​7 fantásticas ideas para conectar tu cocina con el exterior

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

El tipo de cocinas que van a protagonizar este libro de ideas también se conocen como cocinas mixtas. ¿Qué es eso? Muy fácil. Una cocina en la que al menos una de sus paredes ha desaparecido de manera que la conectamos con la zona de la terraza, un patio, un porche e incluso el jardín. Es decir, ampliamos la cocina a un espacio de comedor al aire libre, de alguna forma tenemos una cocina prácticamente ilimitada.

​1. Protege bien los elementos de tu cocina

Esa conexión entre interior y exterior es de lo más sugerente, pero hay que tomársela con calma en el caso de que nos sea posible llevarla a cabo. Ten en cuenta una serie de condicionantes importantes sobre todo en cuanto a los electrodomésticos y las instalaciones necesarias. Es decir, intenta respetar ciertas distancias entre el exterior por motivos de seguridad y de garantizar el buen funcionamiento del equipamiento de cocina.

¿A qué nos referimos? Cosas obvias, los fogones de una cocina de gas procura que no estén expuestos al viento externo o un frigorífico no funcionará igual si le da el sol directo. Este es un tema sobre el que te puede informar cualquier experto en electrodomésticos.

2. ​Elimina por completo una pared

En realidad, quitar un muro es la clave para disfrutar de una cocina mixta plenamente. Es obvio que esto solo es posible en viviendas donde el recinto cuenta con determinadas medidas de seguridad, pero si es así, adelante.

Y claro, no consiste en tirar una pared únicamente. A partir de ahí puedes jugar con ese espacio que has generado, aprovechando para crear una interesante barra, de manera que tu cocina mixta también sea una moderna cocina americana.

3. ​Una cocina resguardada

Disponer de este tipo de cocinas conectadas al exterior no significa que estemos expuestos a las inclemencias climatológicas. De hecho, el caso de una cocina en contacto directo con el exterior solo es recomendable en los climas más apacibles durante todos los meses del año. Para el resto de zonas es mucho más interesante que se trate de una cocina abierta hacia una terraza cubierta, es decir una zona de porche. E incluso mejor, hacia un patio interno en ciertas regiones. Este por pequeño que sea siempre es un pedazo de aire libre y de frescor que le aplicamos a la vivienda y a nuestro bienestar.

4. ​Unidad visual gracias al techo

Hemos planteado antes la apertura entre interior y exterior, pues ahora os vamos a dar una posibilidad para vincular visualmente la zona de cocina interior y su prolongación exterior, y es algo tan sencillo como que el techo sea el mismo, o al menos tenga el mismo aspecto. Es una opción en la que hay que tener en cuenta las condiciones constructivas, ya que hay ocasiones que esto es muy complicado y la zona de porche siempre tiene que tener una cubierta distinta. Pero si hay posibilidades reales y ejecutables, dotar del mismo techo a interior y exterior es una fantástica idea.

5. Cocina mixta, pero cocina al fin y al cabo

Estamos hablando de un espacio unitario. La idea es que lo mismo que podríamos tener en un comedor cocina cerrado nos lo encontremos en este tipo de cocinas de carácter más abierto. No os vamos a decir que no podéis colocar mobiliario de jardín en el espacio de comedor de vuestra cocina mixta. Faltaría más, podéis colocar lo que queráis. Pero si lo hacéis, ya no es una cocina de este estilo. Estáis planteando dos espacios diferentes, una cocina interior y un comedor exterior.

6. ​Cocina de día y de noche

La misma idea del punto anterior se puede aplicar al asunto lumínico. Tal vez pienses que te puedes ahorrar puntos de luz, ya que el sol va iluminar la estancia. Y lo hará, pero a la hora de comer y si no está nublado. Pero también podemos cenar, y aunque es muy romántico hacerlo a la luz de la velas, tal vez sea algo que haya que reservar para momentos puntuales y la compañía oportuna. Es decir, a la hora de equipar esta cocina mixta pensar siempre en su completa instalación eléctrica.

7. ​Una cocina mixta es otra habitación más

Este es el concepto clave. Viendo las fotos que os hemos aportado y leyendo estas líneas habréis visto que no os hemos hablado de barbacoas, ni tumbonas. No estamos hablando de un jardín donde salir a cocinar y a comer, para después darse un baño en la piscina. Una cocina mixta es una habitación más de la casa en la que se debe mantener una línea estética y una armonía con el resto de la vivienda. Hecho eso solo queda disfrutarla e invitar a familia y amigos para compartir el rincón más querido de tu casa.

¿Cuál de estas cocinas te gusta más?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!