Por fuera discreta, por dentro ¡espectacular!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Mérida. Pero no la extremeña, sino la mexicana. Esta es la ciudad que visitamos hoy con la idea de descubrir una casa que va a despertar vuestros más profundos deseos viajeros. Diseñada por el equipo Taller Estilo Arquitectura, en ella la luz y la brisa recorren por igual cada una de sus estancias, mezclándose con una combinación perfecta de colores exóticos, algo que ya es característico de estos profesionales. Y lo mismo sucede con el uso de las texturas logradas con los diferentes materiales de sus obras, la aparición de patios interiores o la mezcla de estilos de su mobiliario, combinando piezas clásicas con otras modernas. 

Os recomendamos no perder detalle del proyecto, ¡aquí hay mucho que ver!

Ideal romántico

La fachada a la calle es sencilla y pequeña pero proyecta una imagen de romanticismo y delicadeza muy potente. Sus paredes de hormigón pulido blanco, su antigua puerta de madera de dos hojas y las rejas de forja de la ventana indican que lo que sucede detrás de estos muros tiene que ser algo muy especial.

Pura mezcla

Si hay algo que caracteriza a esta casa es la mezcla. Mezcla de colores, de estilos, de texturas. De estancias cerradas y abiertas, del fuera con el adentro, de la naturaleza salvaje con la más cuidada. Mezcla como punto fuerte. 

Aquí podemos ver la terraza cubierta abierta que da al jardín con piscina. Este lugar ha sido tratado como un interior, con la misma calidez de sus materiales y tejidos y con la misma delicadeza al decorar las paredes. El color es otros de los elementos esenciales en el diseño. Y en esta ocasión lo más llamativo es el uso de azulejos de color turquesa para revestir todo el pavimento de esta terraza. Un color que combina perfectamente con el verde del jardín.

Al caer la tarde

La puesta de sol convierte a esta vivienda en un elemento mágico. No solo por la forma del edificio, sino también por el juego de luces cálidas que se proyectan desde el interior que crean una imagen de la casa muy distinta de la que podemos tener durante el día. 

La vivienda cuenta con dos plantas: en la baja se encuentra el salón, la cocina-comedor, la terraza y el patio. Y en la primera el dormitorio con baño y un balcón.

El eje del patio

El patio es el que configura toda la casa. A él se abren todas las habitaciones y es él el que define estancias abiertas o semiabiertas.  Desde aquí apreciamos el extremo de este eje, terminado en el jardín con la piscina. Después le sucede la terraza cubierta por el balcón de la primera planta, y después, el patio con suelo de graba y multitud de plantas. Cabe destacar el cerramiento del pasillo que separa el interior de la casa, del patio. Se trata de una puerta corredera que puede dejar completamente abierta la casa, de manera que el patio se funda con el interior.

Interiores con mucha luz

Lo bueno que tiene contar como un patio como el que mostrábamos en la imagen anterior, es la cantidad de luz que mete en los interiores. Luz que gracias a la elección de un pavimento de azulejos, se ve reflejada de mil maneras, como es el caso de la cocina y el comedor de la fotografía.

Muebles clásicos

La decoración de los interiores sigue buscando esa mezcla que consigue generar en los espacios atmósferas acogedoras y agradables. En este caso el salón ha contado con muebles de los años 60 y 70 y se han combinado con otros más modernos. También se ha jugado con las baldosas del pavimento, buscando siempre conseguir distintos colores y patrones.

El primer café de la mañana

En la primera planta se encuentra el dormitorio principal. Desde él se accede a un balcón que se abre al patio y desde él se pueden tener unas vistas maravillosas hacia el cielo azul mexicano. Este balcón, conectado por medio de una corredera de cristal con el dormitorio, se convierte de esta forma en el lugar perfecto para empezar el día.

Un árbol en la habitación

Terminamos. Y nos despedimos con otra imagen del dormitorio. Pero una muy peculiar. Se trata del interior de esta habitación que ha sido casi invadido por una gran árbol que pasaba por allí. El diseño de la casa quería respetar el entorno y se decidió contar con la naturaleza como un elemento más dentro del proyecto. 

Y aunque el árbol no cruce la habitación, sí que la observa cariñosamente desde la ventana.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!