Arquitectura que enamora: preciosa casa en blanco

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

En Sant Andreu de Llavaneres, cerca de Barcelona, se ubica esta vivienda unifamiliar con un bonito estilo mediterráneo. Al encontrarse en un terreno con una fuerte pendiente el equipo de arquitectos de Mirag decidió adaptar la vivienda a esta topografía de manera que el impacto con el entorno fuera menor y toda la casa se viera inmersa en la propia naturaleza.

Empecemos el recorrido por un proyecto de paredes blancas, mucha luz e increíbles vistas.

Entorno natural

Para empezar nuestra visita qué mejor que situarnos. Como vemos la vivienda es una pieza blanca, preciosa, que se sitúa en un entorno verde con una pendiente del 30%. Lejos de ser un problema, esta condición se convirtió en la estrategia del proyecto, de forma que cada una de las dos plantas de la casa se adaptaría a este desnivel.

Acceso al exterior

Como apuntábamos en la imagen anterior, las plantas se adaptan a la pendiente del terreno. La planta baja es la que se encuentra a nivel de calle y donde se realizan las actividades principales de la casa. Y la planta sótano es la que conecta la vivienda con el jardín y donde se ubican dos estancias secundarias para el uso y disfrute del espacio exterior.

Volúmenes poliédricos

La vivienda se ha diseñado como una combinación de tres volúmenes poliédricos, de manera que en los puntos de conexión entre ellos, es donde la casa se abre hacia el entorno, generando esquinas y rincones llenos de luz con vistas maravillosas. Además, la vivienda se organiza a lo largo de un eje orientado hacia noreste-suroeste, lo que facilita el máximo aprovechamiento de la luz solar y de las vistas que ofrece el lugar.

Cambios de nivel

En esta imagen del interior de la vivienda podemos ver el cambio de nivel del terreno. La escalera nos conduce desde la planta sótano hasta la planta baja obligándonos a realizar un recorrido para disfrutar del entorno. Y para no restar protagonismo a la naturaleza y al verde, el material predominante en la vivienda es el hormigón visto, presente en el pavimento, las paredes y el techo.

¿Os gusta el hormigón visto? Entonces os recomendamos este libro de ideas: ’Arquitectura de hormigón visto: 6 escenas diferentes’.

Interiores sobrios y de estilo industrial

El espacio central es un lugar compartido entre el salón, comedor y la cocina. Aquí apreciamos las formas surgidas de la combinación de los volúmenes que genera rincones, esquinas y perspectivas muy interesantes. Este espacio es un lugar amplio, con pocos muebles, sobrio y decorado con cierto toque industrial, como vemos en la lámpara de techo y las sillas del comedor. Además, el hormigón visto sigue siendo el material de sus superficies, el cual contrasta con la calidez de la madera del mobiliario.

Sofisticación en el baño

Esta es la única estancia de la vivienda que se permite jugar con otros materiales, aparte del hormigón visto. Aquí las superficies se revisten de azulejos vidriados en tonos dorados y cobrizos, lo que confiere a la habitación elegancia y sofisticación.

¿Qué os ha parecido la vivienda?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!