Jardines de estilo rural de Emmilia Cardoso Designers Associados

10 jardines pequeños ¡muy inspiradores!

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

¿Nunca te has parado a pensar lo agradable que sería transformar ese espacio muerto y sin vida que tienes frente a tu casa en un bonito jardín? Pues ha llegado el momento de ponerte manos a la obra y dar un cambio de imagen radical a esos metros que están pidiendo a gritos que los aproveches. Crear un pequeño jardín a la entrada de tu casa, en un rincón o junto a tu fachada principal es más sencillo de lo que imaginas y el resultado puede ser de lo más original. 

Desde sembrar plantas a poner macetas, pasando por incorporar elementos decorativos, piedra o diferentes materiales y estilos, cualquiera que sea el reto puede transformarse en un jardín pequeño pero encantador. ¿Estás listo para darte un paseo por la inspiración? Allá vamos…

1. Jardín delantero

En muchas ocasiones los jardines son, sencillamente, el acompañamiento perfecto en el camino a casa. Eso es precisamente lo que ocurre con este espacio que, empleando grava de diferentes tonos, crea un diseño original. Lo mejor es que emplees piedra del mismo tamaño o similar para crear una imagen homogénea y lo combines con plantas y piedras para decorar su interior.

2. Árboles para el jardín

No solo de flores y plantas viven los pequeños jardines, los árboles también pueden convertirse en protagonistas. En este diseño, la composición con diferentes especies de árboles, todos ellos podados con formas cuidadas, se completa con una base de piedras y otras plantas bajas. ¿El resultado? Un espacio coqueto y lleno de vida con una buena dosis de originalidad.

3. Entrada con suelo de madera

¿Qué te parecería tener un pequeño jardín a modo de oasis? El suelo de madera sobre el que se asienta hacen de este jardín un auténtico remanso de paz. El contraste de este material con la piedra y la vegetación crean un efecto único que aporta elegancia y serenidad al espacio.

4. La zona entre el sendero y el patio

Cualquier rincón de tu espacio exterior puede convertirse en un improvisado jardín. Aquí se ha optado por crearlo en el rincón que dejan el sendero y el muro, un espacio apenas perceptible que, con unas sencillas macetas y unas plantas de colores vivos, se transforman en un coqueto jardín que se diferencia de la zona principal gracias al colorido de sus flores.

5. La piedra, protagonista

Uno de los materiales favoritos para los jardines pequeños es la piedra aunque, siempre puedes sorprender con ejemplares de un tamaño superior al habitual como en este caso. Por otro lado, si estás pensando en utilizar jardineras de madera o lanzarte a la aventura del DIY (Do it yourself) y crear las tuyas propias, recuerda impermeabilizar su interior correctamente para evitar que se estropeen.

6. El agua

Convertir cualquier espacio en un delicado jardín es, en ocasiones, una auténtica obra de arte y los diseñadores paisajistas auténticos artistas que emplean todos los recursos a su alcance para lograr sus creaciones. El agua es un recurso de lo más habitual, como en este caso. Una fuente hecha con bambú sirve para dar vida a este espacio que combina las piedras con la incorporación de plantas de diferentes especies.

7. Juego con la simetría

Otra de las opciones más divertidas para crear tu pequeño jardín es jugar con las formas simétricas. En este caso se ha optado por un conjunto a base de grava, piedra y vegetación que ofrecen una imagen cuidada y fresca ideal para la parte delantera de tu hogar.

8. Un rincón con encanto

 de estilo  de Zen Ambient
Zen Ambient

Fuente, bonsai, piedras y lamparita

Zen Ambient

Y de las simetrías a las curvas. Este diseño combina varios de los elementos que hemos visto en composiciones anteriores. Así, las piedras dibujan formas que contornean las plantas hasta llegar a la fuente, que se convierte en el elemento focal del jardín.

Si estás pensando en incorporar una fuente a tu jardín, te interesará nuestro libro de ideas: Fuentes de jardín para inspirarnos.

9. Solo con macetas

Se acabaron las excusas. No disponer de un pequeño terreno en el que hacer tus plantaciones ha dejado de ser motivo suficiente para no tener un jardín. Cualquier rincón de tu terraza o patio puede convertirse en tu particular zona verde gracias a unas macetas. Elige las especies que más te gusten y los diseños más originales o coquetos y prepárate para presumir de jardín.

10. De bambú

¿Quién no ha sentido cierto toque zen al contemplar un bello jardín? Si no encuentras esos aires de manera natural, siempre puedes propiciarlo incluyendo elementos como estas jardineras de bambú. Sus diferentes formas y tamaños convierten un rincón de lo más soso, en un espacio lleno de vida.

¿Listo para crear tu propio jardín pequeño?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!