Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una reforma sostenible en Madrid

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Cuando realizamos una reforma en casa siempre buscamos una mejora: conseguir más luz, distribuir mejor los espacios o renovar el estilo. La reforma que queremos presentaros hoy ha sido llevada a cabo en un inmueble de Madrid y pretende ir más allá de estos aspectos, ya que también busca crear un espacio más sostenible, que reduzca el impacto de su huella ambiental no solo durante la reforma, también en la utilización de la casa. Una reforma sostenible que adopta alternativas ecológicas en sus planteamientos y en los materiales con los que llevarlos a cabo: no solo porque es bueno para el medio ambiente, que lo es, sino porque además, tanto a corto como a largo plazo, es mejor para nuestros bolsillos. 

En busca de la luz y el calor

La ventana del comedor es, junto a la del dormitorio, el único punto de luz natural de la casa, por lo que uno de los objetivos del proyecto era potenciarlo al máximo. Para ello la simple ventana acaba convirtiéndose en toda una pared acristalada. Aquí se buscó mucho conseguir un buen aislamiento, por lo que se reforzaron los acristalamientos, se hizo uso del climalit y se instalaron persianas con aislamiento interior. Todo en busca de la luz, pero también de un adecuado aislamiento térmico que nos permite calentar la casa consumiendo menos energía.

De igual modo, con respecto a la calefacción de la casa, que es centralizada, se optó por la colocación de llaves termostáticas independientes en cada uno de los radiadores para regular el consumo y graduarlo en cada estancia según el uso y las necesidades de cada momento. 

Frío en verano

​Pero en Madrid las casas no tienen que estar solo preparadas para el invierno, también para los días de verano donde el calor puede hacer insoportable estar en casa. Sin embargo, siguiendo criterios ecológicos y éticos, se ha evitado colocar un sistema de aire acondicionado en la casa y se ha preferido optar por ventiladores de techo en las estancias principales -salón y dormitorio. Menos invasivos visualmente y al mismo tiempo menos dañinos para el medio ambiente. 

Separando ambientes

​Como decíamos, la búsqueda de luz de un piso que, en principio cuenta con pocas ventanas, es uno de los objetivos fundamentales de esta reforma. Una de las maneras de aprovechar la luz natural es eliminando aquellos muros que no son de carga, con la intención de crear un espacio más diáfano donde la luz fluya sin interrupciones. La separación de ambientes, sin embargo, es bastante clara. Por un lado, el suelo de una y otra estancia es diferente: microcemento para la cocina y el comedor y tarima de madera para el salón. Pero es que además la línea divisoria se ha remarcado con una banda de baldosas hidráulicas. Diferentes estampados y colores que marcan la frontera entre salón y cocina y aportan una nota divertida a la casa.

Un suelo con mucha historia

Uno de los aciertos de este proyecto es reutilizar lo anterior para crear algo nuevo. En el salón se ha optado por recuperar la tarima de madera original en vez de buscar nuevas alternativas. Para adecentarla y que pudiera lucir casi como nueva tras la reforma fue tratada con aceites y barnices ecológicos. De igual forma, el mueble de almacenaje que nos encontramos en el salón está realizado siguiendo también criterios ecológicos. El diseñador Nelson Salas se ha servido de maderas de recuperación para llevarlo a cabo, pintadas y tratadas con productos no tóxicos. 


El blanco

El blanco es el color principal de la casa, presente en todas las estancias. En la cocina, los muebles elegidos, de clara línea minimalista, continúan con la tendencia del blanco. También siguiendo criterios de sostenibilidad se utilizaron pinturas al barro y ecológicas para cubrir las paredes, algunos de cuyos revestimientos estaban realizados en perliescayola. 


Luz artificial

Aunque la obsesión de la casa es la luz natural, no se ha prestado por ello menos atención a la artificial. La elección de las lámparas está muy cuidada: aires escandinavos para el comedor, luces de ambiente con cierto aire vintage para el salón o minimalismo en la cocina. Lámparas, todas ellas, que iluminarán de una manera ecológica, puesto que la instalación eléctrica de la casa es biocompatible.

Te invitamos a leer otro artículo sobre una reforma integral de piso en Madrid pinchando aquí. 

¿Qué te parece este proyecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!