7 ideas fabulosas para tener un bar en casa

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Los horarios que parecen eternos hacen difícil conciliar la vida laboral con la familiar. Y ni hablemos de la social. Cuando uno llega cansado al hogar, lo que menos ganas tiene es de cambiarse para volver a salir. Por ello acercamos una idea genial: montar un bar en casa.

Esta puede ser la solución ideal para tener el espacio secreto que anhelábamos cuándo éramos pequeños, un lugar del hogar equipado con las bebidas favoritas y con un fabuloso equipo multimedia, aunque también se le pueden incorporar juegos de mesa como el billar o el futbolín. Se trata de tener un espacio para distenderse, ya sea con amigos o con la pareja.

Veamos las mejores ideas para montar un bar en la propia casa.

Pequeño y glamuroso

Bodegas de estilo moderno de Mundstock Arquitetura
Mundstock Arquitetura

Apartamento Bela Vista 2

Mundstock Arquitetura

No hace falta plantear una gran instalación para tener un bar. Y que sea pequeño tampoco significa que sea como esos anodinos minibares de hotel. La idea es montar un mueble pequeño, que combine con la decoración de la habitación o el salón, al que se le equipará de al menos dos o tres taburetes altos. Luego, si es posible en la parte trasera o en la estructura del mueble, se van colocando las bebidas destinadas a preparar nuestros tragos favoritos.

Clásico y sofisticado

Si se dispone de suficiente espacio en el salón, se puede plantear montar una barra que vaya, casi, de lado a lado de la pared. En la parte central se coloca una pantalla de TV, ideal para ver los partidos de fútbol o películas, y a los costados, los estantes para dejar a mano los vinos, licores y otras bebidas.

Toda la decoración pensada por Victoria Plascencia Interiorismo se plantea en colores oscuros, con abundancia de madera, que combinan con el estilo sobrio y elegante del resto del salón.

Moderno con aires rústicos

Si te gusta el estilo rústico, no puedes dejar de lado un bar de estas características. La barra central se presenta con una tabla de madera maciza, sostenida por una estructura de concreto, y recubierta en la parte frontal por tablas de madera tratadas con un barnizado oscuro.

Los taburetes, redondos y giratorios, le dan un toque retro que combinan muy bien con la estética de colores apagados y cálidos. En tanto, las luces de filamentos le aportan una cuota de modernidad que equilibra el lugar, ideal para compartir los mejores momentos con amigos.

En la cocina

Comedor de estilo  de ana roman

No hace falta disponer de un gran espacio en el sótano o en el salón para montar un bar. Con un poco de ingenio se puede montar en la cocina. Colocando diversos módulos en la pared, de a poco se los puede ir rellenando con las bebidas que sean de nuestra preferencia. Inclusive, también con bonitas copas o una práctica cafetera para deleitarnos con los mejores expresos o capuchinos.

Debajo de las escaleras

Los huecos de las escaleras pueden dar para toda clase de ideas: bibliotecas, armarios, trasteros, y por qué no, también un pequeño bar. Detrás de la escalera que conduce al sótano, se ha montado un bar de estructura muy simple, con una barra de madera maciza y unos taburetes con respaldo de estilo antiguo, pero que combina muy bien con la propuesta clásica que se presenta. En la parte delantera se colocan los sillones y el sofá, y luego, es dejar que los invitados aporten la alegría necesaria al ambiente.

Pequeño e impactante

Si no hay casi espacio en la casa para montar un bar, pero las ganas pueden más, esta es una solución excelente: un minibar portátil que se puede acomodar en cualquier sitio. Gracias a sus ruedas se moviliza en el rincón de la casa que más nos guste, y se complementa con dos pequeños taburetes que también son muy fáciles de trasladar.

La estructura del minibar permite guardar diversas botellas, copas, mezcladores y enseres, aunque el único punto en contra es que no puede conservar bebidas frías. Pues es cuestión de caminar un poco hacia el frigorífico, y problema resuelto.

Práctico y sencillo

Otra genial idea para cuando se dispone de poco espacio, o incluso si el presupuesto es ajustado. En un rincón de la casa se decora con unos palets –baratos y de fácil instalación-,  y luego, se monta, una práctica mesa alta con algunos taburetes. En los palets, según nuestras necesidades, se van colocando diversos estantes para dejar a mano las botellas y algunas copas. Y como broche una fantástica lámpara de pie que aporta la luz cálida que todo bar debe tener.

¿Qué te parecen estas prácticas ideas para tener el bar propio en tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!