Puertas antiguas: bienvenidos al pasado

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Las puertas antiguas en buen estado no son fáciles de encontrar: pero si la madera está un estado aceptable, otorga un aire señorial o elegante a la casa. Herrajes metálicos, grandes llaves, pasadores y argollas de llamado son algunos accesorios que, bien conservados, dan gusto de exhibir.

Puede darse el caso de que se haga una pequeña trampa, y a una madera nueva se la someta a un proceso de envejecimiento, y parezca una auténtica puerta antigua. O también es posible que las puertas tengan una segunda oportunidad en su vida, y sigan sus días como biombos o aparadores.

Para dar la bienvenida

Quien haya viajado a Toscana recordará las puertas y ventanas, siempre pintadas de colores vivos, intensos, que contrastan con los tonos apagados de las paredes de piedra de las casas.

Quizás no hayan sido pintadas de un color fuerte, pero este verde oliva de esta contraventana hace que la casa mantenga su encanto y magia campestre. Se abre a los costados, y ahí queda fija durante el día, para que la gente entre y salga por la segunda puerta, de estilo más moderno.

Portal señorial

Señorial, contundente. Esta puerta antigua de doble hoja y de madera, sigue manteniendo su semblanza de portal. Las dos argollas metálicas ya están oxidadas por el paso del tiempo, pero por alguna razón los propietarios de la finca decidieron dejarla como está.

Cabe apuntar el detalle de la parte superior de la puerta: el arco que despliega permanece cerrado, pero siglos atrás era posible abrirlo en caso de que el propietario de la casa decida entrar con su caballo a la casa. Un bonito toque rústico que se conserva con el paso del tiempo.

Aires campestres

Casa de campo en Galicia: Cocinas de estilo rural de Oito Interiores
Oito Interiores

Casa de campo en Galicia

Oito Interiores

Una casa rural de Galicia fue rehabilitada a fondo, pero sin perder su aire campestre. Para entrar a la cocina, que sigue conservando la mesa original y una bonita cocina a gas, se han instalado dos contraventanas de madera tratada.

Con la gran amplitud del acceso a la cocina, se unifican los ambientes, y las grandes planchas de las puertas no molestan al paso. Una buena idea fue pintar las puertas en un color azul, para darle un tono de vivacidad más intenso a la estancia.

Recuerdos del presente

Pareciera que se trata la puerta de algún palacio real, y que los años han hecho mella en su estructura. Sin embargo, no es exactamente una puerta antigua, sino que se trata de un trabajo realizado por el taller italiano Porte del Passato. Como se deduce de su nombre, son especialistas en crear puertas que reproduzcan modelos antiguos.

Para ello, se elige una madera nueva que se somete a un proceso de envejecimiento, aunque también suelen recurrir a puertas o ventanas viejas, de casas que fueron derribadas.

Los artesanos herreros también aportan su conocimiento, e instalan pomos y bisagras idénticas a las antiguas.

Esplendor real

Vemos un antiguo palacio italiano que fue rehabilitado, pero que buscó conservar su estilo y estructura. Una vez más, los artesanos de Porte del Passato han instalado puertas de doble hoja que divide las estancias.

En este caso, no se trata de reproducciones, sino que realmente son puertas antiguas, exquisitamente decoradas en las jambas, los dinteles y los paneles. Un estilo barroco para un palacio que quiere volver a vivir épocas de oro.

Sencilla, agradable y cálida

Vivienda zona plaza de Olavide, Madrid: Salones de estilo escandinavo de nimú equipo de diseño
nimú equipo de diseño

Vivienda zona plaza de Olavide, Madrid

nimú equipo de diseño

A más de uno esta puerta le hará recordar a la puerta de la casa de alguna abuela, o del hogar de su infancia. Es un modelo de puerta que fue muy popular en los años 50, consistente en una puerta y una hoja adicional, de un tercio del tamaño de la mayor.

La hoja más pequeña cuenta con dos trabas, en la parte superior e inferior, que nos permite dejarla fija o abrirla y ampliar el acceso al ambiente.

Montada con vidrio traslúcido, sirve para que cuando está cerrada pueda dar más intimidad al salón, pero que permita el paso de luz. En estas ocasiones, si la puerta y los vidrios están en buen estado, es mejor limpiarlo y volver a pintarlos para conservar el aire de coquetería de un piso con estas características.

Jugar con los estilos

En Suiza, una antigua casa se ha rehabilitado en casi todos sus ambientes. La idea del estudio era jugar con el ecleticismo, tener rincones rústicos que compartan codo a codo con un mobiliario moderno.

Bajo este concepto, han instalado esta contundente puerta de madera, que tiene cierto aire a las puertas de los antiguos vagones de ferrocarril. Es más, para cerrarla o abrirla se desliza por dos carriles colocados en los extremos superior e inferior. Así, se evita la pérdida de espacio, y cuando está abierta queda integrada a la pared.

Una puerta corredera y práctica

En esta casa, que tiene un pasillo de dimensiones pequeñas para comunicar el salón con la escalera, se recurrió a una puerta corredera para permitir el paso sin interrumpir la circulación. Para ello, se ha instalado un carril en la parte superior, tal como los tenían las puertas de los furgones para ganado del ferrocarril.

Es una alternativa inteligente, elegante, y que no desentona con el resto de la decoración.

Detalles de tiempos pasados

Una puerta antigua tiene que mantener sus partes y herrajes como tal. Esta puerta de madera pertenece a una granja de Alta Valltellina, al noroeste de Italia.

Zona de montañas y pastores, ahora también la comarca vive gracias al esquí en invierno y las mountain bike en verano.

Y todavía se pueden encontrar casas rurales con estas entradas, una gran traba con cuatro herrajes, y una antigua cerradura oxidada por el paso del tiempo.

Tener estos accesorios le dan un bonito toque rústico, el único problema en ocasiones es el gran tamaño y peso de la llave, poco práctico de cargar en un bolso pequeño o el bolsillo.

Una segunda oportunidad

Y para terminar, cerramos con estas puertas que dejaron sus días para comunicar las habitaciones con otros ambientes. Gracias al trabajo de reciclado del taller Momentos a Medida, las puertas se han reconvertido en un biombo, ideal para cambiarse rápidamente y evitar miradas indiscretas, o simplemente, como accesorio de decoración.

Reciclar puertas en mesas o bibliotecas son otras de las alternativas que se pueden realizar con un poco de ingenio y bastante habilidad para las tareas manuales.

¿Colocarías una puerta antigua en tu casa? ¿Qué modelo te interesa más?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!