Un estudio modesto pero con mucho encanto

Imanol Fernández Imanol Fernández
Loading admin actions …

Sabemos que 40 m² no dan para mucho. Pero bien aprovechados, se les puede sacar mucho partido. Si no os lo creéis, mirad la reforma que el arquitecto Carlo Chillotti ha realizado en un estudio abandonado del centro histórico de Cagliari, en la isla de Cerdeña. A pesar del poco espacio disponible, se ha transformado el apartamento en un espacio con estilo y moderno. Uno de los detalles que más nos han gustado son sus paredes de piedra, que hacen de este hogar un sitio único y muy acogedor. Además, el juego de luces enfatiza su belleza. Pasemos a ver el resultado y ensañaros como aprovechando bien el espacio hay sitio para todo.

Un primer vistazo

El objetivo de la restauración era crear una estancia polivalente, es decir, que fuera atractiva tanto como alojamiento para turistas como para actividades comerciales. Por eso, era de vital importancia crear un ambiente acogedor, dando una sensación de hogar, pero que al mismo tiempo mantuviera el interior libre para construir un espacio multiusos. A pesar de sus reducidas dimensiones, el resultado es un interior cálido y muy agradable. Si hay algo que destaca a primera vista es sin duda la barra americana. Un buen toque de personalidad y carácter para un espacio tan ligado a la tradición.

Las dimensiones

No nos cabe duda de que tanto el tamaño como la disposición del estudio fuera realmente un reto para el diseñador. Con 12 metros de largo y 4 de ancho se hace prácticamente imposible habilitar un espacio que disponga al mismo tiempo de varias funciones y mantenga cierto orden en la distribución. Sin embargo, ¡se ha logrado el objetivo! Se ha creado una estancia abierta, donde las paredes son prácticamente los únicos elementos decorativos. Solamente el baño está separado por un tabique.

Para el suelo se escogió madera de roble, que además de su hermosura, da continuidad al color de las paredes de piedra. En cuento al techo, este ha sido rediseñado para permitir una mejor distribución de la luz.

El baño

El baño es la única estancia separa del resto de la casa. Revestido de pequeños azulejos cuadrados, de color marfil, también mantiene parte de la pared de piedra con el fin de darle continuidad con el resto del estudio. En la misma línea del resto de la vivienda, se optó una vez más por la sencillez de los elementos. Así, por ejemplo, se ha instalado una ducha con una mampara de vidrio pero sin barreras o un lavabo bastante corriente.

Bien aprovechado

Junto al baño se encuentra otro pequeño espacio separado del resto: la despensa. El tabique que veíamos anteriormente tras las dos camas individuales, acaba en una puerta corredera que da acceso a esta estancia que se encuentra conectada con el lavabo. En el hueco que hay en la pared se han colocado unos estantes a medida para albergar una despensa. Por lo que se trata no solamente de un elemento funcional, sino también de una buena manera de aprovechar un rincón en principio inservible.

Últimos detalles

Como comentábamos al principio, este estudio ha sido rehabilitado para tener una doble función. Por lo tanto, todos los muebles son fáciles de mover y se pueden adaptar a cualquier otro uso. Sin embargo, y pese a su sencillez, no falta de nada. El diseñador ha pensado en todo: hay un espejo para verse a cuerpo entero, sillas con un estilo muy moderno y un burro donde colgar la ropa. ¡Básico pero muy efectivo!

Como habéis podido comprobar, por muy pequeña que sea la casa siempre se le puede sacar provecho. Pero por si necesitarais alguna prueba más, aquí os dejamos con otro ejemplo que despejará las dudas que todavía pudierais tener.

¿Qué os parece el diseño de este espacio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!