Casas de estilo  de Grupo Arsciniest

Lo que debes hacer cuando tienes una casa nueva

Armando Cerra Armando Cerra

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

¿Estrenas casa? En primer lugar, enhorabuena. Y en segundo, te invitamos a leer las siguientes líneas en las que te vamos a contar qué hacer y qué no hacer durante las próximas semanas. No obstante, además de seguir más o menos los consejos que desde homify te hacemos con la mejor de las intenciones, sobre todo la clave de todo este proceso es que apliques el sentido común ante las muchas dudas que te va a surgir, más aún si es la primera vez que vives en tu propia casa.

​Infórmate e inspírate

Sabemos de lo que te estamos hablando. Somos especialistas en ello. Antes de liarte a comprar, consulta webs como la nuestra, además de revistas, catálogos, etc. Si lo trasladáramos al trabajo sería un fase de documentación, pero aquí no se trata solo de acumular información. Lo básico es inspirarse.

Una vez que se sepas lo que quieres ya empezarás la búsqueda más concreta, tanto en lugares de venta como en profesionales de cualquier tipo de elemento básico en el hogar. Y desde luego ahí tienes que seguir contando con nosotros y buscar todo lo que necesites en nuestro apartado de expertos.

​Relaciónate con los vecinos

Es muy importante establecer contacto con tus vecinos desde un primer momento y de la forma más amable posible. Desde luego ya habrá tiempo posteriormente para conoceros y desechar amistades por incompatibilidad de caracteres. Pero está claro que puede haber vecinos con los que se congenie especialmente bien. Lo cual siempre es muy interesante para echaros una mano en momentos puntuales, o simplemente para que el día a día sea mucho más cordial y amable.

​Empieza a invitar a familia y amigos

Tu casa es uno de tus bienes más preciados, sino el que más junto a tu familia y tus amigos. Por eso debes compartirla con ellos e invitarlos en cuanto tengas un sitio donde sentaros a charlar. Si es el jardín o una terraza perfectamente equipada mucho mejor, pero si es el sofá del salón y con la chimenea encendida tampoco está nada mal.

​¡Mucho ojo con las reformas!

No siempre estrenamos una casa nueva, en muchas ocasiones se trata de viviendas de segunda mano (como mínimo). Si es así, es inevitable tener el afán de modificar espacios e instalaciones. Es lo más normal, es lícito y comprensible. Pero aquí va nuestro consejo: estudiar bien la situación antes de acometer cierto tipo de reforma, y si es necesario contar con los consejos de los expertos necesarios, sobre todo en lo referente a los posibles derribos de elementos estructurales, los excesos de pesos o los cambios en conducciones de agua, luz o gas que incluso pueden afectar a vuestros vecinos.

​Atención a los colores de paredes y el resto de elementos

Tal vez es tu primera casa y como expresión de tu total independencia estás pensado en pintar tu hogar con los colores que nunca pudiste hacerlo. ¡No dudamos de tu gusto, ni de tu capacidad para combinarlos! Pero estúdialo primero, y haz unos bocetos o recreaciones en papel o en el ordenador. A veces ese impulso de libertad puede hacernos huir de la armonía, y sería una pena tener que repintar o no poder comprar el mobiliario más adecuado.

​Gasta un poco en el mobiliario

Ya sabemos que en el momento de estrenar una casa los gastos son continuos y cuantiosos. No solo es la propia compra, son las obras, los impuestos, los imprevistos, etc… Pero siempre se piensa, es una inversión. Pues bien, en el caso de los muebles es igual. Es preferible buscar bien, elegir lo que más nos gusta y que no sea la opción más barata, porque eso puede suponer que tendrá una vida útil muy corta.

​Renovación continua

Salones de estilo  de MARIANGEL COGHLAN

Este concepto es muy importante. Tienes que pensar que tu casa va a ser un ente vivo. Nada debería ser para siempre. Eso es sencillamente muy aburrido. Pinta, compra, decora como más te guste, pero es bueno que tengas muy claro que deberás cambiarlo cada cierto tiempo. No todo, pero si por partes. Lo harás por motivos de moda, por nuevas necesidades o porque te aficiones a hacer tus propios muebles. En realidad, cualquier razón es buena para hacer cambios. ¡Es la vida!

¿Recuerdas como empezaste a vivir en tu primera casa? Cuéntanos que hiciste
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!