10 ejemplos de arquitectura moderna

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Definir el concepto y las formas de la arquitectura moderna no es tarea fácil. De hecho, la aparición de este movimiento a principios del siglo XX se extendió como una gran ola afectando a cada país de los diferentes continentes de manera distinta. Además, para entender los matices que marcan el mundo del diseño contemporáneo es importante entender las muchas influencias que marcaron este movimiento y las diferentes variantes nacionales e internacionales. A pesar de esto, vamos a arriesgarnos a escribir un artículo dedicado al movimiento moderno mediante el uso de diez imágenes de expertos de homify con las que explicaremos las diferentes características. 

La corriente moderna es clave en la historia de la arquitectura, pero es difícil discernir su punto de partida. Comúnmente, se acepta que el modernismo se inició entre la transición entre los siglos XIX y XX, con el surgimiento del movimiento Arts and Crafts en Inglaterra. Este busca la redefinición de la artesanía, afectada entonces por el auge de la segunda revolución industrial. Movimientos similares aparecieron en la misma época en el resto del continente europeo, a través de expresiones nacionales como el Art Nouveau en Francia, la Sécession en Viena, el Jugendstil en Alemania… Todos con una característica en común: reestablecer el concepto de arquitectura y el diseño, en cuanto a concepto, forma y técnica. Si estas corrientes fueron las precursoras de la modernidad, podemos suponer entonces que el verdadero movimiento moderno terminó de tomar forma tras el impacto social y cultural de la Primera Guerra Mundial.

Fue entonces cuando aparecieron las primeras señales firmes del movimiento moderno. En Francia, bajo las reflexiones teóricas y prácticas de Le Corbusier y en Alemania la Bauhaus, liderada entre otros por Walter Gropius y Mies Van der Rohe, reinventaron el concepto de diseño. En los Estados Unidos, con una tecnología más avanzada, nacieron otros como la Escuela de Chicago, liderada por Louis Sullivan. Los principios estéticos de la arquitectura moderna, tal y como los conocemos hoy en día, trataron de integrar nuevos materiales de construcción como el acero, el vidrio estructural y el hormigón armado, utilizando un estilo arquitectónico propio de la era industrial. Esta lógica racional se cristalizó por el famoso lema de Sullivan: ’La forma sigue a la función, es decir, el diseño tanto de un objeto como de un espacio debe perseguir un propósito específico y no intenciones frívolas basadas solo en la belleza. Bajo la misma lógica revolucionaria, el arquitecto Mies sorprendió con su frase menos es más’ como justificación a la eliminación a las particiones interiores innecesarias. Esta teoría se apoyaba en los escritos del austríaco Adolg Loos, que en respuesta a las propuestas extravagantes y sobrecargadas de artistas como Gustav Klimt, escribió su famoso libro Ornamento y Delito rindiendo homenaje a las líneas simples en los espacios y estructuras. 

Las características de la arquitectura moderna que podemos extraer de los proyectos de esta época son la estricta ortogonalidad, donde volúmenes puros de líneas rectas, crean mediante un ingenioso juego de adhición, resta y desplazamiento, los espacios interiores y exteriores. Podemos poner como ejemplo el Pabellón de Barcelona de Mies, obra emblemática donde mediante un lenguaje simple de líneas y volúmenes se consiguen espacios interiores capaces de conmover. Del mismo modo, el estadounidense Frank Lloyd Wright diseñó mediante largos planos horizontales la Casa de la Cascada. Sin embargo, otros arquitectos del movimiento moderno mostraron su preferencia por la línea curva y las formas orgánicas, gracias a la incorporación de los avances tecnológicos como el hormigón armado. En esta línea podemos encontrar a Le Corbusier u Oscar Niemeyer. 

La arquitectura moderna actualmente no tienen una directriz clara en cuanto a diseño se refiere. Sin embargo, podemos resumir algunas características aceptadas mundialmente, como la búsqueda constante de la relación entre interior y exterior, la pérdida de la excesiva compartimentación de los interiores o la sencillez y sinceridad estructural, entre otras. Un gran ejemplo de esto es la Nueva Galería Nacional de Mies Van der Rohe en la ciudad de Berlín. A través de cuatro fachadas de vidrio y una impresionante cubierta que parece levitar sobre ellas, Mies dio forma a muchas de los aspectos sobre los que teorizaba la arquitectura moderna. Por otra parte, un efecto motivado por el modernismo fue el brutalismo, caracterizado por formas geométricas puras y acabados similares tanto en interiores como en exteriores, a menudo construidos de hormigón visto. 

A continuación, os presentamos diez proyectos que expresan las intenciones de este movimiento. 

1. Minimalista

​A pesar de tratarse de una construcción reciente, este proyecto del arquitecto polaco Robert Koniczny puede incluirse dentro de la categoría de arquitectura moderna. El minimalismo de las formas de esta vivienda unifamiliar y su composición por volúmenes rotundos refleja una actitud serena y tranquila. Estratégicamente, la planta baja se protege por un cerramiento de vidrio reflectante, restando pesadez al másico muro blanco, buscando una relación directa con el entorno y creando una misteriosa sensación de ingravidez. 

