Sillas de estudio, confort y trabajo

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Una silla de estudio es un mueble íntimo. De uso personal. Es sumamente importante sentirse cómodo en ella, tanto física o mentalmente. Cada uno tenemos nuestras manías, así que hay que elegir la silla más acorde a nuestras preferencias. Hemos de tener en cuenta sus condiciones ergonómicas pero también que nos sintamos un poco identificados con ese asiento en el que habremos de pasar muchas horas. En ocasiones por trabajo, y otras veces para dedicarnos a los hobbies que más nos apasionan desde leer a editar vídeos en el ordenador, pasando por el modelismo o los puzles. Cada cual con sus gustos tanto para sus hobbies como para sus asientos.

Silla para un espacio de trabajo

Estudios y despachos de estilo minimalista de IK-architects
IK-architects

KEFIR HOME

IK-architects

En cambio esa siesta no se hace posible en este otro modelo de silla de estudio. Se trata de un asiento cómodo y muy funcional, en líneas de diseño moderno con inspiración minimalista, pero está concebido para sentarse en él y pasar muchos ratos trabajando. Por eso se puede apreciar que en la superficie de su asiento y su respaldo se han tenido muy en cuenta las condiciones ergonómicas.

La modernidad

Estudio de estilo  de DecoMania.pl
DecoMania.pl

D2 furniture

DecoMania.pl

Una silla de blanco impoluto, mullida, con ruedas y de altura regulable. El respaldo no muy grande, y sin reposabrazos. Una opción muy elegante para una silla de estudio. Su diseño muy moderno cuadra a la perfección con personas que pasen horas trabajando con su ordenador, no rellenando tablas Excel, sino realizando labores más creativas.

Una silla pequeña en un estudio pequeño

En ocasiones no todos podemos disfrutar de un estudio o gabinete amplio donde poner a buen recaudo todas las cosas que desearíamos tener cerca nuestro. Hay veces que un pequeño rincón de la casa se convierte en ese sancta santorum que es un estudio. Por ejemplo, en la imagen vemos un estrecho espacio entre dos tabiques, donde tan solo cabe la mesa y unas baldas, y por supuesto la imprescindible silla de estudio, que como es lógico no es de grandes dimensiones, pero el tono de su tapizado consigue captar todo el protagonismo del espacio.

Más que silla, un butacón

La situación contraria a la anterior imagen, la vemos en esta foto. Un estudio amplio, señorial, y lógicamente la mesa y la silla van en ese línea. Concretamente de silla hace un gran sillón orejero tapizado en piel. Es como si su propietario lo hubiera tenido antes en el salón, pero cuando consiguió tener su propio estudio, decidió llevárselo allí, al ser el mueble en el que más cómodo se encontraba. Desde luego sentado en él podrá trabajar a gusto, pero seguro que también echará alguna cabezada.

Lo antiguo y lo moderno

despacho estudio minimalista: Estudios y despachos de estilo minimalista de Arquitectos Madrid 2.0
Arquitectos Madrid 2.0

despacho estudio minimalista

Arquitectos Madrid 2.0

Decíamos al comienzo que cada silla tiene su propietario, y a veces resulta un tanto paradójico conocer ciertas elecciones. Es el caso de lo que vemos en esta foto. Es el estudio de alguien que trabaja con la música por la mesa de mezclas que vemos, y sin embargo sus composiciones las hace sentado en una silla de aires antiguos, elaborada con madera torneada, detalles de dorados y tapicería de piel. Resulta chocante la presencia de esa silla, junto a su instrumento de trabajo (o de hobby) y una mesa compuesta por unos caballetes y un vidrio. La prueba evidente de que las sillas de estudio son muy personales.

Otro ejemplo de personalidad

Salón y zona de estudio: Estudios y despachos de estilo ecléctico de BATLLÓ CONCEPT
BATLLÓ CONCEPT

Salón y zona de estudio

BATLLÓ CONCEPT

También aquí vemos una curiosa combinación de elementos. Por un lado una mesa de máquina de coser recuperada como espacio de trabajo y una silla moderna como lugar para sentarse. Una silla austera en sus líneas de diseño salvo por el impactante color rojo de su tapicería que aporta una importante nota de color a este estudio, pero que en realidad su tonalidad destacaría en cualquier otro espacio. Este tipo de combinaciones delatan la personalidad de su ocupante, y esos datos son muy importantes a la hora de encargar la reforma de nuestras viviendas o estudios a interioristas. En el caso que vemos, los arquitectos de interiores de Batlló Concept siguieron todas las directrices del propietario para remodelar este espacio.

La imagen prototípica de una silla de estudio

Estudios y despachos de estilo minimalista de Will Eckersley
Will Eckersley

Darnley Road

Will Eckersley

Pasar horas leyendo mientras se escucha música es la opción predilecta de ocio para muchas personas. Para lograr que esa experiencia todavía sea más plena, aquí vemos una butaca ideal. Una butaca acompañada de un reposapiés a juego. Quiénes relacionen un estudio, y más concretamente su silla con un mueble para pasar horas trabajando, si contemplan esta silla verán que hay afortunados que tienen otro concepto sobre este mueble y los momentos que se pasan sentados en él.

Casi una tumbona

En la misma línea de sentarse lo más placenteramente posible. Es decir, mejor recostado que sentado, aparece esta otra silla. Un diseño muy elegante y moderno. Ideal para leer un libro o el periódico por la mañana. Reclinarse en ella, levantar las piernas gracias al reposa pies accesorio, tener un café a mano y abrir la novela que ya estamos ansiosos por conocer su desenlace, puede ser un momento de lo más excitante, al mismo tiempo que absolutamente tranquilo.

El estudio más clásico

Varis: Estudio de estilo  de TAIMO
TAIMO

Varis

TAIMO

Con un concepto opuesto a lo anterior, encontramos esta otra propuesta para una mesa de estudio. Toda ella realizada en madera, como la mesa de trabajo que la acompaña. Sin duda, a diferencia de otras líneas de diseño más modernas que pueden tener mucho de efectistas e incluso de frialdad, este otro conjunto tiene mucha más calidez. Su funcionalidad salta a la vista, la apariencia más clásica de la madera da una idea de que allí se pasan horas muy agradables, y el detalle del cojín para hacer mucho más cómodo el asiento le da un toque hogareño indudable.

Silla de biblioteca

La palabra biblioteca inmediatamente nos trasmite cierta idea de solemnidad. Y si en ese concepto tenemos a nuestra colección de libros y al lugar en el que nos disponemos a leerlos, entonces la silla que elijamos para ello tiene que ir en concordancia. En ese sentido la combinación de maderas oscuras, mullidos asientos y tapicería de piel nunca fallan.

¿Has leído esto sentado en tu silla de estudio? ¿Qué tal? ¿Estás cómodo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!