7 ideas para arreglar tu cocina y que se vea genial

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Cuando uno ve las fantásticas cocinas de las revistas de decoración y compara con la cocina de todos los días, dan ganas de renovar todo a fondo. Pero el presupuesto no siempre se ajusta a nuestros sueños, y el deseo queda ahí dando vueltas.

¿Acaso hay que resignarse? Claro que no, se puede realizar una reforma de la cocina con poco presupuesto y que quede genial. Es cuestión de ir cambiando algunas partes, o renovar los enseres, más que toda la cocina en su conjunto. Así, paso a paso, iremos teniendo el lugar que siempre hemos buscado para preparar nuestros platos.

Una salpicadera moderna

La salpicadera, conocida también como splashback, es la tablilla que se coloca en la pared para recibir –como su nombre lo indica- todas las salpicaduras que vengan de las ollas, sartenes, y los platos que se estén preparando. Este puede ser de diversos materiales, como plástico o madera, pero lo importante es que se pueda limpiar fácil y rápidamente.

Se puede poner una salpicadera de un color uniforme, es cierto, pero el lugar quedará mucho más bonito y divertido si se coloca este accesorio con algún motivo más original, como esta serie de palabras relacionadas con el mundo de la cocina.

Nuevos objetos funcionales

Cocina de estilo  de Bordercraft
Bordercraft

Oak chopping board

Bordercraft

Hay que pensar en la practicidad, sí, pero también en el estilo y el diseño estético. Ambos factores se pueden combinar en esta buena idea: colocar una tabla de picar en el centro de la cocina.

Bueno, técnicamente el espacio lo ocupa este office con fregadero, que permite ganar espacio en una cocina pequeña. A un costado, como vemos en esta idea de Bordercraft, se coloca la tabla de picar que permite preparar los ingredientes para los platos, y por supuesto, luego de haberla limpiado, allí también se puede desayunar o comer algo ligero.

Alacenas sin puertas

Para cambiar el mobiliario, podemos buscar nuevos gabinetes, ya sea en madera tratada, o laqueados, como más nos guste. Pero si la idea es ahorrar, y no tenemos mucho espacio disponible, pues una solución muy práctica es apostar por las alacenas sin puertas. O dicho de otra forma: se trata de montar estantes sobre el fregadero o en otro lugar de la cocina, y allí se coloca la vajilla y todos los elementos que necesitemos a mano.

Algunos podrán argumentar que de esta forma el menaje se ensucia con más frecuencia, por la presencia del polvillo en el ambiente. Pues en este caso, se trata de dejar a mano los elementos de uso más cotidiano, y el resto se guarda en un trastero o en cajas.

Utensilios con estilo

Es cierto que unos cubiertos se pueden guardar en un cajón y nos olvidamos de su presencia, pero también podemos darle un bonito toque decorativo a la cocina si recurrimos a diversos accesorios, como este divertido corazón para guardar los cuchillos. Los diversos condimentos, junto con el azúcar, el arroz o los fideos se pueden guardar en frascos pintados con colores, o revestidos con vinilos. Se trata de buscar también una combinación de colores: si la cocina es de color claro, pues estos elementos de almacenaje y decorativos deberían ser de colores intensos.

El toque natural de las plantas

Las plantas de interior tienen una gran resistencia a la falta de luz solar directa, aunque conviene que reciban luz natural en el ambiente. Ayudan a oxigenar el aire, y otorgan un bonito toque verde a la cocina. Se pueden colocar toda clase de plantas, pero no es mala idea tener lavanda o romero, plantas que aportan unos bonitos aromas y que ayudan a mitigar la profusión de olores que hay en una cocina. En todo caso, hay que ver que la planta sea decorativa, y que no estorbe a las labores cotidianas de la cocina.

Buscar el toque original

Con los elementos que se usan todos los días, se puede decorar la cocina sin tener que invertir más dinero. Por ejemplo, si hay que renovar las ollas y sartenes, pues busquemos aquellas que tengan revestimiento con colores, y luego, se trata de colgarlas para que, además de tenerlas a mano, también presenten un original mosaico cromático.

En la cocina siempre se usan trapos para secar los enseres y las manos. Pues en vez de aburridos trapos blancos, pues mejor buscar diseños más divertidos y originales.

Si tienes una pared libre, pues revístela con pintura de pizarra, que además de apuntar cosas para no olvidarse, también puede ser decorada con dibujos o frases.

Una alfombra para el suelo

Cocina de estilo  de Derya Bilgen
Derya Bilgen

​Kitchen

Derya Bilgen

Las alfombras se suelen destinar para las habitaciones o el dormitorio. ¿Pero por qué no para la cocina? La respuesta más habitual es porque se ensucia e impregna de olor. Es cierto, pero entonces no hay que colocar una tradicional alfombra de lana, sino una vinílica, que además de estar a buen precio, se lavan rápidamente. Así, una cocina moderna cobra nueva vida con algo tan simple como una alfombra, que puede ser tanto de un color plano, como de diseños divertidos que aporten un toque de frescura.

¿Qué te parecen estas ideas para renovar la cocina? ¿Por dónde empezarías con la tuya?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!