Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

En busca de un salón cálido

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

En la búsqueda del diseño perfecto para nuestro salón intentamos escoger las piezas de mobiliario más cómodas, la iluminación más adecuada y los colores que mejor encajen en nuestro espacio. Sin embargo, esta no se debe ser una tarea realizada por partes, sino una misión en la que el resultado debe concebirse como un todo, en la que cada elemento encuentre en los demás un armónico equilibrio. Y cuando hablamos de este equilibrio armónico no nos referimos a otra cosa que a la calidez: a la creación de un salón cálido. No hablamos de colores, al menos todavía, ni de materiales o formas, hablamos de esa atmósfera acogedora que envuelve a nuestros salones y les convierte en lugares habitables y habitados, en lugares donde vivir. Por otra parte, si algo tienen los salones es su carácter social. Ya sea en un piso compartido con familia o amigos o el salón de un apartamento para uno, estas estancias de una casa son lugares donde se comparte, no solo el espacio sino experiencias. Todo esto influye en su diseño junto a nuestra personalidad. Porque si hay algo que caracteriza a nuestros salones, o al menos debería caracterizar, es que reflejan nuestras costumbres, pasiones o defectos; en pocas palabras, dan forma a nuestro propio mundo interior. 

Diferentes pinceladas para una atmósfera acogedora

Situado en el barrio gótico de la ciudad de Barcelona, en un edificio que data del año 1700, esta vivienda ha sido reformada con el fin de crear una distribución más práctica y funcional, sin perder su carácter histórico. De esta manera, el techo de madera y revoltones cerámicos destaca sobre un espacio pintado de blanco, aportando una primera dosis de personalidad. Salón, cocina y comedor conviven en un mismo espacio, donde la disposición del mobiliario establece los diferentes usos. De esta manera, se crean dos bandas diferentes donde la espalda de un largo sofá constituye conceptualmente ese límite o frontera. A la izquierda, la cocina seguida por el comedor; a la derecha, el salón. Y a pesar de los usos variados, de la mezcla de materiales, texturas y colores, ningún elemento sobra ni nada se echa en falta. 

Un sofá grande se convierte en la pieza protagonista, después del maravilloso techo. Sobre él, cojines de colores ponen una nota de color sobre este paisaje en tonos tierra. Un mueble bajo decora el largo muro y se ofrece voluntario para guardar los trastos que siempre andan por casa. Las canastas de mimbre aportan un ingrediente mediterráneo a este conjunto donde no impera un estilo, sino una atmósfera acogedora. 

Mezcla de estilos

​Si tuviéramos que definir el estilo de este salón, no podríamos definirlo con uno solo. Quizá sea precisamente esa cualidad, o quizá la mezcla de las diferentes piezas que dan forma a este salón, comedor y despacho, lo que le da un aspecto único a este salón, de aires cincuenteros. Volvemos a encontrarnos en un espacio de colores blancos y tierra, de formas variadas y piezas distintas, que conjuntamente crean la imagen de un cálido hogar. Una gran alfombra de estampados persas y la disposición de las diferentes piezas delimita en el gran espacio esta zona de día. Tres sofás diferentes y dos butacas que rodean a una mesa de centro, con dos cualidades opuestas: pasar desapercibida y convertirse en el foco de las miradas. Construida con la forma de un prisma de vidrio, esta pieza busca incorporar un elemento neutro en esta armónica composición. Los acentos de color vienen de la mano de la decoración: dos grandes cuadros y lámparas de diseño originalmente integradas. 

Espacio ecléctico

relax en atocha: Salones de estilo  de Make sense studio
Make sense studio

relax en atocha

Make sense studio

A pesar de ser el color de moda para pintar los espacios, el blanco no solo nos ofrece seguir las últimas tendencias en el diseño, sino también mayor sensación de amplitud y más luminosidad. En el espacio que nos muestra esta imagen, no sólo los altos muros, sino también el suelo se inunda de este color impoluto. Sin embargo, los espacios puramente blancos pueden resultar impersonales y excesivamente fríos. No es el caso de este diseño, donde jugando con diferentes elementos se ha conseguido llenar de vida un lienzo en blanco. Diferentes tipos de madera convierten a este material en la estrella de la estancia construyendo cada una de las piezas de mobiliario. Diferentes colores y clases para diferentes piezas que de manera conjunta crean un ambiente de estilo ecléctico. Notas de color negro y elementos verdes contrastan con la madera en este salón-comedor en doble altura, donde lo cómico toma forma. 

Calidez mediterránea

​Cualquier listado de salones cálidos debe incluir a uno de estilo mediterráneo, porque si algo caracteriza a este estilo es esta cualidad, junto con la pureza, la sinceridad y la simpleza. Se huye de estancias sobrecargadas y se busca la belleza en los materiales y su ssencillez. De esta manera, en el espacio vuelve a predominar el blanco, esta vez en muros y mobiliario, donde también la madera cobra un protagonismo especial. Sin embargo, no hablamos de maderas tratadas, sino de maderas sinceras, donde la imperfección de las vetas y las texturas aportan una belleza natural. Y en la misma corriente, el mimbre da forma a los diferentes elementos decorativos, haciendo honor a la artesanía y al trabajo manual. Colores, materiales e iluminación cálida en un espacio donde reina la tranquilidad. 

Colores, luz y materiales

Apartamento Lb. Zaragoza: Salones de estilo  de MAGEN ARQUITECTOS
MAGEN ARQUITECTOS

Apartamento Lb. Zaragoza

MAGEN ARQUITECTOS

Si hacemos una pequeña reflexión sobre los elementos que habitaban en los cuatro salones cálidos anteriores, podemos apuntar que la iluminación, los colores y la madera tienen mucho que ver a la hora de conseguir un diseño cálido. En esta última imagen podemos ver un exquisito juego de estos tres elementos. En primer lugar, un pavimento de parqué que  convierte a este espacio blanco en un lugar acogedor. Frente a la blancura del espacio, la gama de colores cálida: rojos, tierras, beiges… Y por último, la iluminación. Grandes ventanas permiten que los rayos de sol penetren y hagan brillar al suelo de manera especial y particiones de vidrio permiten que esta fluya por las diferentes estancias de la vivienda. 

Podrás encontrar otras ideas sobre colores para el salón en este libro de ideas. 

¿Cuál de los ejemplos te ha gustado más?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!