Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Antes y después: de casa anticuada a hogar de diseño

Imanol Fernández Imanol Fernández
Loading admin actions …

Reformar un apartamento no es un trabajo fácil. Exige una cuidadosa planificación y realizar un análisis profundo de las posibilidades del espacio así como de las necesidades y deseos de los propietarios. Eso sí, una reforma bien hecha puede ser la clave para tener un espacio a nuestro gusto y revalorizar el valor de la vivienda en caso de querer venderla.

El proyecto que vamos a conocer hoy nos muestra como la experiencia de unos profesionales puede transformar un apartamento aburrido y con una estética anticuada en un espacio moderno y funcional realizando tan solo algunos cambios sustanciales. El proyecto ha sido realizado por el estudio Happy Ideas At Home – Arquitetura e Remodelação de Interiores. Ahora os invitamos a descubrir como a veces no es necesario realizar grandes cambios para hacer grandes mejoras.

La cocina tras la reforma

Situado en Braço Prata, Lisboa, el piso se encuentra en una zona tranquila. Un barrio lleno de historias antiguas y con edificios tradicionales que durante las últimas décadas han sufrido pocas alteraciones. El lugar perfecto para todos aquellos que quieren gozar de una vida tranquila, incluso en la capital.

El edificio donde está la vivienda es uno de los numerosos inmuebles antiguos que abundan en esta parte de la ciudad. Es por eso que debido a la antigüedad del apartamento, su interior necesitaba una reforma urgente. Para comenzar hemos elegido la cocina ya que define a la perfección la línea conceptual seguida en esta remodelación.

La cocina antes y después

Como vemos en esta imagen, mientras las que las dimensiones de la cocina se mantuvieron, el estilo cambió radicalmente. Aunque realmente no estaba en mal estado, los armarios de madera, las tuberías a la vista y las baldosas marrones indicaban que la cocina necesitaba una transformación.

La intervención se basó en una sustitución del suelo, los armarios y los electrodomésticos. Además se reemplazaron los azulejos de las paredes por pintura, ganando así claridad. Los colores escogidos, blanco, negro y gris, son actuales y discretos. Es innegable la mejora estética de la cocina tras la reforma.

El vestíbulo

Esto de aquí es la entrada de la vivienda. Se trata de un espacio acogedor con una decoración simple pero moderna, donde los colores fuertes contrastan con el blanco de las paredes y el techo. El aparador es simple pero con un diseño contemporáneo y le da al  ambiente un punto de elegancia.

La remodelación del balcón

Más allá de la sustitución del pavimento, la actuación más importante que se ha llevado a cabo en el balcón tiene que ver con la ventana. Anteriormente contaba con una cortina para proteger el interior de las miradas indiscretas, pero impedía el paso de luz. Por eso, se decidió colocar ladrillos de vidrio que protegen del exterior a la vez que permiten la entrada de luz natural.

El cuarto de baño antes y después

Al igual que la cocina, el baño se encontraba en buenas condiciones. Aunque no había nada dañado, su estética estaba pasada de moda y el mobiliario se limitaba a un espejo y algunos sanitarios. Después de la reforma la mejora es evidente. Los sanitarios han sido reemplazados por otros con un diseño más moderno y atractivo. Al lavabo se le incorporó un mueble de baño, aprovechando así el espacio para disponer de un lugar de almacenaje. Por otro lado, los colores que se han escogido para la estancia son los mismos que los de la cocina, manteniendo así la coherencia estética en toda la casa.

Algunos cambios más

Colocar una bañera en un baño pequeño no es una buena idea. Además de ser un desperdicio de espacio, hace que el baño parezca más pequeño de lo que es. Por eso, sustituir la bañera por una cabina de ducha nos parece una buena elección. No solo por haber ganado espacio, sino también porque convierte el cuarto de baño un espacio más práctico y funcional.

Una gran transformación

Una de las modificaciones más importantes que se llevaron a cabo tiene que ver con la organización de los dormitorios. Después de todo, este era uno de los mayores objetivos de la reforma. El apartamento pasó de tener tres habitaciones a dos, los que permitió la creación de un vestidor junto al dormitorio principal. En la imagen vemos el pasillo después de las obras, donde destaca el mueble de inspiración clásica y que le da un aire personal.

El vestidor

Aquí está el vestidor del que os hablábamos antes. Anteriormente se trataba de una habitación independiente, pero ¿de qué sirve tener un espacio minúsculo en que no cabe ni una cama? Mejor rehabilitar el espacio y crear un vestidor como este con un armario a medida. Así, además de ganar espacio, tendremos todas nuestras prendas organizadas en un solo espacio.

A todo el mundo le gustaría tener un vestidor en casa y tener así todo perfectamente ordenado. Aquí encontraréis algunos ejemplos de vestidores que nos parecen simplemente increíbles.

El otro baño

Antes de acabar, queremos enseñaros la metamorfosis que sufrió el segundo cuarto de baño del que dispone la vivienda. La ducha se eliminó para ganar espacio y destacar así el resto del mobiliario, en espacial el nuevo lavabo. Su elección, con un diseño más llamativo y contemporáneo, hace de este baño un lugar con mucho encanto.

¿Qué os parece la nueva imagen de la vivienda?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!