Consejos para afrontar una mudanza

Desirée Vaquier_homify Desirée Vaquier_homify
Afrontar una mudanza Desirée Vaquier_homify Bodegas de estilo clásico
Loading admin actions …

Hacer una mudanza es un momento de ilusión. Al fin y al cabo, se trata de cambiar de casa y de empezar una nueva etapa en la vida. Pero, si no se planifica de forma adecuada, también puede convertirse en una auténtica pesadilla que nos llene de estrés. Por ello, antes de afrontar una, es recomendable que tengas en mente los siguientes consejos.

Claves para hacer una mudanza y no morir en el intento

Para que la mudanza salga perfecta, no pierdas nada e, incluso, disfrutes del proceso, es necesario que consideres estas recomendaciones:

• Contrata los servicios de una empresa de mudanzas con antelación. La mayoría de personas elige los fines de semana y los festivos para llevar sus cosas a su nueva vivienda. Es normal. Sin embargo, esto hace que la demanda de las compañías de transporte sea muy alta. Como mínimo, trata de reservar la fecha con un mes de antelación.

• Alquilar un trastero. Es muy posible que no quieras llevar todas las cosas que tienes de golpe a tu nueva casa para así poderte mover con mayor libertad y organizar mejor el espacio. Los trasteros HOMEBOX son, en este sentido, una buena alternativa. Cuando todo esté listo podrás decidir si conservarlo o si llevarte tus enseres personales y colocarlos en el lugar más adecuado.


Otros consejos importantes

• Haz una lista de tareas. Prioriza las más importantes y relega las secundarias. También es importe que delegues y les encargues algunas a quienes te acompañen. Así no te olvidarás de nada ni te agobiarás por el exceso de trabajo.

• Clasifica y aprende a decir adiós. Hay cosas que irán a tu nuevo hogar. Otras, al trastero. Pero seguro que también hay muchas que ya no necesitas. Sin duda, una mudanza es el momento perfecto para tirarlas o, mejor aún, donarlas o reciclarlas. Ahorrarás trabajo y espacio a partes iguales.

• Siempre que puedas, usa cajas pequeñas. Son más fáciles de transportar a mano o en tu vehículo particular. En ellas pueden viajar los artículos más delicados que no quieres dejar en manos de la empresa de mudanzas. Tampoco las sobrecargues. Así reducirás el riesgo de que se rompan por el camino.

• Cuidado con los pequeños objetos. Es sorprendente la cantidad de personas que pierden durante una mudanza su pasaporte, su carnet de identidad o la escritura de su vivienda. A veces, se introducen en cajas mezcladas con otros documentos y se acaban perdiendo. Reúnelos todos en una carpeta, identifícala claramente y no la mezcles con lo demás.

• Intenta conseguir las llaves un poco antes de la firma del contrato. ¿El motivo? Así tendrás tiempo para limpiar la casa mientras aún está vacía. También tendrás la posibilidad de contratar los suministros por adelantado para que así todo esté listo para entrar a vivir cuando llegue el momento.

• El kit de supervivencia. Vas a necesitar tener a mano algunos objetos cotidianos para sobrevivir el día que realices la mudanza. Lo más probable es que acabes por la noche y que no tengas tiempo ni de desempacar. Así que, en una mochila o maleta, introduce una muda, una toalla y algunos artículos de higiene personal. Tampoco te olvides de las sábanas para poder dormir en la cama. Para comer siempre puedes pedir a domicilio.

Hacer una mudanza sin estrés ni agobios es perfectamente posible

En definitiva, realizar una mudanza sin perder los nervios es difícil, pero no imposible. La clave está en ser previsor y en no dejar nada para última hora. Además, si sigues los consejos y recomendaciones que te hemos brindado aquí, estamos seguros de que hasta puede convertirse en una experiencia gratificante mediante la cual pasar tiempo en familia sin agobios. ¡Mantener una actitud positiva es también muy importante!


 

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!