El piso perfecto para disfrutar del otoño

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Tiago Patrício Rodrigues es el arquitecto que se encuentra detrás de este proyecto de rehabilitación de un antiguo apartamento en Lisboa. Un edificio con una fachada diseñada en estilo Art Nouvea y que necesitaba renovar sus interiores. El arquitecto basó su concepto el la mezcla de estilos arquitectónicos, de materiales y texturas. Por eso vamos a ver piezas de iluminación del siglo XX, alfombras orientales o piezas muy contemporáneas. Todo esto combinado de forma que la vivienda ha adquirido un toque bohemio y muy especial.

¡No os lo perdáis!

¡Viva el amarillo!

Aunque este espacio está lleno de colores y piezas de mobiliario, hay un elemento que destaca sobre el resto. El color amarillo. Se ha usado de manera llamativa pero sin excesos y ha conseguido invadir toda la estancia. Apreciamos además otro color que es la base del diseño del salón, el gris. A partir de él se combinan otros tonos, pero es el gris el que aporta armonía y equilibrio al espacio. El sofá de este color se ubica en el centro del salón y se combina con cojines de colores. Los mismos colores que tiene el cuadro de la pared que aporta cierto aire exótico y que se ha colgado intencionadamente en un lateral y no alineado con el sofá.

¡Si os atrae la decoración del salón en color amarillo, tenéis que leer este libro de ideas! ’Un toque amarillo en el salón’.

El comedor: un rincón muy inspirador

Parece mentira que este precioso rincón sea el destinado al comedor. ¡Podríamos pensar que se trata de la mesa de un escritor de novelas! La luz tamizada que entra por las ventanas es un elemento más del diseño de este espacio que combina perfectamente con los muebles. La mesa redonda de vidrio y metal, las sillas de mimbre y el aparador de madera comparten un mismo estilo. El estilo de las vanguardias, del movimiento moderno, de los muebles diseñados por Aalto o por los Eames.

Un dormitorio muy original

En el dormitorio volvemos a encontrarnos muebles de distintos estilos y calidades. La cama y la cómoda son de madera maciza, con cierto toque romántico y antiguo. Mientras que la lámpara blanca y de formas geométricas es muy contemporánea. El balcón con su bonita barandilla de hierro y el cuadro de colores terminan por completar esta estancia llena de personalidad.

Estilo lisboeta

Lisboa es una ciudad de contrastes, con aires románticos, con olor a mar y con la presencia de Pessoa en cada una de sus esquinas. Todo esto es Lisboa. Y la misma sensación tenemos en este interior. En la imagen vemos la cómoda del dormitorio, antigua, de madera y justo al lado un cenicero de pie, más usado en bares o cafeterías que en el interior de una vivienda. La silla blanca de plástico nos transporta a otra época más bien futurista. Y la hoja de la costilla de Adán, a una selva, muy lejos de aquí.

La mesita de noche

Esta esquina del dormitorio se diseña con el mismo gusto que el resto de la habitación. La mesita de noche tiene el mismo diseño que la cómoda y la cama. Las velas con formas de bolas de billar de colores dan un toque de masculinidad y colorido, al igual que el collage que cuelga de la pared.

Azul petróleo

Si seguimos investigando el dormitorio llegamos a la zona destinada al trabajo, en un lugar donde antes se encontraba el vestidor. Al ser una estancia completamente abierta, sin puertas ni otro tipo de particiones, la luz entra directamente por las grandes ventanas. Una de las paredes que delimitan este rincón se pinta de azul petróleo, para definir el espacio y dejar claro que se entra en un lugar destinado a una función diferente. Combina perfectamente con la lámpara formada por globos de cristal verdoso. La otra pared está completamente llena de armarios que sirven para guardar, tanto objetos de escritorio, como ropa o zapatos.

El secreto del cuarto de baño

Al cuarto de baño se accede por uno de los paneles de madera que configuran la superficie del armario. Se hace de una forma casi invisible, porque no sabemos a simple vista cuáles son los paneles que abren al armario y cuál de ellos da acceso al cuarto de baño. Es una estancia que irradia sofisticación y elegancia gracias, no solo a la madera oscura de la pared y el pavimento, sino también al taburete y a la lámpara de techo.

Un baño vestido de verde

Esta estancia es un lugar de líneas sencillas y elegantes. Sus paredes se cubren con pequeños azulejos de color verde botella y el pavimento, con baldosas de granito veteado. Para dar sensación de amplitud y de uniformidad, las paredes del armario, donde se guardan los productos personales y de higiene, se revisten de espejo. Una idea genial.

La cocina

Para ir terminando con nuestro recorrido os presentamos la cocina. Un lugar en el que podemos ver algunos vestigios de la antigua vivienda, gracias a que se han mantenido las jambas y los dinteles de piedra de los huecos. Vemos, además, cierta concordancia con otras habitaciones de la casa, como con el baño, al usar los mismos azulejos, pero en este caso en color naranja. O con el salón a través de la lámpara amarilla de estilo industrial.

¡Alegre y divertida!

Así es la cocina. Llena de color, de vida y de naturaleza. El pavimento de baldosas cerámicas de color gris oscuro combina perfectamente con la paleta de colores de los muebles. Como vemos en la lámpara amarilla y en las antiguas sillas del comedor que han sido restauradas y pintadas, cada una de ellas de un tono diferente.

¿Qué pensáis sobre la mezcla de estilos y épocas del apartamento?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!