14 diseños de buhardilla para inspirarte a renovar la tuya

Ad
Violeta Casado Muñoz Violeta Casado Muñoz
La casa de Karen FGMarquitecto Salones rústicos de estilo rústico
Loading admin actions …

¿Tu casa tiene buhardilla? Seguro que ya sabes que este último piso está lleno de encanto y magia. Dependiendo del diseño arquitectónico de tu hogar, puedes contar con un espacio abuhardillado más amplio, o de dimensiones más reducidas.

Si vas a llevar a cabo una reforma integral de la casa, podrás planificar la distribución y ubicar, en esta zona, el tipo de habitación que desees: home office, cuarto de baño, dormitorio infantil, estudio…

Descubre en este artículo todo lo que podrás hacer para sacarle el máximo partido a tu buhardilla, comenzando por la luz natural.

1. Un rincón multiusos repleto de luz

Deja que las vigas de la casa sean visibles, sobre todo, si son antiguas. Un poco de limpieza, lijado o barnizado, y conseguirás un ambiente con perfectos toques rústicos. Bajo ellas, podrás amueblar el espacio con lo que tú quieras, o disponer de una espléndida habitación multiusos acondicionada como sala de estar, cuarto de invitados o un luminoso rincón de lectura.


2. Punto de encuentro

Puede que el tejado de tu casa no cuente con demasiadas ventanas, trata de crear otras nuevas y convierte el último piso de tu casa en una eficiente fuente de luz.

Aprovecha para crear un ángulo con una mesa para compartir el tiempo con tus amigos, tu familia o tus compañeros de trabajo.

Si no sabes cómo hacer tu nueva composición con las ventanas, déjate asesorar por nuestros arquitectos, ellos te darán las mejores ideas.


3. Divide el espacio: interior y exterior

A medida que cumplimos años nos gusta pasar más tiempo en nuestra casa. Combinar el último piso con un espacio abierto y otro cerrado, no parece, a priori, una mala idea. Una azotea en la que poder tomar el sol, decorar plantas y muebles de jardín o disfrutar de los días de buen tiempo con reuniones al aire libre. Una solución más que recomendable, si decides reformar la última planta de tu hogar o estás comenzando a diseñarla sobre plano.

4. Cocina bajo las estrellas

Los problemas de poca luminosidad en esta estancia van a desaparecer, si la colocas en el último piso de la casa. No solo te beneficiarás del ahorro energético, también de poder mirar al cielo estrellado durante la noche. Además, la ventilación y extracción de humos será facilísima.

Opta por colores claros o madera natural, cuando no cuentes con una superficie muy amplia y, por mero efecto de la luz natural, tu cocina parecerá más espaciosa.


5. Un salón en las alturas

¿Concibes el salón como la zona de la casa dedicada a disfrutar de tus momentos de asueto? ¡No temas en querer buscar toda la luz para él! Un techo inclinado con una ventana centrada le otorgará un aire muy sofisticado.

Combina los colores de la pared y decora con muebles ligeros, no muy altos. Esta solución, en particular, hará que la inclinación del techo no reste espacio al conjunto.

6. Cocina integrada

Cocina, comedor, salón, cuando las dimensiones de tu buhardilla te lo permitan, puedes decantarte por integrar la cocina en el salón. Ubicarlo todo en la parte alta de la casa, te permitirá dedicar las plantas más bajas a otras habitaciones que requieran una mayor accesibilidad: vestidor, dormitorios, taller de manualidades…

Necesitas un extra de inspiración para diseñar tu salón comedor, lee estas claves y ponte a crear.

7. Loft

Elimina las paredes como separación y deja que la buhardilla se funda con todo lo demás. Elige esta opción y llena de luz natural todo tu hogar, desde el techo al suelo. En la zona más alta, decide si quieres colocar tu cama, un rincón de trabajo, vestidor…

Un loft es sinónimo de estilo. Diversidad de materiales, colores y mobiliario. Además, casi todos sus espacios son polivalentes, ¡las posibilidades para su decoración son infinitas!


8. Cuarto de baño

Una bañera de cuerpo entero parece pensada para ser colocada bajo la inclinación de un tejado abuhardillado. Si tu casa dispone de otro cuarto de baño con ducha, construye uno mucho más confortable en el último piso. La luz será la actriz principal del reparto.

Obtendrás un conjunto relajante muy personal.

9. Distintos ambientes

Un pequeño salón, un dormitorio, un cuarto de baño, hay buhardillas en las que podrás casi construir un apartamento en miniatura. La gran ventaja de diseñar un espacio así, es que no requerirá mucho esfuerzo cuando desees convertirlo en otra cosa, home office, por ejemplo, o dormitorio principal.

10. Estudio o home office

Muchas buhardillas están predestinadas a convertirse en estudio familiar, despacho o home office desde mucho antes de que alguien habite la casa. Luz natural la mayor parte del día, recubrir las paredes con estanterías para libros y colocar amplias mesas de trabajo, son solo algunas de las ideas más adecuadas, para que diseñes un ambiente en el que trabajar y estudiar a tus anchas. ¡Solo o acompañado!

11. Dormitorio infantil

La privilegiada ubicación de las buhardillas las convierte en una opción perfecta para situar la habitación de los niños, tanto de juego como de descanso. Su indiscutible luminosidad hará que los más pequeños de la casa puedan jugar y dormir plácidamente con la mayor naturalidad.

12. Dormitorio principal

¿Por qué no dedicar la buhardilla como continente de tu dormitorio? Decóralo en el estilo que más te guste: nórdico, ibicenco, rústico… La ubicación ideal de la cama será centrada, con el cabecero en la parte de menor altura. Pega la cama a la pared, si no cuentas con mucho espacio.

13. Todo en uno

Y si aprovecharas toda la planta de la buhardilla para construir un pequeño apartamento con todo: cocina esencial, pequeño salón, baño y dormitorio. Un pequeño apartamento encima de tu casa para acoger a tus invitados con todas las comodidades; también puedes hacerte con un proyector y organizar interminables noches de pelis con tus amigos.

14. Espacios dedicados a la creatividad

El espacio de la buhardilla se prestará a que improvises rincones, en los que puedas aprovechar el espacio para dedicarte a tus aficiones: tocar un instrumento musical, practicar Pilates, pintar, modelar con cerámica, bricolage…

Puede que al principio ni repararas en él, pero ese rincón puede hacer mucho por ti, si se trata de sacarle todo el partido a tu tiempo libre, practicando una actividad enriquecedora para tu cuerpo o mente.

Cuéntanos, ¿cuál es el diseño que más te gusta?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!