Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¡Cómo organizar tu jardín casi sin esfuerzo!

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Ser capaz de disfrutar del jardín con el mínimo esfuerzo posible, básicamente el que se limita al cuidado de las plantas y flores, es una aspiración legítima pero, sobre todo, más que factible siguiendo unos sencillos pasos que veremos en este libro de ideas. 

La tarea más importante, sin embargo, es muy simple: hay que planificar el futuro y con cuidado, principal, entre en lo que a la elección de las plantas y flores se refiere. Todo lo que tiene que ver con la irrigación o la elección de las herramientas apropiadas dependerá en gran medida de la evaluación del suelo y la climatología del lugar en el que se encuentre la vivienda en cuestión. Si tenemos en cuenta unas sencillas recomendaciones vinculadas a estos aspectos, podrás disfrutar de tu jardín y relajarte en completa libertad rodeado de plantas y flores, sin apenas esfuerzo.

1. La configuración correcta del jardín

Si nuestra intención es dar vida a un jardín agradable y fácil de cuidar, una de las claves será minimizar, en la medida de nuestras posibilidades, las extensiones con césped. Se trata de áreas que requieren una atención constante, entre otras cosas, para mantener el tamaño perfecto con una cortadora de césped. 

Una alternativa perfectamente válida que te ahorrará esfuerzos innecesarios es centrarse en composiciones de macizos de flores con un tamaño más o menos reducido, en el que las plantas se alternan con otros elementos. Plantas, piedras y pequeñas paredes, se combinan de modo que las áreas verdes están bien definidos y confinadas en el espacio elegido. 

Esta es una elección perfecta, sobre todo, para pequeños jardines que se encuentran en áreas bien definidas alrededor de la casa. De esta manera, mediante la elección de plantas arbustivas bajas, de fácil acceso y mantenimiento, podrás disfrutar de un jardín perfecto sin demasiadas atenciones.

2. Elige las plantas adecuadas

La elección de las plantas de las plantas apropiadas para el jardín no siempre resulta sencilla pero, una vez encontradas las variedades que mejor se adaptan a la tierra, lo más probable es que no encuentres dificultades para crear una configuración adecuada que te permita disponer de un jardín acogedor y fácil de cuidar. 

Antes de elegir las variedades en cuestión es importante que evaluemos las características climáticas de la zona donde se encuentra la casa, con especial atención a las temperaturas medias durante el transcurso del año, las máximas y las mínimas así como el grado de humedad del aire, con el fin de poder planificar el riego necesario más eficaz.

Si vives en las montañas, por ejemplo, con inviernos largos y veranos cortos y más bien fríos, lo mejor es optar por especies como coníferas y árboles de abedul o plantas y arbustos bajos. Para climas más cálidos, sin embargo, las plantas como el romero y laurel nos permitirán crear macizos de flores, arbustos frondosos y no necesitan cantidades excesivas de agua para crecer y mantenerse.

3. El compostaje

Para evitar tener que acometer grandes labores para mantener la tierra activa, generalmente tratamientos caros y difíciles de labrar, incluso en un pequeño jardín, se puede optar por alternativas como el compost. Este tipo de 'abono' natural puede ser comprado o construido de forma independiente. Para construir un sistema de compostaje puede ser suficiente el uso de materiales reciclados, tales como palés. Basta con colocar uno para utilizar como base y añadir a los lados los listones de madera, que se unen verticalmente a otras plataformas, hasta dar vida al cubo de compostaje. 

En la parte inferior de la caja, tendrás que preparar una capa consistente de material, tales como  pequeñas piezas de madera de drenaje y añadir capas alternas de materiales secos y húmedos. De esta manera, el compost que se coloca por encima, se puede girar con facilidad y sin un gran gasto de energía.

4. Elegir las herramientas adecuadas

Jardín de estilo  de Ecojardim
Ecojardim

Implantação das ixórias

Ecojardim

Para elegir con acierto las herramientas que te permitirán cuidar de forma eficaz y eficiente de tu jardín será muy importante tener en cuenta el nivel de experiencia que tienes en el tratamiento de plantas y flores, y por lo tanto, si dispones o no de cierta familiaridad con las herramientas en cuestión.

Sin embargo, existen herramientas que son absolutamente esenciales y que tendrás que comprar en cualquier caso, con el fin de mantener la mayor parte del entorno del jardín. Una de ellas será, por ejemplo, una buena regadera, de plástico o metal, que permitirá realizar las labores de riego independientemente de que conviva con otro tipo de sistemas.

Otros accesorios que puedes necesitar a la hora de cuidar de tu jardín son un embudo, para ayudarte en las tareas de siembra o una pequeña pala, como la que aparece en la imagen, que te resultará de gran ayuda para las operaciones de trasplante y labranza de la tierra alrededor de las plantas. Unas buenas tijeras serán también importantes entre tu colección de herramientas ya que te serán útiles tanto para la poda de árboles como para la de arbustos. Desmalezadoras y azadas se pueden comprar en varios tamaños y materiales, aunque su adquisición y necesidad dependerá de la extensión de tu jardín.

5. El mobiliario ideal

La elección de los muebles de exterior para tu jardín es muy importante ya que, su cuidado y mantenimiento son tareas que pueden suponer tiempo y esfuerzo extras. Por todo ello antes de decantarte por uno u otro mobiliario habrás de poner atención no solo al estilo que se adapte mejor al conjunto, sino también a los materiales. Lo ideal es elegir muebles hechos a partir de materiales que son resistentes a cualquier tipo de clima, resistentes y fiables, pero que requieren menos mantenimiento y, en consecuencia, que sean fáciles de limpiar.

Un buen ejemplo de a qué nos referimos es este conjunto, en aluminio pintado en blanco, resistente y fácil de limpiar con agua, propuesto por la firma italiana La Tartaruga di Anselmi Ing. Además, los cojines de los asientos son desmontables lo que los hace fáciles de lavar en cualquier época del año.

6. Los sistemas de riego

Jardín de estilo  de Elia Falaschi Photographer
Elia Falaschi Photographer

CASTELLO CECONI – ESTERNI

Elia Falaschi Photographer

La elección de los sistemas de riego depende de la extensión del jardín y su configuración. El objetivo de su instalación no es otro que reducir al mínimo las actividades de mantenimiento, tranformándolas en un cuidado simple de las plantas, algo que se puede lograr fácilmente mediante el uso de sistemas de control electrónico.

Una vez que coloques las derivaciones con las tuberías de agua en las inmediaciones de todas las plantas y flores, los sistemas de control equipados con mini-ordenadores te permitirán programar el tiempo y la dispensación de agua necesaria para un riego adecuado. Puedes encontrar más recomendaciones para un cuidado sencillo del jardín en nuestro libro de ideas: Cuidados básicos y económicos para tu jardín – 9 Consejos.

En cualquier caso, siguiendo estas sencillas consideraciones solo te quedará disfrutar del jardín con una relajación total.

¿Tienes más ideas para un jardín perfecto sin esfuerzo? ¡Cuéntanoslas!
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!