Salones de estilo moderno de Ancona + Ancona Arquitectos

7 hábitos para mantener tu casa siempre limpia

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

No importa que no esté decorada a la última tendencia o que los muebles se hayan pasado de moda. Lo más agradable de encontrar en una casa es su limpieza. Es cierto que por ahí hay poco tiempo para realizar una limpieza profunda, y casi sin darnos cuenta, el polvo se va a acumulando, los objetos desordenados comienzan a multiplicarse, y el agobio llega enseguida.

Por ello, con estos consejos diarios, y que no consumen más que unos cinco o diez minutos al día, se logrará tener la casa con una presencia de limpieza que siempre se agradece.

No acumular objetos en el salón

Hay una multitud de objetos que nunca tienen un lugar definido, o si lo tuvieran, jamás se respeta. Es el mando a distancia de la TV o el equipo de audio, accesorios para el ordenador, un par de libros que estamos leyendo, el cable USB para descargar fotos del móvil, etcétera.

Para evitar que siempre estén dando vueltas por las mesas y sillones, lo sugerido es comprar una bonita caja o canasta, que se ofrecen con toda clase de diseños decorativos, y que pase a ser el nuevo ‘cajón de sastre’ donde se guardan todos estos objetos sueltos. Así, un salón como esta propuesta de Ancona + Ancona, siempre tendrá una presencia impecable.

No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy

Este viejo refrán cobra actualidad cuando se trata de ordenar el salón. Antes de acostarnos, no cuesta nada volver a colocar los almohadones en su lugar, dejar la mecedora o el sillón de lectura en su lugar, recoger los mandos a distancia, colocar los libros en la biblioteca, quitar las gafas, cartera y todos los objetos sueltos del medio. Y así, en pocos minutos y sin necesidad de tener que limpiar en profundidad, el ambiente vuelve a recuperar gran parte de su normalidad.

Una limpieza exprés del baño

Baños de estilo ecléctico de Ceramika Paradyż
Ceramika Paradyż

Kolekcja Manteia

Ceramika Paradyż

Limpiar el baño es un trabajo tedioso, que requiere fregar con intensidad y quitar la presencia del moho entre los cerámicos y la cal en los grifos. Pero cada día, también se puede realizar una limpieza rápida que ayude a mantener el ambiente. Se trata, cuando llega la ducha diaria, de pasar la ducha por los revestimientos y concentrarlo en las juntas. Luego, se limpia con papel de higiénico los estantes y alrededor de los grifos, y de esta manera, se ayuda al mantenimiento diario.

Hacer la cama y dejar la habitación ventilada

Dormitorios de estilo moderno de VRLWORKS

A ningún niño le hacía gracia hacer  la cama cada mañana. Pero es bueno que desde pequeño tengan esa costumbre, porque es un proceso rápido y que ayuda a mantener el orden. Al levantarse hay que dejar que la cama se ventile por varios minutos, que puede ser el tiempo que media con el desayuno o el baño matinal. Luego, hay que dejar –si el clima lo permite- las ventanas del dormitorio abiertas para que el ambiente se ventile lo mejor posible. En todo caso, si uno se ausenta del hogar, la ventana puede quedar entreabierta, pero cuidando de que no entre demasiada suciedad o polvo exterior.

No dejar los platos sucios

Por más increíble que parezca, hay personas que recién lavan su vajilla cuando ya no quedan más platos o cubiertos limpios. No es un gran trabajo, pero si se dejan los platos por varios días, la suciedad comienza a solidificarse y luego resulta más farragoso poder quitarla. Y eso sin hablar de los malos olores o la posibilidad de que en un plazo cercano comiencen a llegar las moscas o cucarachas.

Si se tiene lavavajillas, hay que darle un golpe de agua rápido antes de introducirlo en el electrodoméstico. Y si no se tiene, pues hay que adquirir la costumbre de fregar los platos inmediatamente después de comer. La salud lo agradecerá.

Un cesto para la ropa sucia

Una cesta que se puede comprar por muy poco dinero soluciona el clásico problema de dejar la ropa sucia por cualquier lado, y que encima se entremezcle con la ropa limpia. Este cesto se puede dejar en un rincón, o en todo caso, en el interior de un armario, y también se lo puede recubrir con una tapa por si se quiere evitar la propagación de malos olores. Cuando ya esté llena, pues es hora de realizar la colada.

Dividir los días de la limpieza

Si se dispone de poco tiempo para estas tareas, una sugerencia es dividirla en al menos dos días. Uno de estos días se limpia las áreas más privadas, como los dormitorios y el baño, y el otro, la cocina, el salón y los pasillos. Claro que siempre depende de la dimensión de la casa, pero si son varios los que viven, pues también se pueden subdividir las tareas entre la pareja y sus hijos, que de paso, también sirva para aprender a ser responsables con las tareas domésticas.

¿Dispones de poco tiempo? ¿Qué te han parecido estos consejos para conseguir la mejor limpieza de tu hogar?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!