Felices sueños: camas infantiles para todas las edades

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Si hay un elemento fundamental en las habitaciones infantiles ese es la cama. Un buen descanso es fundamental, no solo para los hijos, también para los padres, que agradecerán que sus hijos duerman y les dejen dormir. Pero además en la cama los niños también sueñan despiertos, ya que este rincón de la habitación se convierte en muchas ocasiones en su lugar de lectura o en el espacio en el que imaginar nuevos juegos con sus hermanos o amigos. 

Pero como los niños, las camas también evolucionan con la edad, según cambian las necesidades de nuestros hijos: moisés, cunas, literas, camas…  Todo un catálogo de ensueño por el que hoy hacemos un pequeño repaso.

Los primeros sueños

MOISÉS NIDØ. Modelo Geometric Mint: Habitaciones infantiles de estilo  de Cucosbaby
Cucosbaby

MOISÉS NIDØ. Modelo Geometric Mint

Cucosbaby

Cuando toca preparar el cuarto para el futuro bebé comienzan los problemas: ¿cuna, minicuna o moisés?​ Las más prácticas preferirán prescindir de la minicuna, que solo sirve para los primeros meses, y pasar directamente a la cuna grande. Sin embargo, la minicuna también tiene sus ventajas: es más fácil de transportar y algunos modelos, como este que vemos en la fotografía, se apoya en un soporte con mecedora que será fundamental para mecer al bebé y calmar sus llantos a horas intempestivas de la noche. 

La seguridad

Cuna Bear Sweet: Habitaciones infantiles de estilo  de MEDINA AZAHARA
MEDINA AZAHARA

Cuna Bear Sweet

MEDINA AZAHARA

Las primeras camas de los niños no se eligen solo por una cuestión estética o de comodidad. La seguridad también es muy importante, de ahí que cuando los bebés crecen sea fundamental pasarlos a una cuna protegida, para evitar caídas violentas. Los barrotes no deben estar lo suficientemente separados como para que el niño pueda meter la cabeza entre ellos, pero tampoco deben estar tan juntos que nos impidan ver al bebé. 

Solventados los elementos de seguridad, debemos preocuparnos también de los aspectos prácticos. La cuna de la fotografía, de madera chapada de haya pintada de blanco, tiene ruedas, lo que nos permite desplazarla por la habitación siempre que sea necesario.

Cambios

​Otra gran idea a medio camino entre las tradicionales cunas y las camas de niños es este modelo que vemos en la fotografía. Se trata de una cama con barrotes que podemos quitar una vez que nuestro hijo crezca. La edad aproximada en la que los niños dejan de dormir en cuna es de unos 24 meses, aunque todo depende del crecimiento y la evolución del niño.

Dejando volar la imaginación

Habitaciones infantiles de estilo  de Cuckooland
Cuckooland

KIDS BEDROOM CARAVAN BED in White

Cuckooland

​¿Qué niño no querría vivir en esta habitación? Una cama inspirada en una caravana que le permitirá escapar y viajar a otras tierras lejanas. El privilegiado niño o niña que pueda disfrutar de esta fantástica habitación podrá cerrar la puerta de su camioneta e iniciar un montón de aventuras emocionantes que le llevarán muy lejos sin moverse del dormitorio. La cama se convierte de esta forma en un espacio propio, donde no solo puede dormir, también acumular libros en el estante empotrado en la pared.

Para dos

Habitaciones infantiles de estilo  de Cuckooland
Cuckooland

KIDS TREEHOUSE BEDROOM BUNKBED in White

Cuckooland

​Cuando el dormitorio infantil es compartido este debe concebirse de una manera diferente, ya que habrá que duplicar o dividir todo: el armario, el escritorio, las camas… Una solución que eligen muchos padres es comprar una litera, ya que el ahorro de espacio es obvio. Hay muchos modelos en el mercado, pero el que nosotros queremos presentar aquí rompe moldes, ya que es mucho más que una cama encima de otra. Se trata de una auténtica cabaña de madera, en la que los niños se sentirán verdaderos aventureros durmiendo en una especie de casa en el árbol.

Creciendo

Habitaciones infantiles de estilo  de Opsetims

​Cuando nuestros hijos comienzan a hacerse mayores empiezan a renegar de su infantilismo y comienzan a considerar ridículos los juegos que antes les hacían reír tanto. Ese es el momento de plantearse un cambio en el mobiliario del dormitorio de nuestros hijos. Las fantásticas camas llenas de coloridos motivos o de formas imposibles darán paso a muebles más serios que nos sirvan ahora y en el futuro, como esta preciosa cama de madera de nogal que podrá acompañar a nuestro hijo hasta la juventud. Los pequeños detalles, como los adornos, las cortinas o los textiles de la cama podremos ir variándolos con más facilidad, pero si hacemos una buena inversión en unos muebles juveniles, estos podrán servirnos hasta que nuestro polluelo vuele lejos del nido.

Nuestro hijo se ha hecho grande y en su habitación de adolescente no puede faltar una zona de estudio. Revisa algunos modelos en este libro de ideas.

¿Cuál de estas camas elegirías para la habitación de tu hijo o hija?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!