Casa en La Cerdanya. 2013: Terrazas de estilo  de Deu i Deu

Por esto se debe construir una casa para varias generaciones

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Disponer de una vivienda en la que convivan varias generaciones era una práctica habitual hace no demasiadas décadas,  de hecho, continúa siendo algo bastante común en ciertas culturas. Sin embargo, el ritmo de vida actual, las condiciones socioeconómicas de la población y el diseño actual de muchas construcciones han hecho que esta tendencia se reduzca hasta casi desaparecer. 

Pero la convivencia con los abuelos puede ser de gran ayuda no solo para la reducción de los gastos, sino también para el aprendizaje mutuo y el conocimiento compartido. Tratar de hacerte con la casa de tus sueños es un camino que no siempre resulta sencillo y, en ocasiones, puede no terminar demasiado bien. No obstante, la opción de compartir el espacio con nuestros mayores es una opción que, además de poder acercarnos a nuestro ideal de vivienda, se transforma en una experiencia enriquecedora.

¿Quieres conocer algunas de las claves para decantarte por una vivienda para toda la familia? En este libro de ideas encontrarás todo lo que necesitas saber.

El ahorro

¿Quién no ha buscado la mejor financiación? ¿La manera de reducir los costes de la construcción de su vivienda? Pues bien, una de las mejores maneras de conseguirlo es optar por una vivienda para toda la familia y es que cada uno puede aportar su granito de arena. Por ejemplo, construir tu casa en una parcela que pertenezca a tus padres es una buena forma de ahorrar. Si además no has de pedir un crédito para financiar la adquisición de la finca, es dinero que podrás invertir en la construcción o reformas posteriores. 

Otra buena manera de ahorrar utilizando la convivencia familiar es que cada miembro haga su aportación, ya sea en forma de montante económica o como trabajo. Además, te en cuenta que convivir con los abuelos es mucho más económico y reconfortante que trasladar su hogar a una residencia. 

Querer es compartir

Casa en La Cerdanya. 2013: Terrazas de estilo  de Deu i Deu
Deu i Deu

Casa en La Cerdanya. 2013

Deu i Deu

¿Has estudiado las posibilidades que te ofrece el mercado en materia de espacio para construir la casa de tus sueños? La burbuja inmobiliaria se ha llevado por delante un gran número de metros urbanizables y, en algunos casos, es prácticamente imposible encontrar una parcela libre en la que instalarse. Sin embargo, las generaciones de nuestros abuelos y padres eran muy dadas a tener un terreno que, como comentábamos antes, a día de hoy puede convertirse en el lugar ideal para establecer tu hogar. 

Eso es precisamente lo que ha ocurrido con esta vivienda 'made in Spain' que lleva el sello de la firma Deu i Deu, un proyecto de lo más intergeneracional. Contar con una propiedad es un punto a tu favor ya que tanto tú, como las generaciones venideras, pueden ver satisfechas sus necesidades ofreciendo multitud de ventajas por ser patrimonio familiar.

Apoyo incondicional

Los beneficios de compartir tu espacio con los abuelos no se reducen a una simple cuestión de ubicación y es que la convivencia es muy enriquecedora. A nivel organizativo, contar con la ayuda de los abuelos para la crianza de los hijos puede ahorrarte la inversión en canguros, guarderías o actividades extraescolares que copen las horas que has de estar fuera de casa por trabajo. Y es que ¿qué abuelo no adora compartir tiempo con sus nietos? Ambos aprenderán juntos y tú tendrás la tranquilidad de que tus pequeños están en casa y bien atendidos sin necesidad de pasar largas horas fuera del hogar.

La magia de los pequeños

La calidad de vida y, por extensión, la longevidad de nuestros mayores es cada vez mayor y esto ha derivado en una mayor preocupación por su cuidado. Hay quienes recurren a residencias y hogares para la tercera edad pero estas soluciones no siempre son las más acertadas. Integrar a nuestros mayores en el día a día del hogar es una alternativa enriquecedora no solo para nosotros, también para ellos. Hay estudios que relacionan la convivencia en una cada con varias generaciones con la reducción de los efectos de la demencia, eso, por no hablar de que estar rodeados de personas más jóvenes puede hacer que los mayores se sientan más fuertes, activos y, sobre todo, queridos. 

Escapadas

Uno de las primeras consecuencias de la paternidad, principalmente en los primeros años de vida, es la dificultad para poder viajar. Tener un fin de semana romántico se antoja de lo más complicado cuando aparecen los niños y, lo mismo ocurre con según qué compromisos profesionales. Sin embargo, convivir con los abuelos reduce al mínimo estas limitaciones ya que desaparece el problema de tener que buscar canguro para los pequeños. Tus hijos podrán disfrutar del calor del hogar en buena compañía sin salir de casa mientras tú haces lo propio a cientos de kilómetros durante un par de días. Una alternativa de lo más práctico para los amantes de las escapadas.

Riqueza intergeneracional

La última delas claves que te proponemos para decantarte por una convivencia intergeneracional tiene que ver con el enriquecimiento mutuo. Compartir espacios mejora el entendimiento entre generaciones al timepo que refuerza los lazos familiares. Los abuelos pierden, en parte, el miedo a cumplir años gracias a esa sensación de pertenencia a un todo, a dejar de sentirse marginados al envejecer. Su integración completa en el núcleo familiar refuerza el bienestar de la familia al tiempo que asegura su cuidado en conjunto. 

No obstante, no siempre los abuelos están dispuestos a ceder sus espacios y trasladarse al hogar familiar. Para una mayor tranquilidad manteniendo su independencia te recomendamos nuestro libro de ideas: Consejos para acondicionar una casa para personas mayores.

¿Cuál es tu motivo para compartir tu espacio con tus mayores?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!