Haz de tu propio jardín el escenario perfecto para tu boda

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Cada vez son más las parejas que deciden organizar una boda diferente, más personal e íntima, en lugares especiales y con detalles que reflejen sus gustos o que hayan sido claves a la hora de afianzar su relación. Si se tiene una vivienda que cuente con un jardín de un tamaño suficiente, este puede ser un sitio inmejorable para organizar una boda única, rodeados de un grupo selecto de personas especiales en la vida de la pareja. Casarse en el jardín de casa permite personalizar al máximo el marco elegido para la ocasión, eligiendo un decorado acorde al estilo de la pareja, que estará también plasmado en la propia vivienda. Podrás optar así por una boda de estilo vintage, rústica o minimalista, según la personalidad y el estilo que mejor refleja el espíritu de la pareja. Te mostramos, a continuación, algunas cuestiones que debes tener en cuenta para organizar una boda perfecta e inolvidable en tu propio jardín.

1. Ventajas

Organizar una boda en el jardín de nuestra casa o de una vivienda familiar es una forma de no sentirnos como invitados a nuestra propia boda sino de ejercer de verdaderos anfitriones y controlar hasta el último detalle del evento. Podremos adecuar el espacio del jardín para esta ocasión tan especial eligiendo con mimo la decoración y el tema de la boda, en relación a los  hobbies o profesión que tengamos, con el objetivo de sorprender a los invitados con una ambientación diferente y, sobretodo, única y muy nuestra.

2. Bodas personales

Boda Ana y Alberto: Estudios y despachos de estilo moderno de Invita con rombo
Invita con rombo

Boda Ana y Alberto

Invita con rombo

Primero llegó la personalización de los regalos, de esos recuerdos que se dan a los invitados. Después se empezó a personalizar las invitaciones, huyendo de las típicas tarjetas e introduciendo un toque mucho más personal en ellas como el que nos proponen nuestros diseñadores especializados en invitaciones de boda. También ha llegado la personalización a las fotos y a los vídeos de boda, con una factura cada vez más cuidada y unas imágenes que ponen toda la atención en los detalles que hacen cada boda única. Actualmente, el lugar elegido y la decoración del mismo también se hace cada vez más personal, huyendo de los clásicos salones de boda y apostando por sitios más íntimos y especiales. Para las parejas que buscan estos lugares únicos, ¿puede haber un espacio más personal que el de la propia casa?

3. Decoración

Bodas: Jardines de estilo ecléctico de EnKaja
EnKaja

Bodas

EnKaja

El gusto por bodas alejadas de los tópicos ha propiciado que cada vez sean más las empresas y profesionales que trabajan en el diseño de este tipo de ceremonias. Estos profesionales son muy conscientes de la importancia que para los contrayentes tiene la creación de ambientes divertidos, en los que la decoración es una pieza clave. El diseño del espacio, la disposición elegida y los detalles de decoración, escogidos cuidadosamente para la ocasión y en los que las flores tienen un papel fundamental,  permiten convertir el jardín en el espacio con el que siempre habéis soñado para la boda, el marco ideal para una ceremonia que refleje la personalidad y el estilo de la pareja.

4. Disposición del jardín

A la hora de preparar el jardín para la boda, debemos realizar un diseño específico para adecuar el espacio y que todo esté listo para el gran día. Hemos de tenerlo todo controlado para que en el día elegido todo salga a pedir de boca y los invitados puedan participar de la boda, sintiéndose cómodos y correctamente atendidos. Habrá que tener bien organizado el lugar para realizar la ceremonia, con espacio suficiente para sentarse y tener buena visibilidad.

5. Organización y Seating plan

La zona en la que se servirá la comida y la bebida es, tal vez, la parte más importante puesto que es la que más espacio y más control necesita, pues tiene que estar lista para que el servicio sea correcto. En la zona de restauración debemos tener controlada tanto la parte donde vamos a tener la comida y bebida que se va a servir, debidamente almacenada y/o refrigerada, y el espacio suficiente para que los encargados de prepararla y servirla puedan trabajar con comodidad y eficiencia. Tener correctamente previsto el seating plan  y pensar bien los recorridos necesarios tanto para servir la comida como para retirarla después, sin dejar nada a la improvisación, serán cuestiones fundamentales para que en ese día todo vaya rodado. 

6. Clima impredecible

Una de las cuestiones más temidas por los contrayentes de cara a la organización de su boda es el clima que tendrán el día elegido. Esta cuestión es especialmente importante cuando hemos elegido organizar una boda al aire libre. Dado que el clima es impredecible y que es de las pocas cosas que no podemos controlar en el día de la boda, debemos tener previsto un plan que nos evite disgustos si la climatología no es la que nos gustaría. Tener una zona techada por si llueve o contar con toldos para que el sol no incida directamente sobre los asistentes al evento pueden ser buenos recursos para garantizar el confort de los invitados, independientemente de la climatología que presente el día.

7. Rincones especiales

Podemos contar con otras zonas dentro del jardín, pensadas para hacer la boda única: un rincón de firmas, un espacio de photocall para tener recuerdos de todos los invitados o, incluso, preparar la zona de piscina para que sea el lugar que ponga fin la fiesta. Cualquier cosa que se nos ocurra vale para dotar de personalidad al evento.

8. Instalaciones de baño

A lo que no debemos renunciar es a contar con unas instalaciones de baño adecuadas al número de invitados que asistan a la ceremonia, pues no prever estos detalles podría arruinar la fiesta. Debemos preparar para la ocasión el cuarto de baño de la casa, o instalar baños portátiles bien equipados para garantizar la comodidad de los invitados.

9. Todo bajo control

Otras cuestiones en las que también debemos pensar a la hora de diseñar el espacio para la celebración es qué espacio dejamos para la música, cuestión que también resulta fundamental para personalizar el evento, ya sea eligiendo un lugar para una banda que toque en vivo o preparando el equipo de música adecuado para ambientar el jardín. En relación a la música, también hemos de pensar en reservar un espacio para el baile con las instalaciones y la iluminación adecuadas pues, al fin y al cabo, la boda es una fiesta y debemos garantizar el disfrute de los invitados para que tampoco ellos olviden ese gran día.

Para tener controlado hasta el último detalle, podemos también recurrir al asesoramiento profesional. Contar con expertos en la organización de bodas ayudará a que ninguna de estas cuestiones organizativas se nos escape, garantizándolos que todo salga perfecto el día elegido.

¿Cómo ambientarías el jardín para tu propia boda?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!