6 maneras de ahorrar durante todo el año

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Google+
Loading admin actions …

¿A quién no le interesa ahorrar algo de dinero de vez en cuando? Nunca se sabe cuando lo vamos a necesitar, por eso este libro de ideas te interesa y mucho. 

Muchas veces para reducir nuestro consumo solo hace falta hacer pequeños cambios en nuestro consumo diario, pequeños cambios en nuestra rutina que pueden hacernos quitarnos algún que otro gasto. Y este concretamente es el propósito de este libro de ideas. Enseñarte cómo reducir tu consumo para al final de año haber conseguido ahorrar un buen pellizco. ¡Esto te interesa!

Apagar las luces y la calefacción

Baños de estilo rústico de von Mann Architektur GmbH
von Mann Architektur GmbH

Badezimmer im Dachgeschoss

von Mann Architektur GmbH

Este es el punto más básico y obligatorio de este libro de ideas. Puede parecer una tontería pero un gesto tan simple como ir apagando las luces a nuestro paso se nos escapa con frecuencia. De ahí la importancia de prestar atención a estas pequeñas cosas, porque un descuido aquí, otro allá puede tener grandes consecuencias en nuestra factura.

Lo mismo sucede con los radiadores o los dispositivos de calefacción en que empleemos en casa, si hay una habitación en concreto en la que no pasemos demasiado tiempo, acuérdate de apagarlo.

Revisa tu presupuesto

La primera cosa que debe hacer es un presupuesto general de los gastos regulares que tenemos al mes. Con esto estamos planificando a donde destinaremos parte de nuestros ingresos y podremos ver más claramente de cuáles podemos prescindir o cuáles podemos reducir. 

Con tan solo pequeños cambios en nuestra rutina podemos conseguir mucho, sino compruébalo en el libro de ideas: ¡Las mejores soluciones para AHORRAR en casa!

Planifica tus comidas y tus compras

Lleva siempre la lista de la compra, no adquieras alimentos si tienes hambre y compra únicamente una vez por semana. Se trata de trucos probados y comprobados que te salvarán de las tentaciones.

Otra opción es optar por precios con un menor coste, no es necesario que vayas de un supermercado a otro mirando los precios. Puedes preguntar a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo dónde compran y comparar la relación calidad-precio de los productos.

Atento a la cocina

Lo cierto es que el congelador lleno consume menos electricidad que si está a medias. Si quedan grandes espacios vacíos, ocúpalos con bricks de leche usados y llenos de agua.

También deberías estar atento a los grifos de la cocina, aunque la factura de agua no sea una de las más llamativas, podemos reducirla considerablemente si nos derrochamos agua y, además, contribuimos a cuidar el medio ambiente.

Evita las compras impulsivas

Una manera muy sencilla de controlar nuestros gastos es evitando las compras compulsivas. Para ello cada vez que entremos a una tienda de manera espontánea deberíamos preguntarnos ¿necesito algo de aquí? y una vez planteada esta pregunta respondernos ¿lo necesito ya?

Esperar hasta las rebajas puede ser una manera de controlar esos impulsos además de comprar los mismos objetos por un precio más reducido.

Ojo a las ventanas

Finalmente, el último consejo tiene que ver con las ventanas. El aislamiento de nuestro hogar se ve en gran parte afectado por la calidad de nuestras ventanas, por lo que, invertir en unas ventanas de calidad puede ayudarnos a ahorrar una gran suma de dinero en calefacción, ya que con menos consumo conseguiremos mantener la casa caliente a confortable.

Especialmente si contamos con grandes ventanales, como este acogedor dormitorio de Cenariwood, el aislamiento de las mismas será de vital importancia.

¿Cuáles son los trucos que aplicas en tu día a día?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!