Una gran renovación de un apartamento antiguo

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Vivir en un edificio antiguo puede tener cierta magia, un recuerdo de años señoriales y elegantes. Pero también puede presentar una amplia lista de problemas, desde tener mobiliarios pasados de moda hasta revestimientos en mal estado, por no hablar de cañerías e instalación eléctrica que necesita un cambio urgente. La distribución de las habitaciones y los demás espacios no siempre es la ideal, y los hábitos de la vida moderna plantean la necesidad de contar con ambientes más diáfanos de lo que era un siglo atrás.

Antes de la renovación

El apartamento era un buen exponente de la arquitectura clásica, pero el problema era que no era del gusto de los nuevos propietarios. Lo veían como algo pasado de moda, así como tampoco estaban de acuerdo con la distribución de los espacios y los muebles que habían quedado en el salón. Si bien ambos ambientes estaban integrados, para los dueños había que ir un paso más allá. Y eso fue lo que hicieron en el estudio Legarrec Architectures

Comienzan los trabajos

La fotografía evidencia que el proyecto no pensaba en cambios cosméticos. El plan de reforma comprendía una redistribución de las habitaciones, una ampliación de los espacios mediante el derribo de tabiques y paredes, y la necesidad de reinstalar la red eléctrica, de agua y gas.

Eliminando las fronteras

En los trabajos de remodelación se ha tirado abajo una pared que separaba las habitaciones, y se ha combinado con el salón para crear un ambiente más grande, que también gane en luminosidad. Pero además de las paredes y el suelo, también se realizó una reforma a fondo del techo. ¿Y cómo fue el resultado?

Un salón de lo más moderno

El cambio es radical. Se ha pasado de una estética clásica a un salón moderno, con una gran profusión del blanco en el techo, los muebles y con el contraste de los muebles y cortinas en tonos oscuros. En este estilo el suelo de parqué da un punto de equilibrio entre los tonos opuestos.

Estilo sofisticado

A lo largo de la pared se ha colocado un conjunto de módulos que funcionan como gabinetes y aparadores, para que sirvan como biblioteca y también para acoger a los equipos multimedia de la casa. Una ingeniosa forma de ganar almacenamiento con objetos prácticos y decorativos. Además, en la disposición se han respetado las zonas de transición entre los ambientes para no cambiar la circulación de la casa.

A lo largo del pasillo

El pasillo comunica las diferentes áreas del apartamento, donde también hay más espacios en los módulos traseros para ser usado como punto de almacenamiento. El laqueado de los muebles se matiza con el parqué, en un bonito diálogo que se replica en el resto de la casa.

El mismo estilo en el dormitorio

Aunque en el proyecto hubo un par de habitaciones que se han derribado, en donde se han decidido conservar los dormitorios estos mantienen la misma línea estética del resto de la casa, con el suelo de parqué que se conserva pero con las paredes y los techos puestos como nuevos. Un panel detrás de la cama y un pequeño aparador debajo del televisor son, con el armario que se encuentra a un costado, los únicos accesorios para el almacenamiento.

¿Crees que todos los antiguos departamentos pueden tener un proceso de cambio tan radical como este?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!