10 balcones maravillosos

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Los balcones son pequeños mundos secretos, rincones donde podemos ver pasar la vida en un espacio no muy grande, pero necesario para tener una tregua de sol y aire fresco. Ahora que vienen los días agradables, es bienvenido poder tener un sitio donde desplegar una mesa, unas sillas, y disfrutar de una ventana de aire.

Disfruta del espacio

El balcón se puede dotar de toda clase de elementos, pero los que son realmente necesarios son un buen juego de jardín y plantas. No es cuestión de nada sofisticado, porque los muebles pueden ser sencillos, como esos modelos plegables que se acomodan en cualquier sitio.

Y con las plantas, hay que elegir aquellas que más nos gusten, pero que también requieran los cuidados que se les pueda ofrecer. Y también es una buena forma de capacitarse y aprender a mantenerlas.

Un balcón escultura

Más que un balcón anodino, este balcón de Marco Miniussi es una hermosa muestra de cómo el arte sirve para tener una función extra. Las curvaturas del hierro forjado ofrecen como un pequeño hueco para tener un maravilloso momento de relajación.

Sencillo y práctico

Un balcón no tiene por qué estar recargado de elementos. Vemos cómo basta con un buen revestimiento en el suelo, en este caso de planchas de madera tratada, que le aportan una agradecida cuota de calidez, y un juego de jardín de una mesa y dos sillas también de madera, que conjugan para dar un buen efecto de practicidad y sencillez.

Clave en verde

Para las personas encantadas con las plantas de exterior, si hay espacio suficiente se puede salir de los clásicos geranios y apostar por pequeños arbustos, que aunque no den mucha sombra, sí ayudan a cambiar el paisaje del balcón y –aunque estemos en al aire libre- oxigenan el ambiente.

Una cuota de privacidad

En las ciudades, sobre todo en los cascos céntricos, es muy común que las angostas calles provoquen que un balcón se encuentre a pocos metros de las ventanas de los vecinos de enfrente. Para poder tener una cuota de privacidad, sin relegar el uso del balcón, se pueden plantar arbustos medianos o, colocando unos alambres o maderas, instalar enredaderas que, con el correr del tiempo, se convertirán en un velo verde que evitará miradas indiscretas.

Toques originales

Tener un balcón en Paris, sobre todo en el VIII Distrito, es un privilegio para pocos. En este caso, el propietario no quiso desaprovechar la oportunidad y ha montado unas originales macetas de diseño, donde ha plantado brotes de bambú que, ya con un buen tamaño, otorga una presencia llamativa en un balcón que presume de aires modernos.

Simetría y simpleza

Un ejemplo de cómo el balcón tiene que ser un sitio de relax pero bien presentado, no un lugar desordenado y caótico. Las líneas rectas del revestimiento de madera se conjuga en un bonito diálogo simétrico con las macetas de estilo moderno, donde se despliegan diversas plantas y arbustos de baja altura.

Un espacio privado

Para evitar ser el centro de atención de los edificios vecinos, en este proyecto se ha cerrado el perímetro con planchas de madera, que permiten que la luz y el aire siga fluyendo pero que se mantenga una cuota de privacidad extra en el balcón. Además, la instalación de una pérgola permite colocar una sombra para los meses de calor, aunque la apuesta –salta a la vista- es montar enredaderas que luego crezcan por las columnas y el techo.

Con separaciones

En este caso, la idea fue crear espacios diferenciados en el mismo balcón: por un lado, un elegante y moderno juego de banquetas y mesa, y por el otro, dos grandes macetas con árboles pequeños, que prologan al resto del espacio destinado al ocio. Así, la parte de la mesa se convierte en un sitio más privado gracias a la separación que aporta el tabique.

Rincón de relajación

¿Y por qué no colocar unos pufs? Quizás no sea el accesorio más común de ver en un balcón, pero es ideal para ejercicios de relajación o yoga, o para dejar que las horas pasen con un libro y un café. Eso sí, hay que recordar de guardarlo si se asoma mal tiempo, no sea que se arruine con la lluvia.

¿Tienes la suerte de tener un balcón? ¿Qué te parecen estas ideas para darle una nueva vida?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!