2. Introvertida

​La arquitectura moderna tiene, a veces, un carácter introvertido, volcado en sí mismo. Como en esta vivienda de los arquitectos alemanes Herzog, Klassel + Partners, que protege la privacidad de sus ocupantes. El empleo de hormigón visto refuerza este efecto de fortaleza inaccesible. Pero, a pesar de la fría trama, la abundante vegetación aporta calidez y jovialidad al espacio exterior. 

3. Extrovertida

​En contraste con la imagen anterior, os mostramos ahora un ejemplo de arquitectura moderna extrovertida. Como hemos explicado anteriormente, gracias a la incorporación de materiales como el acero se hizo posible abandonar las estructuras de muros de carga ligadas a las fachadas. Con la incorporación del vidrio además como material constructivo, los cerramientos pudieron tomar forma de grandes paños de vidrio, donde la relación entre el interior y el exterior estaba asegurada. Además, no solo visualmente. Los paneles correderos de esta vivienda del arquitecto sudafricano Nico Van der Meulen permiten que los espacios se apropien del espacio exterior, que los límites desaparezcan y que el edificio no tenga fronteras más allá del horizonte. 

4. Precisa

​Otro ejemplo del arquitecto Robert Koniczny, pero ahora mostrándonos otro aspecto importante del movimiento moderno: su aspecto sofisticado y preciso. De hecho, no es coincidencia que este estilo todavía se emplee hoy para construir viviendas de lujo. Y es que su aspecto minimalista, realzado por materiales ricos y brillantes como la madera, el metal o el vidrio, tiene un aspecto elegante y distinguido. 

5. Natural

​Otra de las características que podemos encontrar en la arquitectura de este movimiento es su arraigo con la naturaleza y los materiales orgánicos. Si echamos la vista atrás y nos fijamos en la fantástica obra del arquitecto escandinavo Alvar Aalto, podremos contemplar como modernismo y naturaleza caminan de la mano. El ejemplo de la imagen, de nuevo obra del arquitecto Robert Koniczny, ofrece un panorama de lo más seductor, tanto por el revestimiento de madera natural como por las formas curvas de la casa. 

6. Orgánico

​Y no sólo se emplean materiales naturales con formas orgánicas. Esta maravillosa villa del estudio aleman Jürgen Mayer nos muestra como, a pesar del enlucido blanco de los muros, las formas y líneas orgánicas favorecen que este proyecto se adapte a su entorno. De hecho, la arquitectura moderna emplea formas inspiradas en el mundo vegetal o mineral, para intensificar las sus líneas equilibradas y armoniosas. 

7. Expresivo

​En la arquitectura moderna, a veces es difícil distinguir los edificios de esculturas gigantes u obras de arte. Por lo tanto, las diferentes composiciones de volúmenes, ritmos y movimientos que tienen las construcciones inspiradas en el modernismo no están tan alejadas del mundo de la escultura, gracias a las intenciones de conmocionar y emocionar de los arquitectos. Este proyecto de Alex Hanazaki representa esta expresión. 

8. Organizada

Salones de estilo minimalista de C95 ARCHITEKTEN
C95 ARCHITEKTEN

Privathaus bei Berlin

C95 ARCHITEKTEN

​Un interior de estilo moderno mejora nuestra calidad de vida gracias a sus espacios que ayudan a la organización. De hecho, los alojamientos de influencia moderna incluyen espacios para el almacenamiento integrados, que como en este caso, nos permiten clasificar nuestros objetos. el objetivo es conseguir espacios limpios y ordenados asociados a los valores higienistas modernistas. Y después de todo, ¿qué mejor que utilizar estos elementos de partición interior? Esta casa en un bosque berlinés diseñada por los arquitectos C95 nos muestran cómo. 

9. Luminosa

Pasillos y vestíbulos de estilo  de P+0 Arquitectura
P+0 Arquitectura

Narigua House

P+0 Arquitectura

Le Corbusier dijo una​ vez: ’La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz’.  Y ciertamente no se equivocaba. Las formas y los materiales nobles cobran más vida bajo una correcta y estudiada iluminación. Además, la arquitectura moderna provee a los interiores de abundante luz natural gracias a los grandes cerramientos de vidrio o los lucernarios estratégicamente colocados. Esta maravillosa casa de P + S Architectura realza sus superficies de hormigón, madera y acero corten con los rayos del sol. 

10. Confortable

​Para concluir esta lista de aspectos de la arquitectura moderna, hay que recordar que el movimiento moderno buscaba mejorar la calidad de vida de las personas. Realmente se propició una profunda reflexión sobre lo práctico de nuestros espacios y la relación entre las sensaciones y la arquitectura. Ya sea a través de los experimentos sobre el color de la escuela Bauhaus o sobre las proporciones de Le Corbusier con el  Modulor, se intentó establecer unos criterios que acercaran los edificios a sus habitantes, es decir, a la escala humana. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!