El sorprendente cambio de una antigua casa de pueblo

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

En el casco antiguo de Viladecavalls, en la provincia de Barcelona, hemos encontrado una sorprendente rehabilitación de una casa del año 1900. Los encargados del proyecto han sido los arquitectos del estudio Cabré i Díaz Arquitectes, los cuales han mantenido el encanto de la construcción original, pero consiguiendo estancias más luminosas y adaptadas a los nuevos usos y requerimientos de los propietarios. Por este motivo, se han mantenido elementos tan característicos como la puerta principal de entrada o la bóveda catalana en alguna de las estancias. Pero la sección general de la construcción ha cambiado casi por completo, buscando un mayor aprovechamiento del volumen disponible. 

Las fotografías fueron tomadas por Javier Almar Photography Studio.

No os perdáis este proyecto. Realmente merece la pena. 

La nueva fachada principal

Una de las peculiaridades que tiene la casa es que cuenta con dos fachadas a dos calles que tienen entre ellas una diferencia de altura de dos plantas. Una circunstancia que lejos de ser un inconveniente los arquitectos han sabido aprovechar muy bien. En la imagen vemos la entrada principal, cuya fachada ha pasado a combinar el blanco y la madera con un nuevo color como el negro. 

Recuperación de la antigua puerta de entrada

Como apuntábamos al principio, el proyecto ha mantenido elementos que son muy característicos de la construcción y que formaban parte de su historia. Como por ejemplo la antigua puerta de doble hoja de entrada. La cual ha sido restaurada y ensamblada para convertirse en una puerta corredera.

Eje de circulación

Al acceder a la casa llegamos al nivel donde se encuentra la cocina y un vestíbulo que nos recibe con una silla de diseño en blanco y rojo. Desde este punto podemos ver que la vivienda está conectada por el eje de circulación que supone la escalera, que divide a su vez cada una de las plantas en dos: la delantera que mira a la calle principal y la trasera que se abre al jardín.

La cocina

En el nivel de acceso, la cocina se ha ubicado al fondo, mirando hacia el jardín posterior a través de una gran ventana que nos enmarca las vistas gracias a esa caja de madera. Una madera que combina con los ladrillos de la antigua bóveda catalana que ha sido conservada. El resto del espacio, es puro blanco: muebles, paredes, suelos.

El estudio en planta primera

En la primera planta se encuentra el estudio. De nuevo dividido en dos zonas por medio de la escalera, esta planta cuenta con una sala de estar que se abre a la calle y una de trabajo que mira al jardín. Aquí volvemos a ver la combinación constante del blanco con la madera y la cerámica, lo cual hace posible combinar esta base de tonos neutros con toques de color en los muebles y en la decoración.

Y en el sótano…

Aquí es donde el dormitorio ha encontrado su lugar ideal. En el sótano. Que realmente es un sótano si lo miramos desde la calle principal, pero que es una planta primera si lo pensamos desde el nivel de la calle posterior. De esta forma el dormitorio cuenta con suficiente intimidad y a la vez, con mucha luz y unas vistas maravillosas hacia el huerto.

El baño

El lateral de la escalera que baja hasta el dormitorio se ha aprovechado para colocar al baño, ya que no es necesario usar este espacio como pasillo de circulación. Un baño revestido de mucho vidrio y piezas cerámicas blancas, sencillas y modernas que está integrado en el dormitorio.

El garaje

Ha llegado el momento de ir terminando nuestra visita. Pero no queremos irnos sin antes enseñaros la parte posterior de la vivienda, la que se abre a la otra calle cuya cota se encuentra a varios metros por debajo de la principal. En este nivel es donde se ha construido el garaje, que sirve de elemento de conexión y de transición de la calle con la casa.

El nuevo jardín

Gracias a la construcción de garaje se ha generado un pequeño huerto en altura y un jardín accesible de forma directa desde el dormitorio. El aprovechamiento de esta condición de doble acceso ha hecho posible que esta casa cuente ahora con un nuevo espacio verde.

Fachada posterior

Ahora sí que nos despedimos. Y nos vamos con esta imagen nocturna de la fachada posterior, muy distinta de la principal. En la que podemos reconocer la pequeña ventana del estudio en la última planta, el gran marco de madera de la cocina de la planta de acceso y el hueco del dormitorio conectado con el jardín.Y todo ello rodeado de una bonita fachada de piedra que nos recuerda que esta construcción lleva más de un siglo en pie.

Después de este recorrido fotográfico, ¿qué os ha parecido la rehabilitación? ¿Cuál es vuestro lugar preferido?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!