Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Arquitectura japonesa: 2 obras de cartón de Shigeru Ban

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Hoy tenemos el honor de presentaros dos excelentes obras de Shigeru Ban,  el conocido arquitecto japonés recientemente unido a la familia homify. Galardonado con el Premio Pritzker, un equivalente al Premio Nobel de la Excelencia en la Arquitectura, el estudio de este talentoso arquitecto es conocido por sus proyectos innovadores que combinan los últimos avances en tecnología con una sorprendente sensibilidad hacia el carácter social, político y económico de la arquitectura contemporánea.

Además, también es destacable su trabajo con materiales algo peculiares en este campo, como el papel o el cartón. Y en esta línea, resaltan sus proyectos más ligeros, cuyas estructuras están compuestas por tubos de cartón que se integran armónicamente tanto en espacios exteriores como en interiores. Sus proyectos institucionales también son muy conocidos, como el Centro Pompidou-Metz o el pabellón japonés de la Expo 2000 de Hannover, al igual que sus propuestas de arquitectura temporal planetadas como solución a la devastación tras desastres naturales y que proveen a los más necesitados de un refugio. 

En este libro de ideas os presentamos una minúscula muestra de su trabajo, tan solo dos de sus obras que nos sirven para entender la indiosincrasia de su práctica: una catedral de cartón, construida en Christchurch, Nueva Zelanda, tras el terremoto de 2011 y un pabellón móvil para la empresa de zapatos Camper en la Volvo Ocean Race

Una catedral de cartón

En febrero de 2011, un terremoto de magnitud de 6,5 en la escala sismológica Richter sacudió la ciudad de Christchurch en Nueva Zelanda. Este acontecimiento metereológico dio lugar a numerosos daños y accidentes, incluyendo la destrucción de la catedral anglicana, símbolo de la ciudad. Para dar solución a este lamentable hecho durante el tiempo de espera necesario para la construcción de una nueva, el estudio de arquitectos Shigeru Ban fue encargado de la construcción de un edficio religioso temporal en un lugar cercano a donde se encontraba el original. En la fotografía se pueden ver los impresionantes resultados de su intervención arquitectónica: un prisma triangular gigantesco con capacidad para más de 700 ocupantes que de manera abstracta representa las galerías de la catedral original y que se eleva más de 21 metros de altura sobre el suelo. 

Los materiales empleados manifiestan la naturaleza temporal de la construcción, mientras que en el interior crean una atmósfera agradable y serena. El edificio tiene de hecho una vida estimada de unos 50 años, hasta que se construya una catedral de carácter permanente. Por lo tanto, a ambos lados se elevan un total de 96 pilares circulares construidos de cartón que sostienen la cubierta superior inclinada. A su vez, el suelo se compone de piezas prefabricadas de hormigón. Y aunque estos materiales estén relacionados con arquitecturas poco funcionales, el espacio interior de este edificio lleva en funcionamiento desde agosto de 2013 acogiendo ceremonias religiosas y grandes eventos de otra naturaleza, como conciertos o conferencias.

Todos los elementos interiores son diseños del estudio de Shigeru Ban:  las sillas construidas con madera natural, los muros interiores de  tubos de cartón e incluso los muebles ceremoniales, también de este material, como las pilas bautismales y el altar central. El interior de la catedral está dotado de diferentes estancias adicionales como pequeños lugares  para el almacenamiento o capillas laterales y espacios para la oración. Cabe destacar en esta obra la armonía y la coherencia que unen los diferentes elementos constructivos y que contribuyen al ambiente sereno y glorioso del interior de esta catedral. 

Concluimos nuestro recorrido por este edificio con esta última y hermosa fotografía que permite contemplar de cerca la calidad y el detalle de la luz que penetra al interior. Si nos fijamos podremos observar que entre los tubos de cartón existe una separación que sirve de rendija para que la luz se infiltre dentro y proporcione un suave y místico halo en el interior. Además, la intrigante fachada principal construida de colores, a la izquierda de la imagen, se hace eco de los motivos de la catedral antigua en esta contemporánea composición de triángulos. 

El pabellón Camper

El primer concepto perseguido en el diseño de este pabellón para la empresa de zapatos española Camper era la movilidad, lo que requería un fácil ensamblaje y, en consecuencia, también desmontaje que pudiera ser fácilmente almacenado y transportado de un destino a otro cuando fuera necesario. De hecho, este edificio fue construido con motivo de la celebración de la Volvo Ocean Race 2011-2012 en Alicante, anteriormente llevada a cabo en ciudades como Miami, Sanya y Lorient. Para dar respuesta a estas exigencias, Shigeru Ban diseñó una estructura de tubos de cartón de dimensiones variables, que pueden introducirse uno dentro de otro una vez terminada, cumpliendo el requisito de ahorro de espacio en el almacenamiento. En una base de madera eliminando instalado una disposición circular de los tubos de cartón que rodean un medio interior y medio fuera, abierto al paisaje circundante. Estos tubos, que se sitúa en una altura asombrosa de 6 metros, a su vez soportan un lienzo en blanco puro que está tensada por un sistema de cables de acero. Esta estructura única y libera la zona central, mientras que la creación de un juego formal de rítmica en la periferia.

En una base de madera de forma circular, los tubos de cartón se disponen en el perímetro exterior limitando un espacio interior que además se abre al paisaje circundante. Estos tubos con una asombrosa altura de 6 metros soportan la cubierta construida como un lienzo de color blanco puro que se tensa por un sistema de cables de acero. Esta es la única estructura de manera que la zona central queda totalmente liberada, mientras que en el perímetro se crea un ritmo dinámico mediante el juego de diferentes separaciones y diámetros. 

El interior del pabellón está organizado con diferentes estructuras y piezas de mobiliario (algunas construidas también con tubos de cartón), pudiendo acoger a una gran variedad de diferentes actividades en este espacio abierto y de circulación fluída. De esta manera, encontramos un espacio central conformado con muros interiores de baja altura y amueblado con bancos y sillas que invitan a la relajación a los visitantes. 

Todos los elementos de papel y cartón, diseñados aquí también por los arquitectos del estudio de Shigeru Ban, otorgan al interior un carácter familiar y acogedor y un paisaje sostenible y dinámico. Como apunte final a esta obra os traemos la opinión propia del arquitecto sobre este proyecto, dada a conocer en una entrevista: la resistencia y la durabilidad de un edificio no tiene nada que ver con la resistencia de sus materiales; podemos ver cómo edificios de hormigón caen con un terremoto que no podrá destruir mi edificio construido con papel. 

Esta completa la visión de conjunto de la obra del arquitecto japonés Shigeru Ban, con estudios instalados por todo el mundo, desde Tokio a  sus estudios de Nueva York, pasando por la ciudad de París. 

Si estás interesado en descubrir otros profesionales con talento unidos a la plataforma homify, por favor no dudes en visitar la sección de  arquitectos en el menú de nuestros expertos internacionales.

¿Qué os parecen estas dos obras?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!