10 cocinas rústicas con mucho encanto

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Dicen que las comparaciones son odiosas y por eso no es nuestra intención con este artículo empezar una guerra entre cocinas modernas y rústicas. Ambas tienen ventajas e inconvenientes y ambas tienen fieles seguidores y durísimos detractores. Sin entrar en polémicas y sin mostrar preferencia alguna, nosotros hoy vamos a dar de lado los diseños minimalistas de corte moderno para centrarnos en las cocinas de toda la vida. Mostramos diez cocinas que recogen los encantos rústicos de ayer y los modernizan, creando una combinación a la que es difícil resistirse. 

Con estilo vintage

El roble es sin duda el tipo de madera más popular cuando se trata de elaboración de cocinas rústicas. Sin embargo también se echa mano del nogal y la haya así como la caoba en algunos casos. Pero para aquellos que empiezan a cansarse de la madera, hay que añadir los laminados, que consiguen texturas y tonalidades diferentes y que pueden darle un toque original a los espacios sin perder la elegancia y la calidez de la madera. En esta cocina las vigas de madera natural contrastan con el acabado de los muebles, que vemos especialmente en la isla. Aquí el color es gris perla, que combina a la perfección con los azulejos grises y granates del suelo y las paredes. Por otro lado, encontramos algún elemento industrial, como las lámparas de metal, que aunque rompen la línea rústica de la habitación no desentonan con el resto de superficies grises que vemos en ella. 

Lo tradicional

Pero si somos de los que nunca nos cansamos de la madera más clásica, lo nuestro es una cocina del estilo de la que mostramos aquí: se trata de un diseño más tradicional y sobrio. El color oscuro de la madera produce una sensación cálida y hogareña que invita a pasarse la tarde entre fogones. Sin embargo, para contrarrestar el impacto visual de la madera, que incluso reviste una parte de la pared de la cocina, se han colocado azulejos de colores neutros, que consiguen que esta cocina no resulte agobiante y al mismo tiempo mantienen la calidez de la madera predominante.  Un detalle muy rural que no podemos saltarnos a la hora de observar esta fotografía es la campana con el cabecero de madera tallada que a buen seguro esconde más de una historia. 

Entre el mobiliario destaca la puerta del horno de color azul. Es un detalle muy acertado, el binomio de tonos crema y la madera oscura crean un bonito balance que sin embargo se vería soso de no ser por el detalle en color. El toque final lo aporta la encimera en color claro y la junta de los azulejos de tonalidad oscura. 

Un toque provenzal

No podemos negar que estamos aquí ante una típica cocina de estilo rural. Por un lado, la habitación nos enseña sus vigas de madera y un espectacular suelo de piedra. Pero además los muebles han sido diseñados con esmero, mezclando materiales como el ladrillo y la madera, a la que se ha decidido pintar de un color verde oliva. Es precisamente este verde el que le da un ligero toque provenzal a esta cocina donde predomina el beige, y donde una mesa alta de cajones, restaurada y pintada de color crema, es utilizada como isla de cocina. Por otro lado, las contraventanas de madera aumentan el aire rústico del espacio, al igual que los pequeños detalles decorativos: cuadros, plantas y cestería. 

Modernizando los clásicos

Cocina de estilo  de LIGNUM Möbelmanufaktur
LIGNUM Möbelmanufaktur

Natürliche Küche aus Altholz-Eiche

LIGNUM Möbelmanufaktur

Un antiguo granero demolido es el punto de partida de esta cocina moderna, pero de innegable aire rústico. Las madera que se han usado en estos sólidos muebles de cocina están hechos, precisamente, con las materiales rescatados del granero. Un diseño sostenible y ecológico que parte de lo antiguo para crear una cocina práctica, funcional y moderna que reinventa la cocina rústica con un modelo que parte del pasado para mirar sin complejos al futuro. 

El espacio manda

A veces el estilo de nuestra cocina lo marca el espacio propio. Aquí las imponentes vigas de madera, las paredes enyesadas y la altura de los muros casi nos obligan a plantear una cocina de estilo rústico. Aún así se pueden huir de los tópicos y hacer algunos cambios que personalicen el estilo rural. En esta fotografía se ve con claridad: el color madera ha sido sustituido por un tono beige que por un lado da cierto aspecto moderno y por otro cede todo el protagonismo al espectacular techo de madera. 

Atentos a los detalles

El estilo rústico tiene el encanto de las cosas antiguas y el aire fresco de lo campestre. Por eso, incluso aunque nos decantemos por diseños más modernos para la cocina podemos dar algún toque rural con pequeños detalles. Así ocurre en esta cocina con dos alturas: flores y enredaderas, cestas de mimbre y vigas de madera le dan un aire rural que nos hará sentir como en aquellos eternos veranos en casa de los abuelos. 

Rústico e industrial

 de estilo  de werkhaus
werkhaus

Baumstammküche

werkhaus

¿Puede una cocina ser al mismo tiempo rústica e industrial? La respuesta te la damos en forma de fotografía. Y es que la cocina que vemos en esta imagen coge lo mejor del estilo industrial y lo mezcla con lo más llamativo del diseño rural. Un imponente tronco se convierte en una salvaje encimera que nos lleva hasta lo más profundo del bosque de Blancanieves. Por otro lado, la encimera de madera da paso a una superficie de concreto en el que se sitúa el fregadero y los fuegos. Una combinación que no dejará a nadie indiferente.

Pintar las paredes

Aunque estamos acostumbrados a revestir las paredes de la cocina con azulejos porque su limpieza es muy sencilla, una opción muy original puede ser pintarlas. Las actuales pinturas plásticas permiten un cómodo mantenimiento, además de dar un toque más desenfadado y colorido a cualquier tipo de cocina, también las de estilo rústico. Este ejemplo así lo demuestra: paredes mostaza que combinan a la perfección con unos originales muebles de madera desgastada.

Un revestimiento con color

Y seguimos hablando de revestimientos de pared. En esta cocina los muebles son de madera clara y se han combinado con electrodomésticos en verde a juego con los azulejos de un vivo verde botella que consiguen crear un ambiente muy especial. 

Si te gustan las cocinas con un ligero estilo rústico pero sin pasarte, te recomendamos esta combinación de colores. Para un toque más moderno elige azulejos rectangulares en lugar del cuadrados y marca bien el espacio entre las piezas. Si eliges el color blanco conseguirás un poco de iluminación extra y brillo en las paredes de tu cocina.

Si quieres profundizar en el tema, échale un vistazo al libro de ideas 7 revestimientos diferentes para las paredes de la cocina

Una cocina rústica y auténtica

Cocinas de estilo rústico de Ferraro Habitat

Terminamos con una cocina algo más rudimentaria que las demás. En este diseño una tela de color blanco se ocupa de ocultar los objetos guardados en los estantes y una pared de pizarra en color verde reviste el muro del fondo. Si eres un fiel seguidor de las cocinas auténticas, que no calcan las tendencias que marcan las revistas sino que las adaptan, esta es tu cocina. 

Además es un diseño muy acertado para aquellos que no queráis, o no podáis, gastaros un dineral en la reforma de vuestra cocina. Esta estancia prescinde de muebles ostentosos, mirad por ejemplo la zona bajo la ventana: una sencilla superficie de madera acoge el fregadero y la zona de trabajo. La parte baja se oculta tras una cortina de color blanco que hace juego con el asequible armario de color blanco a la derecha de la fotografía. 

¿Qué tipo de cocinas rusticas prefieres tú? ¿Modernas o clásicas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!