Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Escaleras interiores: nuevas piezas de mobiliario

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Junto al upcycling y reclycing design o el mobiliario vintage, una de las tendencias cada vez más de moda en el mundo del diseño es emplear escaleras con un uso bien distinto al que estamos acostumbrados. También tienen peldaños, pero no nos dirigen a ningún sitio, las nuevas escaleras han superado las barreras de la imaginación humana y ahora se emplean como piezas de mobiliario. Estanterías apoyadas sobre la pared, asientos o con peldaños que nos sirven de cajones, los diseños que hemos reunido hoy en este libro de ideas muestran la parte más creativa e innovadora de nuestros diseñadores. No sólo son piezas funcionales, sino piezas que escapan de sus moldes, que dar una vuelta de tuerca a su origen y que redescubren nuevos caminos: diseños que desafían a la tradición. 

La escalera del altillo en el aseo

Disponible en diferentes colores, esta escalera usualmente empleada para subir altillos jamás volverá a tener un pie encima de ella. Pero sí, toallas, perchas o algún que otro frasco. Ideal para colocarla en un baño de reducidas dimensiones, esta escalera se ha convertido en una estrecha estantería. ¿Cómo? En alguno de sus peldaños se han colocado baldas, que permiten que depositemos cualquier objeto de aseo. Además, los otros pueden ser empleados para colgar las toallas. Un diseño original que aprovecha las reducidas dimensiones de las escaleras de pie para sacar provecho al espacio de nuestros baños. 

Una estantería industrial

Salones de estilo  de gianluca facchini

Esta otra pieza también deriva del mismo concepto de escalera, sin embargo su diseño y función es diferente. Apoyada sobre un muro, sus anchos peldaños se han convertido en los estantes de una pieza perfecta para el salón, el estudio o la habitación. La forma en L de los estantes impide además que los objetos no caigan. 

La combinación de la madera en los montantes verticales junto con las planchas negras de aluminio le da cierto aire industrial a esta original pieza de almacenamiento. 

Un banco urbano diferente

Ahora ni siquiera en vertical, este diseño multifuncional de Helena Horzen quizá sea el que más allá ha ido a la hora de reinterpretar el concepto tradicional de escalera. Ayudados por la sección del tronco de un árbol, este banco apuesta por el mobiliario urbano de diseño creando una manera diferente de sentarse en él. Los asientos son piezas independientes que encajan entre dos de los antiguos peldaños, pudiéndose elegir la posición del respaldo. Así, es posible crear diferntes combinaciones y dar respuesta a las diferentes situaciones que pueden generarse, como podemos observar en la imagen. Madera natural, acero lacado en blanco y un tapizado de color negro que no dejarán a ningún urbanita indiferente. 

Dos tramos, dos funciones

Los últimos dos diseños que hemos incluido en esta lista son escaleras que incorporán la función de almacenamiento a la suya original como comunicación vertical entre espacios. 

Este primer ejemplo está construido en dos tramos, uno primero de madera y uno segundo que cuelga del forjado superior construido como una ligera estructura de acero.

Aprovechando la ausencia de las tabicas o contrahuellas, se han apilado libros entre las planchas verticales que funcionan como peldaños, creándose el efecto de una estantería que cuelga del mismo techo. Su aspecto desligado al de una escalera convecional y su diseño permite aprovechar este espacio de la casa de múltiples maneras. 

¿Peldaños o cajones?

De color blanco y fabricada como una plancha de acero que se pliega, esta escalera de estilo minimalista también puede emplearse con una doble función. Ayudándose de una pieza construida en hormigón, los primeros peldaños de esta escalera de dos tramos son constituidos por cajas de alma libre. A modo de cajones, nuestros peldaños nos permitirán que almacenemos objetos en su interior. Y además, podremos varia su posición. Que el espacio de la escalera esté mal aprovechado se ha acabado, con un diseño como este se pone fin al eterno problema doméstico del almacenamiento. 

Con este ejemplo, hemos puesto fin a las escaleras multifuncionales. Escaleras que han cambiado de trabajo o diseños que han querido abarcar más que subir o bajar. Si te interesa este mundo de peldaños, aquí encontrarás otro libro de ideas donde te mostramos escaleras interiores de diseño

¿Qué opinas de estos diseños?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!