Cómo conseguir que tus invitados estén cómodos en tu casa

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Los consejos que aquí os vamos a dar no tienen la intención de que impresiones a tus huéspedes. O si los llegas a impresionar que no sea por lo que atesoras en tu casa. El mensaje que lanzarás no debe ser “mira todo lo que tengo, qué bonito es y cuánto me ha costado”. No. La idea otra y consiste en decirle: “bienvenidos, mi casa es tu casa, ponte cómodo y disfrútala”. Desde luego la impresión que causas con eso es mucho más placentera, más admirable y mucho más duradera que si pretendes presumir de tu viviendas y todas tus cosas. Y para conseguirlo basta con ser amable y hospitalario.

Aquí te vamos a dar un guión básico de cómo comportarte para acoger a tus invitados, pero no son más que unas líneas maestras. Sé tú mismo, el primer paso a la amabilidad es ser natural.

​¿Quieres tomar algo?

¿Un aperitivo? ¿Algo para picar? No preguntes. Simplemente sírvelo, tenlo preparado con antelación si esperas la visita. Nada más entrar y los saludos de rigor, lo suyo es un: “Pasad, pasad” Y aquí viene el momento de soltar la popular expresión, “… hasta la cocina”. Allí, sobre la barra o sobre una mesa ten preparado un aperitivo, y el frigorífico al lado para sacarle a cada cual la bebida que le plazca.

Este primer paso de hospitalidad es el más importante. Tras eso, si las sensaciones son buenas, el resto de la visita será mucho más entretenida y sincera.

​Enseñar la casa

Escalera principal: Pasillos y vestíbulos de estilo  de sanzpont
sanzpont

Escalera principal

sanzpont

El tomar algo al principio es para romper el hielo y también para que se refresquen los recién llegados o se recuperen, en el caso de que vengan de viaje. Una vez más relajados y ya puestos al día, llega el momento de enseñarles la casa. Enseña todas las habitaciones, las de arriba, las de abajo, si tienes una bodega y hasta el trastero si hace falta.

Ni que decir tiene que es más que recomendable haber hecho una buena limpieza previamente para que todo luzca lo máximo posible. Una cosa es mostrarse natural y otra bien distinta y contraproducente es ser demasiado natural si tenemos tendencia al desorden y a espaciar las limpiezas en profundidad.

​Acabar en el jardín

La última parte del recorrido por vuestra casa siempre ha de acabar en el jardín, salvo si la climatología lo impide, obviamente. El jardín siempre acaba siendo el lugar más espectacular de una propiedad. Puede tener parterres con flores, puede tener una piscina, tumbonas de diseño, etc, etc,… sin embargo, el jardín en sí, el hecho de disfrutar en tu casa de una zona al aire libre que ordenas a tu antojo, que te sirve para salir a leer o para cenar en las noche de verano, acaba siendo el mayor lujo de tu casa. En realidad, cuando saques a tus invitados al jardín y les hagas sentarte en tus sofás de exterior, no lo dudes, la conversación no se diferenciará mucho de lo que acabas de leer.

Enseña tus posesiones más valiosas

Salones de estilo tropical de homify
homify

Dark Bohemian

homify

Hemos tomado algo, habéis enseñado la casa y ya habéis llegado a un clima de confianza tras charlar en el jardín, así que ya podéis empezar a presumir de vuestras posesiones más valiosas. Eso sí, procurad no avasallar, o al menos que no se note.

Cada uno considera valioso lo que quiere y lo que ama. Y sobre gustos no hay nada escrito. Es decir que si no sabéis mucho a vuestros huéspedes, todo el rato anterior os puede haber servido para conocerlos mejor y descubrir si tenéis puntos de común. O dicho de otro modo, si intuyes que tu fascinante colección de mariposas no les va a decir nada, ahórrate enseñársela y ahorráselo a ellos también. Pero en cambio, si has sacado el tema y crees que les gusta la fotografía tanto como a ti, no lo dudes y coméntales que cámaras tienes o enséñales tus mejores fotos.

​Ponemos un poco de música

VISTA GENERAL DE SALA TV , UBICADA EN LAS RÍAS BAIXAS.: Salas multimedia de estilo ecléctico de María Cervera
María Cervera

VISTA GENERAL DE SALA TV , UBICADA EN LAS RÍAS BAIXAS.

María Cervera

Otra idea muy práctica para prolongar la visita de vuestros huéspedes si se está a gusto es poner música, dejando elegir, o al menos ofreciendo variedad. Lo que nunca debéis hacer es poner la tele, algo capaz acabar con el mejor clima. 

La música además de ambientar puede ser un nuevo tema de conversación, sobre vuestros gustos musicales, vuestros artistas favoritos o los conciertos a los que habéis acudido, y de ahí o bien acabáis recordar hechos de juventud, o viajes o fiestas. En fin, la música es imprescindible en cualquier velada, aunque al final ni se escuche, y solo esté como fondo de una animada charla. 

Volvemos a tomar algo

Quizás se alargue la visita, e incluso puede que vuestros invitados se queden a cenar. Si es así, y no estaba previsto es que la velada está siendo interesante y amena para todos. ¡Vaya un éxito! Y claro después de cenar, lo suyo es alargar la sobremesa con un café y una copa pasando de la mesa de comedor al salón, o la bodega donde tenéis unos sofás increíblemente cómodos. Desde luego, si agasajáis a vuestros huéspedes con todas estas atenciones, es porque acabáis teniendo una buena amistad. Y más os vale que sea así, porque después de sentirse tan bien acogidos será muy difícil que no intenten repetir la visita.

¿Qué trucos usas tú para entretener y agasajar a tus huéspedes?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!