| homify

Pide Presupuesto

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo eliminar el moho fácilmente

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
 de estilo {:asian=>"asiático", :classic=>"clásico", :colonial=>"colonial", :country=>"rural", :eclectic=>"ecléctico", :industrial=>"industrial", :mediterranean=>"Mediterráneo", :minimalist=>"minimalista", :modern=>"moderno", :rustic=>"rústico", :scandinavian=>"escandinavo", :tropical=>"tropical"} de press profile homify,
Loading admin actions …

Hogar, dulce hogar. Cruzar el umbral de la puerta de casa es sinónimo de tranquilidad, armonía y seguridad ¿o no? Hay muchas maneras de alcanzar esa estampa onírica que cualquier mortal anhela sin embargo, todos tus esfuerzos pueden verse amenazados por una de las amenazas más comunes al status quo de tu hogar: el moho. La higiene es una potente herramienta para evitarlo pero, incluso si tus estancias lucen siempre 'como los chorros del oro', lo cierto es que hay causas que escapan a tu control o, sencillamente, lo propician de manera tan sutil que cuesta preverlo.

¿Significa esto que hay que no hay vuelta atrás? Nada más lejos de la realidad y es que existe un amplio elenco de remedios que te ayudarán a responder la cuestión de cómo eliminar el moho fácilmente y hasta prevenirlo con sencillos gestos que, quizás, estás pasando por algo. ¡Aquí tienes algunos de ellos!

¿Qué es el moho y cuáles son sus causas más frecuentes?

Seguro que a simple vista, no te cuesta reconocer una pared llena de moho pero ¿sabes exactamente qué es? Pese a lo antiestético de su presencia, con esos tonos negros, grises y hasta verdes tan característicos, no se trata únicamente de una mancha, sino de una clase de organismos microscópicos cuya presencia tiene consecuencias más allá de la estética.

¿No has detectado esas manchas pero notas un olor extraño a humedad? Cuidado. Ese puede ser otro síntoma de que tu hogar está siendo colonizado por el moho. Y es que la humedad es una de las causas más frecuentes para su aparición aunque también proliferará a sus anchas si se dan simultáneamente otras circunstancias tales como una buena fuente de alimento (madera, yeso, algodón..), calor, oxígeno suficiente, esporas…

¿Dónde suele aparecer moho en casa?

Dado que la humedad es uno de los principales motivos de la aparición del moho, cualquier escenario en el que la haya es susceptible de verse afectado por el moho. Como puedes imaginar, el baño o la cocina, son estancias especialmente susceptibles a su aparición aunque no son las únicas. Un sótano o una bodega, una pared por la que pasen tuberías, las zonas próximas a aires acondicionados o alrededor de las ventanas…

De hecho, cualquier elemento de tu hogar que se vea afectado por condensación de humedad, goteras, filtraciones de las tuberías y hasta una inundación puede ser el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de moho en apenas 24 horas.

Consecuencias del moho en casa

Como decíamos líneas atrás, el moho no solo causa un efecto antiestético evidente en suelos, paredes, techos y hasta mobiliario. Su presencia constituye un riesgo para la salud de quienes habitan el hogar, sobre todo, para quienes sufren alergias. Los problemas respiratorios suelen ser los primeros en manifestarse debido a la presencia de esporas de moho por lo que conviene actuar con la mayor celeridad una vez detectado, con el fin de minimizar al máximo sus efectos nocivos para la salud.

Además, en función de dónde se encuentre localizado y cuál sea su densidad puede ocasionar daños en la estructura de la vivienda, por no hablar de las consecuencias que puede tener si se desarrolla en el mobiliario (sillas o mesas de madera, encimeras… ), los textiles (alfombras, moquetas… ) y hasta el papel pintado, que podrían quedar inservibles si no se actúa a tiempo.

Soluciones profesionales para acabar con el moho

Antes de pensar en cómo eliminar el moho fácilmente puedes tomar medidas para prevenir su aparición. Un buen estado de las tuberías, un aislamiento correcto o una imprimación previa en las paredes son herramientas de lo más recomendable. No obstante, si el moho ya ha aparecido en tu hogar hay ciertos productos que te ayudarán a combatirlo de manera sencilla.

El mercado pone a tu disposición un amplio catálogo de limpiadores antimoho cuya formulación no solo mata el hongo sino que es capaz de limpiar bastante las manchas ocasionadas por su presencia. Sin embargo, si quieres blanquear las superficies la lejía puede ser tu mejor aliada. El peróxido de hidrógeno (disponible en farmacias) o el amoniaco también pueden ayudarte aunque si la cuestión es grave, tal vez te convenga contactar con un servicio de limpieza profesional.

Remedios caseros para eliminar el moho

¿Tu conciencia medioambiental te invita a pensar en remedios caseros para eliminar el moho antes de recurrir a soluciones profesionales o productos químicos? La sabiduría popular está llena de consejos para eliminar el moho fácilmente empleando para ello productos de toda la vida. Uno de los más populares y versátiles en términos de limpieza en el hogar es el bicarbonato de sodio. Su acción contribuye a frenar el crecimiento del moho pero, además, al ser antifúngico, desodorante y actibacteriano también facilita la eliminación de las manchas y su olor.

El vinagre, otro de los grandes clásicos de la limpieza casera, tiene efectos similares y solo has de dejarlo actuar sobre las superficies afectadas y retirarlo después con agua y un cepillo para comprobar los resultados.

La sal marina, por su parte, suma a la desinfección de las superficies su capacidad para absorber la humedad por lo que, no solo puedes usarla para eliminar el moho, sino también para prevenirlo.

Consejos para prevenir la aparición de moho

Aunque, como ves, existen multitud de alternativas a la hora de limpiar el moho, también es posible tomar medidas antes de que este aparezca en el hogar. Mejorar la ventilación, por ejemplo, es una de ellas, sobre todo, en estancias como el baño donde suelen concentrarse grandes niveles de humedad. Contra esta última, en lugares en los que sea difícil evitarla, también resulta efectivo el uso de deshumidificadores.

La limpieza regular ayuda, igualmente, a prevenir la aparición de moho en casa lo mismo que evitar tender la ropa húmeda en espacios cerrados o cubrir las posibles manchas sin actuar previamente para eliminarlas.

¿Quieres saber más sobre este 'invitado' poco recomendable? Sigue leyendo: Di no al moho en el papel pintado: claves para combatirlo.

¿Qué otras fórmulas conoces para eliminar el moho fácilmente?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS, Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!