque no sea exactamente la casa soñada, tenemos que lograr que su decoración y equipamiento se acerquen lo máximo posible a nuestro ideal de comodidad, estilo y habitabilidad. Al empezar de cero e iniciar por primera vez en la vida la tarea de decorar, ante nosotros se abre todo un mundo de posibilidades y un gran abanico de ideas y materiales. Es nuestra casa y no podemos fallar, queremos lo más bello y acogedor para ella. Como principiantes, hay errores que es inevitable caer en ellos. Para evitarlos y que luego tengas que aprender a convivir con ellos, en homify te presentamos este artículo para que evites algunos de esos típicos descuidos.

1. La iluminación: una lámpara de techo no es suficiente

Pensar que la iluminación se limita únicamente a colgar una lámpara de techo es un error. Cada habitación tiene sus propias características y usos especiales. No es lo mismo el salón que el dormitorio o el cuarto de baño. Lo ideal es tener en cuenta un tipo iluminación polivalente, que se adapte a las diversas actividades que se realizan e incorporar distintos tipos de lámparas: de pie, de mesa, con reguladores de intensidad o cadenas de luces. Esto te ayudará a crear los distintos ambientes necesarios según los usos. Hay casos especiales que hay que vigilar con especial atención como evitar lámparas de pie en lugares con niños y procurar que ambientes como el baño y la cocina no tengan una iluminación que genere sombras. 

2. Ojo con la distribución de los muebles

El criterio a la hora de elegir los muebles no ha de ser exclusivamente el estilo y el diseño; también hay que tener en cuenta su tamaño y dimensiones y tratar de intuir el efecto que provocarán en el lugar al que van a ser destinados. Sin tener esto en cuenta, muchas veces sucede que encontramos espacios sobrecargados, incómodos y sin criterio alguno. Una buena ayuda es hacerse un croquis previamente y diseñar en él todas las combinaciones posibles y quedarnos con la que más nos convenza. Es más fácil corregir la equivocación sobre el papel que sobre el terreno. 

3. La combinación de colores

Elegir los colores sólo en función de nuestros gustos puede ser muy arriesgado. La combinación de colores es algo muy subjetivo, sin embargo hay mezclas de patrones que nunca te llevarán a buen puerto. El color de una habitación condiciona el  tipo de ambiente. Por eso, es recomendable utilizar colores claros y neutros para las habitaciones como el dormitorio, en las que necesitamos un ambiente de relax. Si queremos utilizar colores vibrantes, podemos hacerlos en habitaciones con mucho movimiento, como el comedor. También debemos tener en cuenta la luminosidad: el blanco aporta más luz y colores oscuros en ambientes pequeños encogen el espacio. Una estrategia que no falla es combinar colores neutros como tono principal con detalles en colores fuertes. Por ejemplo, pintar sólo una pared, o los bordes de las ventanas. 

4. Cómo hacer convivir elementos decorativos diferentes

Salones de estilo  de estudio 60/75
estudio 60/75

Proyectos de interiorismo varios

estudio 60/75

En decoración hay un axioma aceptado por todos los profesionales que dice que “menos es más”. Salvo que busquemos un estilo especialmente sobrecargado, y esto hay que hacerlo con mucho cuidado para no ahogar el ambiente, en general, lo sencillo nunca falla. Otro error común es repetir el mismo estilo o el mismo recurso decorativo en todas las habitaciones de la casa. Si bien es importante mantener la armonía entre las distintas habitaciones, salirse de la norma y añadir un toque rupturista nunca viene mal.

5. No mezclar estilos que no se lleven bien

Ya hemos mencionado antes que el equilibrio y la armonía son esenciales en decoración. Todos los elementos que elijamos, tanto los decorativos como los muebles, electrodomésticos, etc, deben tener un estilo en común. De lo contrario, saturaremos el ambiente. Muchas veces, no podemos elegir un solo estilo para nuestro hogar y por eso combinamos varios. Hay quienes encuentran aburrido mantenerse fiel sólo a una forma decorativa. Una solución a esto, por ejemplo, es elegir estilos que contemplen la mezcla de colores y texturas, como el kitsch. En cualquier caso, siempre te recomendamos que busques en proyectos de homify o acudas a los expertos en temas de decoración.

6. Tener siempre presentes el confort y la comodidad

Ante todo, nuestra casa es el espacio que habitamos para sentir la energía del hogar. Su comodidad, su confort y su alegría han de ser irrenunciables. Elijamos lo que elijamos debe mantenerse fiel a estas premisas y satisfacer nuestras necesidades. Por eso, antes de elegir nada, asegúrate de estar contemplando todos los usos que se le darán: si es una casa de familia con muchos chicos, evita las cosas frágiles y peligrosas e inclínate por estilos simples y divertidos; si trabajas desde tu casa, asegúrate de tener muebles prácticos y funcionales; si tienes poco tiempo para dedicarle al cuidado del hogar, procura buscar materiales y estilos que requieran poco mantenimiento. Con estos consejos y con los que te recomendamos en este otro artículo, las posibilidades de equivocarte se verán reducidas. 

Evitar los errores en decoración no es tan difícil. Sólo hay reflexionar y meditar un poco las decisiones.
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!